[Especial] Sonic the Hedgehog (segunda parte)

Seguimos el recorrido de Sonic el erizo, el inmortal héroe de Sega que, junto a Mario, marcó toda una era de jugadores y del género de plataformas. Ahora nos adentraremos en la montaña rusa, los altibajos que sufrió la mascota azul y que ha acabado en un irreconocible personaje donde su grandeza queda atrás en el tiempo. Pero antes de entrar en la era de los 32 bits y apogeo del 3D y brutales píxeles fuera de lugar, aún tenemos que mencionar un juego bidimensional que sigue siendo reconocido como juego de 32bits.

 

Sega sacó al mercado otro periférico además del Mega CD, la Mega Drive 32X. Mitad periférico mitad consola, también podía ser acoplada a la Mega Drive clásica junto al Mega CD, convirtiéndolo todo en un armatoste. La MD 32X era un periférico más coherente y con mucho más potencial que el Mega CD, 32 bits casi reales en una nueva apuesta fallida por parte de Sega. Una vez más, un precio altísimo para ser un periférico, más caro que la propia consola base, o sea, la Mega Drive. Algunos lo atribuyen a un intento de la compañía para enmendar su error con el Mega CD. No obstante, hubo una mala gestión que sacaba el aparato de forma tardía habiéndose anunciado ya que en breve aparecería la Sega Saturn: una consola única con 32 bits reales.

 

La Mega Drive 32X era un aparato tristemente fallido aun con el gran potencial que atesoraba. Desgraciadamente, dejando al margen la mala política de gestión y marketing, ya se habían generado demasiadas dudas y desconfianzas con el Mega CD, sin mencionar que Sega Saturn estaba a la vuelta de la esquina, y el periférico sólo recibió una treintena de juegos exclusivos, aunque no les faltaba calidad. Demasiado caro para el usuario en una inversión fallida que empezó a perfilar el declive de Sega. Dentro del catálogo de 32X se hallaba un juego paralelamente relacionado con el universo Sonic, aunque sin la presencia del protagonista de costumbre. Ahora sería Knuckles.

 

Knuckles Chaotix (Mega Drive 32X)

Knuckles Chaotix conservaba la jugabilidad clásica de los Sonics de siempre, pero con bastantes novedades. Ya que nos encontramos ante uno de los juegos más desconocidos de forma general en el universo Sonic, muchos se preguntan de donde salen ciertos personajes en los juegos actuales del erizo, los llamados grupo Chaotix. Este es el título donde hicieron su primera aparición. Tras el final de Sonic & Knuckles, una nueva isla emergía del mar y Robotnik descubría un misterioso secreto con unas nuevas anillas llamadas Chaos Rings. Mientras aposentaba una base para empezar a trabajar aparecían los protagonistas para investigar el lugar ya que eran detectives: Mighty the Armadillo, Vector the Crocodrile y Charmy Bee, cuya intrusión acababa con el secuestro de los personajes por parte de Robotnik.

Poco después aparecería un nuevo personaje: Espio the Chamaleon, que conocería a Knuckles al investigar la presencia de Robotnik. Al no poder atraparlos, el científico logra que queden encadenados por unos misteriosos anillos, haciendo que les sea imposible separarse el uno del otro. Gracias a este factor, la dinámica de juego se convertía en una colaboración continua entre personajes que debían ayudarse mutuamente mediante las habilidades que poseía cada uno. Al ir superando niveles rescataríamos al resto de personajes beneficiándonos de sus habilidades. Knuckles podría planear y escalar paredes; Mighty era el más parecido a Sonic con su velocidad y salto, pudiendo también saltar de pared en pared; Espio podía escalar paredes y techos y atacar en carrera sin necesidad de hacer nada; Vector dispondría de gran fuerza además de un doble salto cambiando de dirección a voluntad del jugador; y Charmy podría volar cuanto quisiera, pero no atacar.

 

Knuckles Chaotix es de los juegos más sorprendentes e increíbles del universo Sonic, y eso que no tiene a su propio protagonista. Dinámica clásica con nuevas mecánicas jugables gracias a las habilidades de los personajes que requerían de una colaboración para avanzar, permitiendo también a un segundo jugador. Gráficos, animaciones y melodías extraordinarias. Uno de los mejores juegos a la vez que curioso, pero también el más desconocido para la mayoría que no se ha incluido ni en los Sega Collection (supuestamente por temas legales), todo un culto. Se rumorea que existe un juego prototipo todavía en desarrollo de Knuckles Chaotix con Sonic y Tails incluidos, pero por más razones legales, no se sabe nada de si es un mito o no.

 

Sonic R (Sega Saturn)

Ahora sí entramos en las tres dimensiones. Rememorando aquellos días, posiblemente nunca se había vivido tanta expectación de hype desbordante. Se había tanteado con el 3D, prácticamente todo habían sido experimentos, ahora tocaba una generación que apostaría en casi toda su totalidad por juegos tridimensionales. Aparecía también una nueva compañía con su consola en la guerra particular entre Nintendo y Sega: la Playstation de Sony. Sony y Nintendo habían discutido como un matrimonio ya que la gran N prefería seguir sacando partido del formato de cartuchos, los cuales aún podían ofrecer mucho y abarataban costes, así que Sony se fue por su cuenta y apostó por el formato CD para su propia consola. Guerra a tres bandas donde los medios se hicieron eco de los héroes que representarían las máquinas de cada compañía, y esta vez, con “volumen”: Mario, Sonic, y por aquel entonces, Crash Bandicoot de Naughty Dog se atribuyó como mascota de Sony.

El cancelado Sonic X-treme 

Sonic se saltó toda una generación en este período, al menos en su forma de aventura plataformera, suceso que hizo mucho daño a la compañía, a la consola y a los fans. El proyecto de Sonic X-treme se vio cancelado. Un proceso bastante antiguo que empezó a ser desarrollado para Mega Drive, posteriormente pasó a MD32X, y finalmente para Sega Saturn. Inconvincente en resultado y muchos problemas de desarrollo dejaron el juego en el olvido convirtiéndolo todo en un acto inaudito en el que Sonic no aparecería nunca en los 32 bits. Un nuevo héroe y mascota aparecería para Sega Saturn y ocupar el lugar de Sonic: Nights. Muy buen juego, personaje carismático, pero pagó los platos rotos de un daño irreparable mientras Mario 64 se convertía en un hecho histórico.

Sin embargo, Sonic no desapareció en toda su totalidad. Apareció Sonic R (eso si olvidamos el Sonic 3D que también apareció en Sega Saturn pero que ya era original de Mega Drive), un juego de carreras basado en el universo del erizo que unía a un plantel bastante decente de personajes que ya se habían dado a conocer con los juegos de antes. Sonic R fue lo único que acercó a los fans y alivió la no comparecencia de Sonic aun siendo un juego de carreras. Se miró con muy malos ojos, la gente se preguntaba porque perdían el tiempo con eso en vez de desarrollar el juego que todos deseaban y esperaban ver. Aun así, si se llegaba a superar la desilusión y se le daba una oportunidad, estábamos ante un juego de diversión admirable. El título incluía referencias de niveles aparecidos en juegos de Sonic, bien estructurados y elaborados, incluso atajos y zonas secretas que divertía descubrir mediante la exploración mientras se competía. Además, podríamos recoger los míticos anillos, buscar Emerald Chaos, o los llamados tokens (caras de Sonic) que permitían desbloquear nuevos personajes secretos, entre ellos y el más difícil de lograr, Super Sonic. Buen juego que no mereció tan mal trato por otras causas.

 

Sonic Jam (Sega Saturn) 

Es lo más cerca que llegó Sonic a tener su propio mundo virtual de tres dimensiones en los 32bits, el cual se le llamó Sonic World. Sonic Jam no era más que un recopilatorio de los juegos de Mega Drive del erizo de Sega, algo que se agradecía desde luego, pero dolía ver como Sonic se movía por un mundo virtual que podría haber funcionado como juego del personaje. Lo único que podíamos hacer era recorrer el terreno para ir a los lugares donde se encontraban los juegos clásicos, escuchar melodías o buscar información para saber más del universo Sonic. Había algún que otro minijuego, y lo más curioso es que en el Sonic the Hedgehog original, se podía realizar el spin dash, habilidad que no estaba disponible entonces en ese juego porque no se había inventado todavía. Sólo un mero recopilatorio, pero bien recibido por los fans. 

 

 Sonic Adventure (Dreamcast)

Muy pocos lo saben pero Sonic Adventure partió en su proyecto inicial de desarrollo como un RPG. Sin embargo, Sonic Team estudió la situación de Sega y del personaje y necesitaban resucitar a la mascota de la compañía tal y como era y en todo su esplendor después del daño cosechado. Dreamcast estrenaría los 128 bits antes que nadie, ataque a la desesperada por parte de Sega después de ir cayendo en picado por la dura competencia de Nintendo y Sony; la primera desarrollaba leyendas, y la segunda sacaba títulos como churros y de gran calidad por su fácil desarrollo (quien lo diría viendo el panorama del hardware actual de Sony). Sega debía volver a ser el centro de atención, y qué mejor forma que devolver a Sonic a los fans y al mundo con un erizo voluptuoso que ya se esperaba desde la generación anterior.

 

Sonic Adventure dejó boquiabierto a medio mundo. En el mismo lugar coincidían la ilusión del resurgir del personaje, completamente modernizado, junto a unos gráficos y potencia a un nivel que nunca se habían visto. La velocidad era pasmosa, la fluidez de movimiento alucinaba y la nitidez y el redondeo sustituía los feos píxeles y formas cuadradas de antaño. Demasiado impactante, demasiado brutal… demasiado hipnótico, quizá engañoso. La fórmula era novedosa, salvable por jugar de una forma nunca vista, un juego que se ganó esa dinámica de una forma que le pertenecía. Pero tal vez, esa fórmula base, es causa de lo que es hoy en día Sonic, que no ha aguantado el paso del tiempo. 

Dudas y percepciones personales aparte, Sonic Adventure se ganó la admiración de todos, y cuando se juegan a ciertos juegos en el momento que les corresponde dejando que impacten, consiguen que una gran mayoría vea en Sonic Adventure uno de los mejores juegos que han jugado en la vida. Servidor tiene sus reticencias al respecto (ya lo he mencionado en la entrada de Sonic Generations), este Sonic fue muy divertido, pero se me generaron muchas dudas al ver desvirtuados los esenciales clásicos: grandes carreras y velocidad desenfrenada, ciertas imprecisiones y falta de dominación total del personaje que repercutía en una perdida grave del plataformeo. Aun así, Sonic al fin tenía un mundo que explorar en profundidad. Por primera vez (y error para mí) los personajes dejaron de ser mudos y la narrativa ganó en profundidad apareciendo también nuevos personajes. Sonic se reiniciaba y abarcaría todo el misterio de las Emerald Chaos que tanto protagonismo tuvieron en todos los títulos de Sonic en el pasado.

 

Sonic Adventure 2 (Dreamcast) 

Motivo de celebración del décimo aniversario, para muchos es mejor que su primera parte, sobre todo por el buen hacer creativo del diseño de niveles, aunque para algunos trae una de cal y una de arena. Sonic Adventure 2 ofrecía una riqueza mayor en matices que su predecesor al incluir varios personajes controlables. Empezaríamos el juego pudiendo elegir dos historias basadas en salvar el mundo o dominarlo. Para tales tareas elegiríamos al grupo que llevarían a cabo esas acciones: el grupo “Hero” formado por Sonic, Tails y Knucles; y el grupo “Dark” formado por Shadow the Hedgehog, Rouge the Bat y el Dr. Eggman. Todo giraría entorno a las Chaos Emerald como de costumbre y del Proyecto Shadow iniciado por Dr. Gerald Robotnik, abuelo del Dr. Eggman.

 

Shadow y Rogue pasarían a ser personajes importantes que se sumarían al universo Sonic gracias al carisma que se ganaron, especialmente el primero, haciendo, una vez más, una clara alusión al mundo de Dragon Ball Z, donde Sonic y Shadow comparten cierta similitud con la relación de rivalidad entre Goku y Vegeta “mi amigo enemigo”. Las historias entre el grupo Hero y Dark son análogas, desarrollándose en paralelo y haciendo indispensable jugar a las dos bandas para comprender la totalidad del argumento. Ambos grupos se cruzarían en el camino del otro y veríamos las consecuencias de los actos de cada uno. 

Los personajes de ambos grupos comparten las habilidades con el otro: Sonic y Shadow ofrecen los niveles más interesante basados en superar los niveles con velocidad, es decir, la fórmula de siempre. Los demás, es donde entran más dudas en la experiencia de juego, haciéndolo algo quebradizo y rompiendo el ritmo de los dos personajes principales por los estilos de juego que conllevan. Tails y Eggman jugarían niveles de acción y disparos montados en robots con un sistema de puntería, mientras que Knuckles y Rose jugarían en escenarios amplios pero cerrados explorándolos para encontrar tesoros y objetos esenciales. Estas modalidades a algunos les gustaban, pero a otros les rompía el ritmo y la experiencia, se reiteraban y se hacían pesados comparados con la de los dos protagonistas.

 

Sonic Shuffle (Dreamcast) 

Era la propia party de Sonic como respuesta a los Mario Party de Nintendo. Un spin off situado entre Sonic Adventure y Sonic Adventure 2 cuya finalidad era la de avanzar por un tablero en un mundo con distintas decoraciones (bosques, playas…). Pudiendo recoger los incansables anillos podíamos ganarlos o perderlos dependiendo de la casilla en la que caíamos, mientras que en otras se realizaban los famosos minijuegos, muy divertidos y variados. La historia nos contaba como Sonic debía ayudar a un pequeño extraterrestre a encontrar ciertos artefactos. Aquí el Dr. Eggman pasaría a ser un enemigo secundario. Juego del que no se puede decir mucho, bastante recomendado, sobre todo con amigos, hasta 4 jugadores. 

 

Sonic Heroes (PS2, Xbox, Game Cube, PC) 

Sega ya había muerto en el terreno del hardware, un momento muy doloroso para todo seguidor, y desconcertante viendo a una compañía hundida que había llegado a ser tan poderosa. Microsoft, por su parte, aunque había colaborado en la creación de Dreamcast, entró a la palestra en el mercado de las consolas con Xbox, compitiendo con Playstation 2 y Game Cube. Sonic se había quedado sin casa así que le tocaba venderse al mejor postor, o sea, a todos. Lo inimaginable años atrás, ver a Sonic en Nintendo, un invitado en juegos de Mario, se había cumplido, pero todos le tendieron la mano al símbolo de Sega. Sonic Heroes se esperaba con gran expectación, ya no era una exclusiva, y aquellos que no pudieron gozar de una experiencia Sonic Adventure, ahora veían una oportunidad para deleitarse.

 

Sonic Heroes siempre ha sido un juego difícil de valorar y calificar, lleva consigo muchas virtudes así como puntos flojos, y por eso siempre me ha parecido que se tira por la vía rápida de darle el notable de turno, y no significa que se equivoquen. El problema, es que es de esos juegos que exageradamente pueden influir más positivamente o negativamente dependiendo de cada jugador, con lo que no se consigue una conclusión clara ni una opinión general reveladora. 

La principal baza del juego es que podíamos elegir entre cuatro equipos formados por tres personajes cada uno: grupo Heroe: Sonic, Tails y Knuckles; grupo Dark: Shadow, Rouge y E-123 Omega; grupo Chaotix: Vector, Charmi y Espio; y el grupo Rose: Amy, Cream y Big. Los personajes de cada grupo comparten habilidades repartidas en velocidad, fuerza y vuelo, haciendo esencial una colaboración entre personajes para superar los obstáculos, además de tener ataques especiales. Original y simple mecánica que requería de un poco de práctica para hacerse con el control de los personajes a escoger en mitad de la acción.

 

La principal duda del juego la generaban unos niveles en los que su arquitectura y construcción no era tan original como los que se habían elaborado en los Sonic Adventure. Además, empezaba a verse que la fórmula que se implementó en Dreamcast ya no impactaba, era reiterativo y no había innovaciones destacables con respecto a los predecesores, y ya se sabe que, decir más de lo mismo, son malos augurios para un videojuego, el paso del tiempo hizo mella. Pero por encima de todo, la conexión argumental era inexistente, no había un trabajo elaborado como el cruce de caminos entre los dos grupos demostrado en Sonic Adventure 2. El grupo Heroe y Dark se centrarían más en la trama auténtica que escondía el juego, mientras que el grupo Rose y Chaotix resolverían sus propios problemas en argumentos que no conducía a nada ni a la trama central del juego. No obstante, para ver el final verdadero que se ocultaba, había que encontrar todas las emerald chaos y ciertos objetos que desbloquearían la sorpresa, y eso sólo podía conseguirse encontrando todo el material necesario que ocultaban las fases de cada grupo.

 

 Sonic Riders (PS2, Xbox, Game Cube, PC) 

Un extraño juego de carreras donde los personajes montan en tablas deslizantes a gran velocidad. Un juego para divertir con el género en cuestión, aunque Sonic Team siempre ha querido poner la guinda de la aventura en forma narrativa, y este Sonic Rider, aunque era un juego de competición, se separaba en capítulos para ir relatando todo lo que vivían los protagonistas cada vez que superaban un episodio. Sonic y cia sufrirían el robo de una chaos emerald muy especial por parte de unos ladrones que competían en los torneos de Extreme Gear. 

Un juego que recuerda en gran medida a los juegos típicos de snowboard, siempre divertidos cuando se sabe explotar el escenario, y aquí, en Sonic Riders, se consiguió un buen resultado con escenarios amplios y de gran recorrido, con detalles y elementos típicos del mundo Sonic que se utilizaban muy bien para sacarle el máximo partido. Los circuitos presentaban un buen acabado y estaban bien estudiados, incluso en cierta medida recordaba al buen hacer del antiguo juego de carreras Sonic R.

 

Sonic the Hedgehog (Xbox 360/PS3) 

Entramos en las consolas de nueva generación, las actuales, y con motivo del décimo quinto aniversario de Sonic el erizo, Sega tiene preparado varios proyectos para Sonic Team en motivo del acontecimiento. Estamos en el momento de más desastre vivido por Sonic, posiblemente el peor juego que se haya hecho. El que parecía ser el proyecto que devolvería al héroe a su lugar de origen en todo su esplendor, hecho que el título del juego parece indicar como un estado de pureza para el icono de Sega, Sonic the Hedgehog, mismo nombre con el que nació el mito, acabó en la mayor de las decepciones de la historia.

 

En el nuevo episodio podíamos vivir tres historias diferentes con los tres protagonista que se presentaban: Sonic, Shadow, y el nuevo Silver the Hedgehog, un personaje con poderes telequinéticos. Ahí veríamos como la princesa Soleanna tiene visiones de la destrucción de su ciudad en mitad de la celebración de un ritual. De repente aparecería Robotnik y su ejercito de máquinas secuestrando a la princesa para descubrir el secreto de las Llamas del Desastre, uno de los tantos misterios y poderes que esconden las Chaos Emerald. Los tres protagonistas vivirían sus propias historias, y que a la vez  irían conectadas con la trama principal del juego. También haría acto de presencia un nuevo erizo y enemigo, Mephiles de Hedgehog, único personaje que ha sido capaz de “matar” al propio Sonic. 

Sega presionó mucho a Sonic Team para sacar el juego antes del fin de año del 2006 con motivo de los 15 años, y lo que se consiguió es que saliera a la calle un juego inacabado en desarrollo. Controles nefastos, falta total de depurado en la jugabilidad, tiempos de carga exagerados, bugs, gliches… un completo desastre que prometía devolver a Sonic a su estado de gracia dejando atrás la grandeza de los Sonic Adventure. Un resultado insultante para el mundo del videojuego, para un héroe de leyenda y para los fans. Toda una crítica destructiva totalmente justificada.

 

Sonic & the Secret Rings (Wii) 

Sonic se encontraba con la navaja al cuello, además de que todo se miraba con lupa, los intentos de redención de Sega no se salvaban de las exigencias de los jugadores dolidos por el insulto sufrido. En vez de intentar desarrollar con calma y de forma correcta un nuevo título con lo que habían planeado para el resurgir de Sonic the Hedgehog, empezaron a aparecer los juegos fáciles y experimentales que sólo llevaron a Sonic a protagonizar juegos que entretenían, quedando muy por debajo de su leyenda. El primero fue este en exclusiva para Wii, poniendo a prueba la dinámica de Sonic con los controles del wiimote. 

Se eligió como telón de fondo una temática de las mil y una noches en un juego que se ganó tantas alabanzas como críticas. La revolucionario y arriesgado de este título es que Sonic corría de forma automática todo el rato, mientras que el jugador debía preocuparse de mover el mando para acciones de ataque, giros, saltos, etc. Una mecánica adictiva que parecía dejar al juego en una forma de jugar, y no como una aventura de nuevo capítulo en los haberes de Sonic.

 

Sonic Riders: Zero Gravity 

Secuela del primer Sonic Riders aparecido en la generación anterior. El mismo procedimiento base de carreras sobre tablas con alguna que otra novedad presente. El juego cambiaría para dar una temática más futurista con tablas deslizantes haciendo uso de la gravedad. Ahora, además, el juego recordaría gracias a esa particularidad a juegos como Wipeout. Se incluían también personajes secretos, entre ellos el mítico Nights de Sega Saturn entre otros. 

Aquí todo giraría en torno a un artefacto llamado el Arca del Cosmos, cuyo poder permitía controlar la fuerza de la gravedad. Sonic y sus amigos deberían competir una vez más contra sus rivales Babylon Rouges compitiendo en los torneos de Extreme Gears para determinar quien se quedaba con el ansiado artefacto. Un juego de esos fuera del lugar habitual de Sonic, como Mario lo hace también en su mundo con Karts y juegos deportivos. El problema es que aunque sea un muy buen juego que divierte gracias al buen uso del entorno, no se suele mirar con los mismos ojos que con los juegos aparte del fontanero. Es lo que tiene tener descontentos a toda una legión de seguidores. Habría una tercera entrega de esta subsaga, Sonic: Free Riders, de la cual no os puedo hablar porque no he tenido el “honor” de jugar ya que es exclusivo para kinect. 

 

Sonic Unleashed 

Sonic Uleashed sorprendió al personal, ya nadie se esperaba nada de Sonic hasta que este juego demostró muy buenas maneras. Un juego que devolvía en muchos aspectos a Sonic por el buen camino, pero que tampoco demostró que fuera la solución a todos sus males (yo siempre digo que Sonic debería reinventarse desde cero). Siguiendo la premisa de los Sonic Adventure con la cámara situada tras las púas del erizo, ahora se volvía a apostar en momentos puntuales por jugabilidad clásica. A lo largo y ancho de los niveles, la cámara iría cambiando de ángulo situándose en una perspectiva completamente horizontal como en los Sonic clásicos, algo que agrado a los seguidores. Sin embargo, la mayor novedad que suscitó más controversia era la de Sonic convirtiéndose en lobo, el cual cambiaba completamente la dinámica de juego. Por un lado, el plataformas veloz de siempre, y por otro un plataformas lento que no convencía a todos. 

Aquí Sonic debía salvar el planeta una vez más de las garras de Eggman, aunque en el proceso sufriría una mutación que lo haría convertirse en el mencionado lobo, más fuerte y más lento, combinando niveles con el Sonic de siempre con este nuevo alter ego. Cuando Eggman absorbe el poder de las esmeraldas que Sonic tenía en su interior, las cuales le permitían convertirse en Super Sonic, éste se volvía inestable volviendo a un estado primitivo (me recuerda a otra referencia de Dragon Ball, ahora GT, con Goku en su cuarta transformación). En este juego, Sonic Team elaboró un motor exclusivamente para el personaje que ha logrado dar grandes resultados.

 

Sonic & the Black Knight (Wii) 

Podría decirse que fue la secuela espiritual de the Secret Rings, en esta ocasión en un ambiente de caballeros “arturianos” donde la historia también se basa en el famoso cuento. Sonic pasaría a ser una versión del Rey Arturo portando una espada y sustituyendo su transformación de Super Sonic por la forma de la legendaria espada Excalibur y una armadura dorada. Aparecerían también Shadow, Knuckles, Blaze, Tails, Amy, Silver y Jet emulando las versiones de los sires Lancelot, Gawain, Percival, Smith, la Dama del Lago, Galahad y Lamorak respectivamente. 

El resultado del juego dejaba más sensación de juego experimental otra vez que de juego único. Inconvincente en muchos aspectos haciendo usos de espadas con el control del wiimote. En esta ocasión al menos podíamos controlar a Sonic en sus carreras, nada de formas automáticas, mientras que los movimientos de espada se harían con los movimientos del mando. Aun así la crítica fue favorable con la jugabilidad, lastrada por un modo historia de muy corta duración. Compensando las flaquezas del modo en solitario, teníamos la opción de disfrutar de varios modos de juego, especialmente en el multijugador.

 

 Sonic Colors (Wii/Nintendo DS) 

Una vez más, una exclusiva para Nintendo que iba tomando mejor forma en el estado de gracia de Sonic. No acababa de ser esa respuesta y chispa que todavía le falta al personaje, pero se logró un juego muy aclamado por la crítica. El punto de partida tiene lugar cuando supuestamente el Dr. Eggman se arrepiente de sus actos del pasado, construyendo un parque de atracciones en el espacio. Pero el verdadero plan del archienemigo de Sonic es la de capturar a unos seres llamdos Wisps, cuyos misteriosos poderes se basan en el uso de colores y que caerán presos de la trampa al verse atraídos por todo el juego de luces y colorido del parque de atracciones. 

Sonic Colors utilizó una mecánica similar a la de Sonic Unleashed, esta vez sin intentos raros con incursiones de lobos. Sonic en estado puro en la época moderna combinando el juego de cámaras detrás del personaje, y apostando por ángulos bidimensionales de antaño, llevando al juego a ser un híbrido jugable entre la versión antigua del erizo junto al moderno. Era como estar jugando al mejor Sonic Adventure, con el mejor Sonic en la era 2D. Bastante querido por los jugadores, pero se ha visto lastrado también por una corta duración. Incluso fue valorado como el mejor Sonic en años. Lo cierto es que volver a la dinámica clásica como si se jugara a un Sonic bidimensional, le estaba haciendo mucho bien al personaje, lo que quizá demuestra que el paso al 3D de Sonic no fue tomó mejor rumbo junto al mal trabajo y la falta creativa.

 

Sonic the Hedgehog 4 (PS3/Xbox 360/Wii/iPhone/iPod Touch) 

Es posible que al no hallar la fórmula convincente de Sonic mientras el tiempo pasa, Sega decidiera mitigar las malas sensaciones generalizadas en los jugadores volviendo a Sonic a un entorno completamente clásico. Volvía así un intento de devolver a Sonic a aquellos buenos momentos en los que se bañaba en oro puro. Volvía el retro y el clásico, y los ojos brillaron en los fans. El nuevo episodio que continuaba con la saga original con el máximo respeto añejo, o al menos es lo que se intentó.

 

El juego se dividiría en episodios, supuestamente para facilitar su descarga (sí… ya). De momento sólo conocemos el episodio 1 y parece ser que no han olvidado el juego y recientemente se ha anunciado que el episodio 2 sigue en desarrollo y podría caer en breve. Lo cierto es que aunque se cosecharon buenas críticas también hubieron muchas negativas por parte de los más puristas. Es posible que al no lograr un juego convincente para todos, se tomaran su tiempo para elaborar las continuaciones de la cuarta entrega de Sonic. 

Lo cierto es que como argumento no se ha contado mucho. Tras la victoria de Sonic en Sonic & Knuckles con el santuario a salvo en los cielos, Sonic decide seguie explorando la isla sin saber que Eggman sigue vivo, pero no se sabe muy bien a donde conduce la historia de Sonic 4. Como hemos dicho, se apuesta por la jugabilidad más clásica bajo un aspecto visual adaptado al momento mientras respeta los cánones del pasado. Un Sonic mucho más detallado, nuevas melodías y animaciones. Veremos como acaba.

 

Sonic & Sega All-Stars Racing (PS3/Xbox 360/Wii/Nontendo DS/PC) 

Es dudoso si calificarlo como un juego de Sonic o como un título estrella donde se reúnen los principales héroes creados por Sega. Pero como el título parece darle más relevancia a Sonic, lo tomaremos como un juego más en el catálogo del erizo. El título es un juego de carreras al más puro estilo Mario Kart que ha acabado cosechando críticas muy positivas y, por una vez, un juego de carreras de alto calibre en el universo Sonic. Circuitos trabajados, el carisma de los personajes, buena jugabilidad y diversión a raudales. 

ToeJam & Earl, el dúo mítico de Mega Drive, iban a ser incluidos en el juego, pero Sega no logró llegar a un acuerdo con la compañía que desarrolló el juego en aquella época, con lo cual se quedaron fuera del plantel. En PS3 y Xbox 360, habría la opción de descargar personajes que no eran IP de Sega, sino más bien exclusivas de las consolas mencionadas, por ejemplo, Ratchet & Clank o Fable.

 

 Sonic Generations 

Aquí culminamos la trayectoria de Sonic the Hedgehog, y no hace falta mencionar mucho de este juego pues ya tenéis un análisis en profundidad de todo un fan de Sega y Sonic. Como conclusión general, posiblemente el mejor Sonic visto en años desde que el erizo es tridimensional, pero con motivo de sus 20 años, el juego posee un contenido algo escaso. Sólo le faltaba ofrecernos más sustancia en el universo de Sonic y hubiera resultado un juego sublime e ideal para fans y curiosos. Aun así, muy recomendado. Pero en fin, el clásico Sonic gordito y mudo había vuelto compartiendo lugar con el moderno. 

 

 

Nota: Mis disculpas por no incluir las versiones portátiles de Sonic, pero un servidor no ha tenido la suerte de que sus manos se posaran en las maquinitas para poder probar los juegos del puercoespín. Tal vez en un futuro podamos concluir estas andanzas si conseguimos jugarlos. Aun así, vamos a mencionarlos: 

 

Sonic Pocket Adventure: fue el precursor en terreno portátil con Neo Geo Pocket y único lugar en que Sonic pisó el terreno de SNK. Combinaba niveles de Sonic 2 con Sonic &Knuckles pero de una estructura completamente difrente a la conocida; Sonic Advance, 1, 2 y 3: Una saga exclusiva para la Game Boy Advance, en este caso con un apartado visual de dibujo animado que traía consigo la jugabilidad bidimensional. También tendría una conversión llamada Sonic N para el N-Gage de Nokia; Sonic Battle: juego de lucha en 3D para Game Boy Advance; Sonic Rush: el primer juego de Sonic para la Nintendo DS en una apuesta clásica bidimensional sacándole todo el partido a la doble pantalla; Sonic Chronicles: The Dark Brotherhood: Sonic Team se une a Bioware donde ambas compañías llevan al juego la especialidad de su género, rpg y plataformas. Tenéis un exhaustivo análisis hecho por Arpiman en nuestro blog. 

 

También existe Sonic Arcade, un juego para máquinas recreativas no muy conocido y que desconozco si se ha podido emular o no. Lo cierto es que el mando de control era una bola tipo ratón para guiar la dirección de Sonic, lo que complicaba bastante el proceso. 

En fin, a riesgo de dejarnos algo atrás, Sonic culmina sus andanzas hasta la actualidad. El erizo y mascota de Sega ha recuperado un puesto de cierta solidez con los últimos títulos publicados, pero su fórmula actual todavía suscita muchas dudas y su futuro tiene un horizonte incierto. Esperemos que recupere su grandeza, aunque mi opinión deberían reinventar al personaje así como lo hizo Nintendo con Mario 64.

4 pensamientos en “[Especial] Sonic the Hedgehog (segunda parte)

  1. Juraría haber puesto comentario!!, en fin trataré de reproducirlo:

    “”Como me gustan este tipo de entradas y más tratándose de un personaje al que tengo un cariño especial, esperando la segunda parte (aunque con toda la paciencia del mundo ya que estas entradas requieren su mimo)”.

    Un saludo!!””

  2. Pues alguno de estos títulos me llaman bastante más que los de la edad de oro del erizo xD El primero de Dreamcast como dije lo quiero jugar, jugué muchas veces unos minutos en una tienda que había aquí cuando era pequeño y entre este y el Crazy Taxi casi me hago con la consola (algún día con pasta me voy a pillar una y todos sus juegos si o si xD).

    Los de Wii también voy a hacer por pillármelos, no tienen una pinta horrenda la mayoría y seguro que son fáciles de encontrar, ojala vendan tiempo en alguna tienda, que es lo único que me falta xD Entonces Sonic parece que está resurgiendo ¿no?, a ver si logra ir para arriba, aunque para mí a Mario ya no lo baja nadie del trono xD

    PD: Eggman es un pringado xD

  3. Esta entrega ya se me hace más difícil encontrar tantos títulos como en la anterior que me enamoren. No digo que sean malos, pero con Sonic Adventure 2 (y su City Escape <3) o quizás con Sonic Heroes se terminó el mundo Sonic para un servidor (con contadas excepciones, algunas mencionadas como Sonic & Sega Kart🙄 o el Superstars Tennis que quizás vendrá en una tercera entrega con otros más que prefiero no avanzar por si hay dicha entrega).
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s