[Análisis] Dungeon Defenders

Hace poco veíamos por estos lares Orcs Must Die!, un Tower Defense clásico pero que añadía el aliciente de poder tener un “héroe” para ayudar en cada uno de los niveles a golpe de lanza, magia y ballesta contra las hordas de Orcos. Pues bien, Dungeon Defenders nos propone todo lo contrario, un héroe o grupo de héroes que se enfrentaran a cientos de enemigos, y que tendrán como apoyo varios tipos de defensas en cada nivel, una apuesta interesante y cuanto menos divertidísima.

Nos ponemos en situación, hace unos años cuatro héroes consiguieron derrotar a un mal que tenía en jaque a todo el reino, consiguieron derrotarlo y sellarlo para siempre, o eso pensaban. Pasan los años y los héroes salen de aventuras, dejando a sus hijos al cuidado del castillo. Nuestros pequeños héroes se aburren y acaban jugando a las aventuras que sus padres vivieron antaño, y sin querer liberan parte del mal sellado que descansaba en el castillo, un mal que atrae a hordas de enemigos que quieren despertar de nuevo a su señor. En nuestras manos está defender el lugar de los miles de enemigos que se nos pondrán por delante.

El objetivo del juego realmente es muy simple, tenemos un cristal o varios (habrá más de uno a medida que avancemos el juego), y nuestra misión es proteger dichos cristales de las hordas de enemigos que aparecerán en cada ronda. Para hacer frente a las hordas enemigas contamos con un máximo de cuatro héroes que harán frente al enemigo con trampas, torres y sus propias habilidades. De salida tenemos cuatro personajes para elegir, dichos personajes debido a sus habilidades marcaran un nivel de dificultad en el juego, el aprendiz de mago es el más indicado para hacer frente a las hordas enemigas por sus habilidades y aunque el monje es el personaje con las habilidades mas pasivas a la larga puede ser el mejor y con diferencia…

Además de los ataques de nuestro personaje, cada uno de ellos tendrá a su disposición la creación de varias defensas. Comenzaremos con una defensa básica para construir, el resto se irán desbloqueando a medida que subamos de nivel, siendo cada una de estas trampas cada vez más efectiva contra los enemigos. En cada mapa habrá un número máximo de defensas para poder colocar, para poder ponerlas necesitaremos gemas a modo de recursos que soltaran los enemigos, y que también podemos obtener de varios cofres repartidos por los mapas. Cada una de nuestras defensas tendrán un radio de acción y un efecto, algunas atacaran a distancia, otras a un área alrededor suyo y otras por ejemplo causaran estados alterados en los enemigos que pasen por sus inmediaciones, habrá que saber muy bien cómo repartir nuestras defensas por todo el mapa ya que a medida que avance el juego todo será más difícil.

Las defensas nos harán las cosas más sencillas, pero el eje de este juego sin duda son nuestros personajes. Y es que cada uno de los héroes que creamos tendrá nivel, equipo y habilidades que serán esenciales. Cada vez que consigamos la experiencia necesaria subiremos de nivel, ganaremos algunos puntos de habilidad para repartir en las ramas que queramos, podemos mejorar a nuestro héroe, haciendo que tenga más vida, más daño o que corra mas por ejemplo, pero también podemos mejorar nuestras defensas, haciendo que tengan más resistencia, mas alcance o que hagan más daño, en nuestras manos esta elegir que queremos mejorar ya que los puntos son limitados.

El equipo lo iremos consiguiendo de cofres y de los propios enemigos al derrotarlos, estamos ante un sistema muy sencillo de saber si el equipo es mejor o peor que el nuestro (manita verde mejor, amarilla igual, roja peor), el aliciente es que cada pieza de armadura y nuestro arma tienen varios niveles de mejora, pero para hacerlo habrá que gastar los cristales que conseguiremos en cada nivel por lo que habrá que elegir sabiamente que equipo mejorar. Además del equipo podemos tener una mascota, también podemos subir su nivel y nos acompañara en todo momento, las hay de varios tipos, de ataque a distancia de un elemento, curativas o incluso algunas repararan las defensas dañadas…

Las oleadas de enemigos aparecerán por tunos, según el nivel de dificultad que elijamos habrá más o menos oleadas de enemigos y contendrán menos enemigos peligrosos o toda una legión de retos casi imposibles. El tiempo de construcción previo a cada oleada lo podemos fijar nosotros, infinito o un tiempo limitado, esta segunda opción solo es aconsejable para grupos completos. Una vez comienza la oleada los enemigos aparecerán por varias zonas e irán hacia nuestros cristales, será vital colocar nuestras trampas en puntos estratégicos si queremos sobrevivir. Tras cada oleada podremos recoger objetos, gemas y reparar, mejorar y colocar nuevas trampas, básicamente es repetir este proceso una y otra vez. En algunos niveles en concreto tras la ronda final aparecerá un jefe final a modo de general y creedme cuando os digo que fáciles no son.

Estamos ante un juego que en solitario prácticamente requiere muchísima paciencia para ser terminado. Tener un personaje equilibrado y saber dónde colocar nuestras defensas es una ventaja enorme (rara vez superaremos un nivel a la primera), pero el juego tiene cosas muy buenas incluso para los jugadores que no puedan o no quieran jugar online, por ejemplo, si disponemos de un mando de Xbox para Pc, podemos jugar con un amigo a pantalla partida (para mí esto es algo enorme) y así hacernos las cosas mucho más sencillas. Pero Dungeon Defenders lleva tiempo para ser completado, si no somos pacientes este no es nuestro juego.

El juego nos ofrece un aspecto cómico, escenarios coloridos con un uso del cell shading bastante peculiar, pero que sienta realmente bien. Todo el juego intenta ofrecernos ese toque infantil de estar a los mandos de niños básicamente. No estamos ante un juego extremadamente trabajado, ya que no hay una variedad enorme de niveles, pero los justos para ser original. Los enemigos se repiten a cientos, aunque no es algo que importe ya que habrá tantos que ni nos daremos cuenta. La banda sonora no está mal, aunque podría estar mejor.  Hay que recalcar que el juego va muy fluido aun jugando cuatro personas y eso en un juego así es todo un acierto. En general un aspecto infantil pero bastante sólido el de este Dungeon Defenders.

Tenemos juego para dar y tomar, mas de una decena de niveles en la campaña principal que pueden y deben ser rejugados varias veces para conseguir el 100% (ya que en la primera partida habrá que jugar en fácil o normal como máximo, y hay cuatro niveles de dificultad), además contamos con una serie de retos que requerirán un nivel altísimo por parte de nuestros héroes. Dichos retos son divertidos a la par que difíciles, cristales que cambian de localización, hordas de enemigos que habrá que eliminar en orden ya que todos son inmunes al daño menos un par de enemigos, vamos que hay juego para horas y horas, además que hablamos de retos difíciles que habrá que tener mucha maña para pasárnoslos, nada de contenido extra que se pasa en un rato y fácilmente.

¿Lo recomendaría?, si convencemos a tres amigos para adquirirlo estamos ante un rotundo si, un juego que ofrece muchas horas de diversión, una campaña de muchas horas si queremos completarla al 100% y simplemente compañerismo y risas por doquier.  Si lo vamos a jugar en solitario, estamos ante un juego muy difícil para una sola persona y que igual puede sacarnos de quicio a no ser que seamos unos seguidores acérrimos de los Tower Defense, yo solo puedo decir que me lo he pasado pipa con mi aprendiz de mago y que quiero más juegos del genero. Así que ya tardáis, crearos vuestro personaje y a parar hordas enemigas con todo lo que tengáis.

6 pensamientos en “[Análisis] Dungeon Defenders

  1. Visualmente se ve agradable y eso de que se puede jugar a dobles en la misma pantalla con un amigo para echarse unas risas me ha gustado bastante. Parece que los tower defense se están poniendo de moda. No está mal que se fomente un género siempre que los juegos merezcan la pena (y este juego parece que sí merece la pena por lo que te leo). Saludos🙂

    • Es un genero en alza si xD parece que todo va por epocas y los TD han vuelto xD El juego con tres amigos gana muchisimo, diversion, todo mucho mas epico y una sensacion de trabajo bien hecho brutal xD

      En solitario es bastante mas chungo (jugando normal hay misiones en las que hasta que no subes varios niveles no puedes ni de coña xD), pero es uno de estos juegos llenos de retos que a mi me encantan xD

  2. Yo creo que no es juego para mi. Y mas aun, creo que es un juego que no tocare nunca😄. Ya sabes como va lo de mi pc, asi que yo aprovechare los packs de precios de Steam y me volvere un poco loco…
    Ahora mismo no creo que me ponga a experimentar con generos desconocidos para mi. Y mas aun cuando no me has comentado nada de este juego mientras lo jugabas… cosa que si hicistes con el Orcs must Die!😄

    • Orcs Must Die! igual es una mejor opcion para comenzar con el genero, y bueno no hay prisa y tampoco hace falta jugarlo por cojones (que hay veinte mil juegos primero ahora mismo xD). Y la compra compulsiva de Steam no mola xD que al final con eso de “esta barato” uno acaba comprando cosas que nunca jugaria en otras circunstancias xDDD

  3. Como mucho lo que me llama la atención (ya de por sí dejas claro que divierte, más con amigos) es que sin pretensiones creo que ya nos da un mensaje de dificultad que no se puede menospreciar. Juegos así, como Demon’s Soul o Dark Souls, llaman la atención por eso, y es como si te retaran directamente. Parece un nuevo mercado, como han demostrado estos juegos, que es presentar el juego así, desafiándote. Por eso el juego podría llamarme la atención mínimamente. Aunque como dice rapso, con el PC difícilmente puedo jugarlo -__-

    Lástima, porque en esta generación que me tiene más insatisfecho que contento, el desafío es una de las propuestas que me está llamando más la atención.

    • Facil no es, pero porque esta orientado a jugar con cuatro personas (cuatro atacando al enemigo y demas, eso marca una diferencia abismal), jugando solo a mitad de juego ya necesitaba subir niveles para poder pasar cada nueva pantalla y eso es un putadon xD

      A mi me gustan los juegos que sean algo dificiles en habilidad, tampoco mola que un juego sea chungo solo porque no has subido veinte niveles mas a tu personaje xD Y bueno, igual dentro de poco puedes jugarlo y te lo recuerdo xDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s