[Especial] 15 años de Nintendo 64 [Primera Parte]

Este 1 de Marzo se cumplieron 15 años desde que salió a la venta una de las consolas a las que mas cariño le guardo, como es la Nintendo64 (conocida anteriormente como Project Reality o Ultra 64). Por tanto, en una fecha tan señalada, he decidido hacer un repaso extenso a lo que dio de si esta plataforma.

Para comenzar decir que fue el sistema lanzado por Nintendo para hacer la competencia a Sony con su PSX y a Sega con su Sega Saturn, aunque su mayor rival fue siempre la consola de Sony, ya que la vida de Sega Saturn fue bastante corta, como después les ocurriría con otra gran máquina como fue Dreamcast.

La consola constaba de una pieza que en su parte central tenía una especie de ola, y en el centro de esta una tapita para introducir el futuro expansion pack, del que ya hablaré. A los lados, el botón de encendido y el de reset. Y mas arriba de dicha tapa, la ranura por la que se introducían los tan polémicos cartuchos (última consola que los utilizó).

En su parte frontal contaba con 4 salidas para introducir mandos, lo cual fue un buen movimiento de Nintendo, ya que promovía el juego en familia o con amigos en las ya casi extintas “quedadas” en casa de algún colega, concepto que fue respaldado por Gamecube y refrendado por la actual Wii.

Los mandos incluían algunas novedades destacables, como por ejemplo el joystick analógico que te daba un control total sobre los juegos, o 4 botones de color amarillo, con los cuales se controlaría el sistema de perspectivas de cámara, algo que se vió desde la salida de Super Mario 64 (vaya manía mas tonta que les dio con poner 64 atodos los juegos).

El potencial de 64 bits de la máquina duplicaba lo visto en PSX, lo cual llamaba la atención, pero el hecho de utilizar cartuchos en lugar de cds fue algo que les afectó y mucho, pues el coste de los juegos sería muy elevado en comparación con las otras plataformas (recuerdo ver juegos como Duken Nukem 64 a 14.000 pesetas,casi na´), por lo que este pudo ser un motivo por el que Nintendo acabase con importantes pérdidas al final de la vida útil de esta, no obstante, gran consola.

Y fue grande porque se realizaron obras maestras por parte de compañías que vivieron su mejor época, como Acclaim o Rare, aparte de los juegos lanzados por Nintendo. Es la consola en la que me aficioné a los plataformas, los cuales abundaban (igual que ahora..en fin) y abundaban para bien, pues su nivel era altísimo. Por poner ejemplos: Donkey Kong 64, Super Mario 64, Banjo Kazooie o Rayman 2. Pero vayamos paso a paso.

1997: Lanzamiento y primeros juegos

La salida en Europa llegaba con cierto retraso con respecto a Japón y a EEUU, por lo que muchos juegos de los que se lanzaron ya habían salido al mercado en 1996, pero como en esta entrada me centro en el lanzamiento europeo, pues vamos a regirnos por las fechas de lanzamiento en Europa si os parece.

Y los inicios como siempre, son difíciles. Se fueron alternando algunos de los mejores juegos de la consola (yo mantengo que como los primeros juegos, no los hay, salvo excepciones) con algunos verdaderos pestiños, que aparte de ser los juegos mas caros (encima) eran un timo en toda regla. Juegos como Aeroguage (juego de carreras futuristas), Mortal Kombat Trilogy, Chamaleon Twist (plataformas raro en el que manejabas a un camaleón con pinta de alien ¿!?), Aerofighters Assault (simulador aéreo) o el primerizo Cruis ´n Usa ofrecían una calidad indigna teniendo en cuenta lo que podía ofrecer la máquina. Y digo esto porque ahora voy a citar algunos de los mejores juegos de este año, algunos imprescindibles:

–  Super Mario 64: el pelotazo, la carta de presentación de N64, un plataformas increíblemente adictivo, gráficamente intachable, con una jugabilidad esquisita y una duración incalculable. El joystick y los botones de cámara unidos a su vistosidad y accesibilidad hacían que este juego fuese algo nunca visto hasta la fecha, lo cual le hizo ganarse el premio a mejor juego para consola de 1996. Lo peor, que no hubiese una continuación.

Una de las fases de Bowser a vista de pájaro.

– Goldeneye 007: pues decir que fue un juegazo, un Shooter de toda la vida con una ambientación y una variedad de misiones y localizaciones impresionante, que hace poco ha sido remasterizado para Wii creo recordar, y no es para menos. Superó todo lo visto en aquel momento, dejando a la peña que había babeado con el primer Turok con cara de no creérselo

– Wave Race 64: juego de motos de agua que destacaba por el realismo del agua, y que sinceramente no entiendo por qué se han dejado de publicar secuelas, porque para ser una apuesta tan arriesgada (es un género raro de ver) el resultado fue brutal. De lo mejor del catálogo.

– Mario Kart / Diddy Kong Racing: juegos de “carreras” que ofrecían mucha diversión, sobre todo jugando con amigos. Mario Kart era el clásico, un juego único al que solo se le puede poner como pega que “solo” tenía 16 circuítos. Diddy Kong Racing fue una sorpresa de mano de Rare, que empezaba a dar muestras con este juego y con Goldeneye de lo que iban a  ser capaces de hacer.

– Lylat Wars: mi primer juego, juegazo mejor dicho. Un juego de aviones, secuela de Starwing, en el que te recorrías un sistema entero para acabar con Andross, el tío chungo del juego. La novedad de este juego era sin duda la aparición por primera vez de un sistema de vibración para el mando, conocido como “Rumble Pack”. Con este rudimentaria aparato a pilas podías sentir las explosiones e impactos recibidos en el mando. Poco después, Sony empezó a introducirlo en su Dualshock.

– Blast Corps: este juego es el que mencioné en la entrada de Arpiman sobre juegos al 100% completados. Locurón de cartucho en el que tu única misión es destruir cosas, es como un simulador de demolición en el que con camiones, grúas o robots gigantes debes despejar el paso a un camión con dos misiles nucleares que no tiene frenos (argumentazo xDD). Si completas este juego al máximo y no lo tiras después por la ventana.. tienes el cielo ganado.

– ISS 64: la saga International Superstar Soccer continuaba su camino hacia lo que hoy conocemos como PES, y lo hacía con un juego que enganchaba desde el primer momento. Muy profundo en el sentido de poder controlar todos los pases y demás, y muy asequible para todo el mundo, en dos partidos ya sabías como iba el tema. El típico juego que en su día con un modo on-line hubiese sido encumbrado, no me lo quiero ni imaginar.

– Yoshi´s Story: pues con todo el bombazo de las 3D, cogen estos de Nintnedo, se cascan un 2D y triunfan. Yoshi tiene su propio juego, sin la aparición de Mario, donde veremos un mundo de colores muy vivos que daban al juego un aspecto increíble, muy en la línea del actual Rayman, por ejemplo, y continuaba con la estela de grandes plataformas aparecidos para N64.

– Killer Instinct Gold: juego de lucha con gráficos reguleros la verdad, pero con un sistema de combos que lo hacía muy fluido, vistoso y espectacular. El problema que tuve yo con este juego es que la lucha no es el palo que mas me llama, pero no cabe duda de que llenaba el vació dejado por los títulos primerizos de MK en la consola o por el también decepcionante Clayfighter.

Para terminar, hablar un poco de algunos títulos desconocidos pero con una gran calidad, cada uno en lo suyo. Destacar por ejemplo Extreme G, un juego de carreras de motos futuristas que era la caña de España, con su musiquita techno y sus misiles para reventar a tus rivales, personalmente me encanta; Tetrisphere, un juego de tetris en una esfera, una rareza de las grandes pero que te olbiga a pensar mucho en los niveles mas altos, juegazo; Duke Nukem 64, juego con gráficos mediocres (esto me suena) pero muy entretenido, con campaña con cooperativo, algo que no abundaba precisamente; Pilotwings, otro juego de estos mágicos del principio, muy recomenadable, y el Mischief Makers, otro 2D frenético, con un toque manga, que paso sin pena ni gloria, pero que merece ser probado al menos.

El problema es que aparte de estos juegos no había un catálogo de juegos muy extenso, con géneros muy abandonados como los juegos de conducción serios, los Rpg o los juegos de deportes mas allá del fútbol. Habia que consolidar este proyecto con mas joyas, y 1998 como veremos ahora, trajo muchas de estas.

1998: el primer gran año de Nintendo 64

Como bien dice el título, 1998 fue la consolidación de Nintendo 64 como una máquina muy a tener en cuenta, con juegos que iban mas allá del clásico Super Mario.

Repasando lo hablado antes, veamos las quejas y las soluciones. Juegos de conducción seria desatendidos? Pues algunas de las joyas lanzadas este año fueron:

– V – Rally: por fin un juego serio de carreras, que salía a finales de año, y que contaba con un nivel de dificultad desquiciante por momentos. Coches y Rallys oficiales muy bien representados en pantalla, carreras nocturnas y con nieve (igualito que en Forza..ja ja) dieron como resultado un juegazo por parte de Infogrames. De los de toma pan y moja.

– F1 World Grand Prix: por esta época la fórmula 1 en España era algo lejano. Resonaban nombres con el malogrado Ayrton Senna o el pujante Schumacher, pero ni fu ni fa. Entonces se lanza esta joya, con licencia de la Fia, con todos los circuítos y coches oficiales de aquella temporada representados con un realismo impresionante. Después de estos dos juegos, todos contentos en este apartado, aunque habría mas.

– Cruis´n World: secuela del pufo Cruis´s in Usa, muy mejorada por parte de la gente de Midway. Un juego de coches mucho mar arcade que los dos anteriores que ofrecía experiencias tan flipantes como conducir un bus inglés en una carrera en la superficie lunar (toma castaña). A 4, locurón asegurado.

– F- Zero X: secuela del F Zero original donde teníamos 30 naves a elegir en infinitos circuitos. Y digo esto, porque la última copa, la llamada X Cup contaba con un sistema random de circuitos que sinceramente, creo que era infinito. Nunca había un circuito repetido, es decir, que correr aquí siempre era un reto. Se puede crear algo mejor en un juego de carreras?¿ Yo creo que no..

– Por último destacar a Extreme G2, que mejoraba al primero pero perdía ese toque de  frescura de la primera entrega. Ya no llamaba tanto la atención.

Otra queja de los usuarios eran los juegos de deporte, que contaban solo con títulos de fútbol y juegos horribles de baloncesto, como Nba Hangtime. No obstante se lanzaron algunos juegos muy interesantes:

– 1080 Snowboarding: juego de snow con unos paisajes brillantes, unos movimientos de personajes muy realistas y suaves y una sensación de velocidad que te los ponía como escarpias. Superaba a cualquier juego del género en todos sus aspectos, y contó con una buena acogida, siendo uno de los típicos juegos que todo el mundo tenía.

 

– Nba Courtside: pues resulta que si se podía hacer un buen juego de basquet para la N64. Nintendo adquirió los derechos de Kobe Bryant (un chavalote por aquel entonces) para lanzar este juego, que simplemente es una delicia. Los posteriores Nba Jam y Nba Live no le llegaban ni a la suela, y eso que no salió secuela, no como en las otras franquicias.

– ISS 98: y como no, 1998, año del Mundial de Francia, con la cantada de Zubizarreta en la retina de todos los españoles. Avalancha de juegos de fútbol monotema, del cual destacaría Fifa: Rumbo al Mundial 98, y este Iss 98, que era aún mejor que la primera entrega, pero con un bug horrible, ya que cada balón que iba por alto se remataba con un chilena. Menuda escena ver a la peña volando.

Por parte del género plataformero debemos hablar sobre Banjo Kazooie, la joya que nos regaló Rare en 1998, antesala de los dos dinosaurios que saldrían a finales de año. En el juego había varias pinceladas de Super Mario 64, sobre todo en la variedad de mundos o en la idea de una zona principal desde la que se accede a todos los sitios. Aun así el juego logró tener un carácter gracias a sus dos carismáticos protagonistas, el Oso Banjo y el pajarraco Kazooie, cuyo humor y malas pulgas le convirtieron en la voz cantante del juego. Pero inexplicablemente, a pesar de mejorar en todo a Super Mario 64, no recibió tan buena crítica, quizá porque el hecho de “copiar” ciertas cosas o simplemente porque el impacto del primero fue descomunal. En el Top 5 de la consola sin duda.

También en este género, aunque entroncando mas con el rol encontramos Mystical Ninja Starring Goemon, juego muy colorido de corte oriental en el que controlábamos a un personaje llamativo, con el pelo azul, que supo conquistar a los usuarios (no tanto a la crítica, por lo que podíamos considerarlo el típico juego de culto).

Entre el resto de géneros destacaron Forsaken, una rareza que personalmente me parece un juegazo, aunque algo repetitivo; Mortal Kombat 4, el primer MK que daba gusto ver tras las pantomimas del Trilogy y el Mithologies; Mission Imposible, basado en la peli recién estrenada (de ayer es..) con una gran ambientación; y por último Quake, el clásico de Pc que daba el salto a la consola de Nintendo con un cartucho muy resultón, aunque algo por debajo de Goldeneye o Turok.

Y a finales de año, mucho ojo. Por un lado, Nintendo lanza el expansion pack, un cartucho que ampliaba la memoria ram de la consola, dando a los juegos mas fluidez, mejor iluminación o mejores gráficos, dependiendo de cada caso.

Los primeros juegos en utilizarlo fueron dos joyas:

– Star Wars: Rogue Squadron: en Shadows on the Empire, primer juego de esta saga en N64, destacó su fase en la que controlabas una nave, por lo que este juego se basa en eso, en pilotar todo tipo de naves del universo Star Wars para cumplir ciertos objetivos, con unos gráficos de lo mejor de la época.

– Turok 2: Seeds of Evil: la gente decía que N64 era una consola con juegos poco adultos, y entonces apareció este brutal Turok 2, que con la expansión de memoria era lo mejor que se podía ver en consola hasta el momento. Armas macabras (el taladrador de cerebros era increíble) criaturas enormes y una dificultad muy elevada hacían del juego una experiencia obligada. Muy superior al resto, para mi gusto.

Y para acabar el año, The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Si me pongo a escribir no acabamos, es la obra magna de la consola. Miyamoto se puso manos a la obra cuando terminó Super Mario 64 y esto es lo que salió, un juego inmenso en el que cada día descubrías algo nuevo, con una ambientación sublime, unos gráficos y una jugabilidad de 10 y una historia irrepetible. Sinceramente creo que me lo he pasado 4 o 5 veces, y posiblemente la que mas disfruté fue la última. Bien jugado, con calma, podíais tener juego para 60 – 70 – 80 horas, y si existiesen en aquel momento los porcentajes de completar juegos no llegarías al 60%. Inmenso, único e irrepetible. Su único fallo fue no estar traducido, pero Miyamoto tuvo que sacrificarlo para que el lanzamiento fuese simultáneo en todo el mundo (y para variar perdimos los pupas de siempre).

Y con esto acaba la primera parte, en la siguiente hablaremos del segundo gran año de N64 (1999) y como a partir del año 2000, los rumores sobre lo que se llamaba Dolphin (futura Gamecube) hicieron que las compañías dividiesen esfuerzos, recibiendo poco a poco menos títulos.

17 pensamientos en “[Especial] 15 años de Nintendo 64 [Primera Parte]

  1. Pues para mi esta consola fue una de las batallas más duras que he tenido que realizar en el mundillo, lamentablemente no he jugado a casi nada de la misma y todo se debe a un vendedor horrible xD Recuerdo perfectamente ir a FalconSoft con mi padre para comprarme una consola (la primera que iba a disfrutar al 100%), y el vendedor estaba tan pesado por encasquetarme la Nintendo 64 que acabe pillándome la Playstation xD

    Pero no quita que tenga ojos y criterio para saber que fue una consola enorme y que muchos de sus juegos van a durar en la memoria de una generación toda una vida. Con los años y con las versiones hechas para las hermanas mayores de la consola, he ido jugando a algunos títulos, y no descarto jugar a muchos otros algún dia (al igual que con MegaDrive). Tengo curiosidad por ver esa segunda parte xD y que mal que a dia de hoy apenas tengas sangre Nintendera en las venas maldito xDDD

    • Se te acumula el material retro futurible arpi..deberias ponerte un dia de estos xDD

      La segunda parte esta casi a punto,en un par de dias se podra publicar😉

  2. Satar Fox 64 (Lylat Wars)… Pokemon SNAP… Micromachines 64. Los 3 juegos que me convirtieron en lo que soy.
    Nintendo 64 fue mi primera piedra, con solo 7 años (2002, la consola era realmente para mi hermana, que se la dieron en 1997 con estos tres juegos pero me la acabe afianzando xD)
    Pero bueno, en 2004 conseguí la PS2 y fui distanciándome de ella… pero aun la tengo!! y funciona!!!… pero los puertos esos de color amarillo, rojo y blanco, no encajan con mi tele ya que los de la tele son mas modernos… lo que daría por volver a jugar esas maravillas😦

      • Venden adaptadores de RCA a euroconector (es más si buscas euroconector en Google tendrás en imágenes las dos primeras son de los que hablo) y podrías jugar sin mayor problema… es más yo tengo uno que venía con la PS2, pero era la slim, así que no sé o.Ó… ¿Versión Pokémon? Envidia +1000 ¬¬ xDD

        ((Perdón el doble post, se fastidió la respuesta)) D:

    • Que si funciona…esas maquinas eran duras de cojones,la mia tiene mas hora echadas..y ahi la tengo,como si nada. Que grande el Lylat Wars..

  3. Venden adaptadores de RBG a euroconector (es más si buscas euroconector en Google tendrás en imágenes las dos primeras son de los que hablo) y podrías jugar sin mayor problema… es más yo tengo uno que venía con la PS2, pero era la slim, así que no sé o.Ó… ¿Versión Pokémon? Envidia +1000 ¬¬ xDD

  4. Personalmente y junto con la Dreamcast una de las consolas que más “ilusión” me ha aportado en mi experiencia como jugador. A día de hoy sigue siendo común que de vez en cuando salga alguna de estas dos y le dediquemos una tarde a rememorar viejas aventuras, o a repartir “galletas” con el Smash Bros.

    • El Samsh Bros es de lo mejor del catalogo de n64,fue el primero,y repartir tortazos con Dk o absorver a peña con Kirby…era algo muy simple,pero tremendamente adictivo,y eso que solo habia 12 luchadores!

      • Con DK y con Kirby precisamente lo suyo era no dar tortazos…😄 coger al rival, tirarte precipicio abajo, y soltarlo al último segundo, tu te quedabas igual y tu rival perdía 1 puntos (si se jugaba a vidas ya era otra cosa)

  5. La verdad es que la N64 fue un dilema para mí, viendo imágenes de sus inicios (juegos que no me llamaban demasiado, como bien dices… un poco raros). Pero es que ver Mario 64 valía la consola. En los primeros instante veías que empezaba un antes y un después, era una experiencia sin precedentes.
    Yo aposté por la Play, y de los grandes juegos que salieron allí, nunca me arrepentí al poder permitirme sólo una. Bueno… dos en realidad, mucho antes me compré la Sega Saturn. La fusión de las dos aunque eran gráficos mediocres en comparación a la gran N, me brindó una experiencia sin igual (La gran lista de joyas que podría enumerar).
    Nunca me sentí defraudado por mi elección, pero debo admitir que ansié tener la N64. Quizá no atesoraba tantos juegos como el catálogo de la Play, pero había obras maestras exultantes: Zelda, Mario, Perfect Dark y Turok fueron espinas. Después pude jugarlos, entre tantos otros, y aunque extraordinarios, mi elección fue la acertada. Prefería muchísimo más lo que me dio Sega Saturn y Playstation, sobre todo por cuestiones de afinidad. Ahí recibí la primera lección de que los gráficos no lo son todo.

    • Una de las lacras de n64 es que su catalogo fue mas bien para un publico infantil,sobre todos en sus primeros momentos y a partir del boom Pokemon, por lo que mucha gente prefirió joyas mas adultas como Metal Gear por poner un ejemplo, pero aun asi yo tampoco me arrepiento de mi elección, sobre todo porque pude jugar a algunas de las joyas de PSX en casa de un colega que vivia en la calle de al lado..recuerdo el primer Dino Crisis..ese juego era Dios! pero a la hora de elegir siempre me quedaba con lo que tenia.

      Es como con la 360, vivo en una zona en la que no la tiene ni Dios,todos mis colegas tienen la Ps3 y me miran raro cuando digo que me quedo con mi blanquita..pero soy asi,soy de ideas fijas, con la excepción de que no reniego de la calidad del resto de productos, por ello no me pesa reconocer el nivel de PSX (de Sega Saturn no digo nada,que no he jugado nuuunca) o de la actual Ps3.

      • Es que esos dilemas se presentan cuando no las puedes tener todas, tomar la decisión con la que vas a pasar años con esa máquina en cuestión, la que elijas. En el fondo no renegamos de ninguna consola, solo que no nos las podemos permitir todas y es saber si tomamos la decisión acertada. Solo agradezco que no me sintiera arrepentido porque todas llamaban mucho la atención. Es del palo haber saboreado la Play porque aposté por ella, y después probar la N64 y que me hubiese arrepentido de la elección porque me hubiese gustado más la segunda.

        Metal Gear Solid, Resident Evil, Final Fantasy, Tomb Raider, Guardian Heroes, Panzer Dragoon, Crash Bandicoot, Virtua Cop, Toshinden, Fighters Megamix, Last Bronx, Grandia, Gran Turismo, Virtual On, Syphon Filter, Shining Force III, Nights, Wipeout y los que me dejo D: Es que ahora no me puedo ni imaginar estar sin todo eso. Habiendo podido probar todas esas consolas, comparaba calidad/cantidad, y de lo que más me podía interesar de N64 era más bien poco, y eso no es cuestionar la calidad de esos juegos, que era altísima. Pero desde luego, en mis sentimientos consoleros sentí que tomé la mejor decisión. Pero como ya digo es una cuestión de afinidad probablemente.

  6. Buen artículo, aunque tenga efectos secundarios. Vaya sobredosis de nostalgia en vena me has inyectado…😄

    Blast Corps es un juegazo muy infravalorado. Más o menos como Body Harvest, aunque este era “un poquito peor”. El Forsaken no me parece tan bueno. De hecho, creo que eres el primero al que veo llamarlo “juegazo”. Aunque no negaré que me lo pasaba genial simplemente desplazándome por los túneles del juego.🙂

    • Pues si,el Body Harvest estaba bastante bien también,solo que era otro rollo. Y si, el Forsaken me pareció un juegazo,solo que si jugaba mucho rato me mareaba un poco. Una idea fresca y original que siempre se agradece😉

      Y si, el Blast Corps, a pesar del odio que me producia,le tengo mucho cariño. Su banda sonora, sublime.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s