[Especial] Saga Warhammer 40.000 Dawn of War

La estrategia es un género que parece que vive por ciclos, cada x años nos vemos envueltos en un boom de grandes juegos que sacan al general que llevamos dentro. Warhammer 40.000 era un candidato perfecto para sumergirse en el género cuando quisiera, y THQ decidió dar el salto con Dawn of War, escribiendo un nuevo capítulo en los registros del Imperio y actualizándolo casi de año en año.

Durante esta entrada vamos a darle un repaso a todos los títulos bajo esta franquicia, hablaremos un poco de cada uno de ellos e indagaremos en el futuro próximo de este pedacito de Warhammer 40.000, acompañadnos en esta epopeya de titánicas dimensiones, épicas batallas y aniquilación comandando a la elite del Imperio.

[Warhammer 40.000 Dawn of War (2004)]

Primera toma de contacto de la saga con el género, en Dawn of War nos situábamos una vez más en un planeta sitiado por los Orkos. La situación es insostenible, la marea verde se aproxima arrasando todo a su paso y los habitantes del planeta deben evacuar. Para retener a los Orkos y asegurar la evacuación del máximo número de habitantes, se envía a los Cuervos Sangrientos, uno de los muchos grupos de Ultramarines al servicio del Emperador, pero pronto descubriremos que hay motivos ocultos para esta invasión y facciones en la sombra con propósitos terribles…

Como aficionado a los juegos de estrategia, tengo que admitir que Dawn of War aunque se basa en los pilares de cualquier juego del género, cuenta con algunas novedades muy interesantes. Ya sea en el modo para un jugador, o en el multijugador de toda la vida, en Dawn of War nos encontraremos con unos mapas muy amplios divididos en “sectores”. Cada uno de estos sectores tendrá una zona que habrá que controlar, en la cual podemos construir una torreta que además de proteger dicha zona habilitara que podamos construir en ella.

Dawn of War es una guerra de desgaste, hay que ir avanzando poco a poco, comiéndole terreno al enemigo, por lo que nos encontramos ante partidas largas en las que un error puede resultar fatal. Otra gran diferencia con la mayoría de juegos del género, es que el límite de población está dividido en dos apartados, infantería y vehículos. Los vehículos son unidades pesadas, letales pero muy lentas, a favor tienen un alcance enorme y la posibilidad de mejorar su armamento con armas pesadas. Su producción es lenta, pero sin duda es el mejor apoyo para la infantería si queremos dominar rápido una partida.

La infantería es el grueso de nuestros ejércitos, a diferencia de otros juegos, aquí cada unidad no se compone de un solo soldado, sino de un escuadrón. Cada escuadrón se compone de cuatro soldados en un principio, aunque con diversas mejoras pueden llegar a ser ocho, un sargento y un héroe que podemos anexionar a dicho pelotón. Además podemos equipar armas a un máximo de cuatro soldados, cada arma es efectiva contra un tipo de unidad o estructura, por lo que siempre viene bien tener escuadrones especializados para aniquilar rápida y quirúrgicamente.

La gestión quizás es el apartado más pobre del juego, ya que aunque contamos con muchísimos puntos para conquistar y defender, el juego está muy limitado en este apartado. Tenemos estructuras, defensas y dos recursos para recolectar, la energía se consigue al crear edificios para dicho propósito, mientras que el pilar base de la economía será un flujo constante de recursos que conseguimos conquistando sectores (a mas sectores más recursos). Salvo en algún mapa realmente grande donde lo necesitemos, construir solo será una tarea primordial al principio de cada partida, en cuanto tengamos una base hecha, pocos edificios más construiremos. Gestionar la tropa es sencillo, accesos directos, el propio mini mapa, y que las tropas ataquen automáticamente a los enemigos que entren en su radio de acción aligeran mucho las partidas.

La campaña principal es corta, para que negarlo, si contamos el tutorial llegaremos a la docena de mapas, estos mapas no suelen ser cortos precisamente, pero aun así el juego sabe a poco ya que solo controlamos a los marines espaciales cuando hay cuatro razas en el juego. Aunque claro está, el punto fuerte suele ser el propio online, el cual puede ser divertido si nos encontramos con la horma de nuestro zapato y conseguimos una victoria muy igualada, las que mejor saben. Además adaptarnos a estas partidas no es muy difícil, ya que en mayor o menos medida la mayoría de unidades de cada raza mantienen un patrón unas con otras.

Gráficamente no está nada mal, unidades muy detalladas en todos los bandos y mapas que aunque no tienen un detalle extremo, cumplen (hacer zoom en una unidad de marines es espectacular para la fecha del juego). Para mí, cumple perfectamente, ya que desde siempre en este tipo de juegos hay que sacrificar el apartado grafico por la fluidez de movimientos (aunque con la saga Total War se demuestra que se pueden ambas). En el apartado sonoro, flojo, por no decir flojísimo, voces forzadas, temas simples, pero el juego realmente no lo necesita y por su duración no será algo que achacar realmente.

En definitiva aunque estamos ante un juego que ya tiene sus años cumple perfectamente los cánones de hoy día, perfectamente podemos jugarlo sin problemas, aunque claro esta no es fácil de encontrar por los años que tiene. Pero si podéis ponerle la mano encima a Dawn of War y os gusta el género, viviréis una experiencia que de seguro querréis continuar con las expansiones de este título y su siguiente entrega.

[Warhammer 40.000 Dawn of War Winter Assault (2005)]

Primera expansión de Dawn of War, que mantiene todas las bases del juego original pero que nos pone en una faceta diferente. Y es que en Winter Assault nos trasladamos a un planeta helado donde yacen los restos de un Titán (las armas más poderosas del Imperio), cuatro facciones se disputaran los restos, además de un quinto invitado inesperado que tiene la mala costumbre de arrasar galaxias a su paso…

Como primera novedad, en esta entrega podemos jugar dos campañas, una de las fuerzas del bien (Guardia Imperial y Eldar) y otra de las fuerzas del mal (Marines del Caos y Orkos). Lo curioso de estas campañas es que en la mayoría de los mapas jugaremos con ambas razas de cada bando, intercalando las situaciones para ayudarse unos a otros. Además llegado el momento habrá que decantarse por una de ambas razas, por lo que estamos ante un juego con cuatro finales posibles. El único punto negativo es que cada campaña es muy corta (cinco niveles) y quizás se haga demasiado corto…

No hay mucha diferencia respecto a la primera entrega, salvo que nuestras escuadras parecen más débiles que lo visto anteriormente, ya no controlamos a Marines Espaciales, sino a hombres normales y corrientes que luchan y mueren al servicio del Emperador. Nuestros escuadrones serán más grandes, pero cada unidad individual será mucho más débil. Hay muchísimas unidades nuevas en los cuatro bandos, nuevos vehículos, nuevas unidades y nuevos edificios, por lo que estamos ante una expansión muy completita.

Gráficamente el único cambio es a nivel visual en los parajes de cada nivel, dejamos los niveles urbanos para encontrarnos con ruinas nevadas por todas partes. No hay mucha diferencia entre los modelados de esta y la primera entrega, pero aun así se ve todo realmente bien. El juego está en ingles con subtítulos en español, y aunque el doblaje es decente tampoco es para tirar cohetes, la banda sonora como vendrá siendo típico en toda la saga, ambiental y poco más.

Estamos ante una expansión que ofrece muchísimo, cuatro caminos disponibles para llevar a la gloria a cada una de las razas, un multijugador que mantiene las bases del juego pero añadiendo muchas más unidades y en general mejoras por todas partes. Quizás sea una expansión que nos pueda sacar de quicio por su dificultad (algo elevada), pero en ella encontrareis un reto bastante entretenido.

A día de hoy hacerse con esta expansión no es fácil ni mucho menos, pero sin duda es una experiencia que por lo menos hay que intentar buscar, eso sí, es necesario tener Dawn of War para poder jugarla. A continuación veremos un cambio radical en la saga, que quizás no acabó sentando tan bien…

[Warhammer 40.000 Dawn of War Dark Crusade (2006)]

Solo hizo falta otro año para que viéramos la segunda expansión de Dawn of War, pero esta vez con una serie de cambios que es cuestión de gustos que se acaben disfrutando o no. Nos encontramos en el planeta Kronus, donde los siervos del Emperador coexisten con una raza robótica conocida como los Tau. En unas ruinas en el planeta los Cuervos Sangrientos buscan unas reliquias perdidas, y en vez de tesoros acaban despertando a una raza que aniquila mundos. En total veremos seis facciones que se disputan el control del planeta por distintos motivos, y en nuestras manos esta elegir quien se lo llevara todo y quienes perderán la vida en el proceso.

Como juego estamos ante una expansión que no tiene mucha novedad a nivel básico, estamos ante niveles con la misma tónica, conseguir puntos de control y eliminar al enemigo, solo que esta vez se añade un toque más estratégico al habilitar un mapa compuesto por zonas en las que habrá tanto que atacar provincias enemigas como defender nuestras fronteras. Decir que es un modelo parecido a Risk no lo veo acertado ya que en ningún momento contaremos con tropas “reales”. Cada vez que ataquemos una provincia pasaremos a un nivel normal como los de toda la vida en el que nuestro único objetivo es eliminar el edificio o edificios principales del enemigo, ni más ni menos.

A la hora de defender se nos da la opción de o bien manejar nosotros mismos la defensa o de resolver el conflicto automáticamente, y la verdad es que esta es la mejor opción. ¿Por qué?, pues tan sencillo como que nosotros comenzaremos sin unidades mientras que el enemigo ya tendrá un ejército de grandes proporciones, y creedme cuando digo que es muy difícil ganar en defensa a la maquina y hasta me atrevería a decir que hacen trampas. Lo más recomendable es avanzar atacando todo lo que podamos (porque solo podemos atacar una vez por turno), e ir replegándonos cuando haga falta.

Algunas de las provincias nos darán ventajas estratégicas al tenerlas bajo nuestro mando, como más recursos, que las tropas valgan menos al adquirirlas o tropas veteranas a modo de héroes. Además nuestro héroe principal a medida que gane batallas se le podrá ir mejorando el equipo, armas y armaduras que a la larga harán a nuestro héroe una maquina de aniquilar.

Por desgracia argumentalmente solo al atacar las capitales enemigas veremos algo de historia, y la verdad es que se queda muy flojo en este apartado, los objetivos siempre serán los mismos sin variedad alguna. El diseño de los mapas está muy bien, estamos ante más de una veintena de mapas (uno por provincia), cada uno con su propio diseño. Los personajes también han ganado en detalle, tenemos nuevas unidades y razas con unos modelados increíbles (los Tau son brutales).

Estamos ante una expansión difícil, muy difícil, que sencillamente a partir de la dificultad normal puede llegar a sacarnos de quicio. Pero aun así tenemos seis historias que contar y cientos de batallas por luchar, por lo que ya que estamos, disfrutad la experiencia completa de Dawn of War. Expansión difícil de encontrar aunque tenemos el aliciente de que no necesita tener el juego original para poder jugarlo, recomendable solo si nos gustan los retos y nos entusiasma esta saga.

[Warhammer 40.000 Dawn of War SoulStorm (2008)]

Tercera y última expansión de Dawn of War que nos traía pocas novedades respecto a la última expansión, pero que nos situaba en un conflicto aun más grande. En esta ocasión nos vemos metidos en un conflicto que engulle no solo a un planeta, sino a todo un sistema.

Una tormenta tiene lugar en todo el sistema, y todas las razas mandan tropas a investigar por diversas razones, ya sea para impedir algún mal venidero, para que dicho mal ocurra o simplemente por las ansias de guerra y saqueo (estos Orkos…). En esta ocasión estamos ante la friolera de nueve razas participando en el conflicto, y tenemos que elegir a una de ellas para que sea nuestra facción en esta pequeña gran guerra.

Como en Dark Crusade estamos ante varias provincias que habrá que controlar, aunque en esta ocasión se dividen a lo largo de cuatro planetas y varias lunas habitables. Las variantes respecto a la anterior expansión son muy pocas, algunas unidades nuevas, el poder construir edificios en cada provincia desde el mapa (aunque las bases que construyamos durante los conflictos esta vez desaparecerán), y en general más de lo mismo.

Una de las novedades más interesantes y que solo veremos en esta expansión es la inclusión de unidades aéreas que dan muchísimo juego a la hora de usarlas. Las dos nuevas razas están bastante bien y se ve como se han currado mucho mas el diseño de todas estas nuevas unidades (pobrecillos nuestros Cuervos Sangrientos). Contamos con las mismas virtudes y defectos de Dark Crusade, dificultad insana, partidas muy largas que pueden llegar a exasperar, pero que aun así conforman un reto de lo más interesante para los más fervientes seguidores de la saga.

Yo con esta y con Dark Crusade tengo que admitir que casi he llegado a explotar, a mi que un juego sea difícil no me causa ningún problema, pero que me hagan trampas ya no me hace tanta gracia. Tampoco hace falta tener el juego original para poder jugar a esta expansión y encontrarla quizás sea una de las tareas más difíciles de todas. Recomendable, pero a mí personalmente no me gusta el camino que se tomó en estas dos expansiones.

[Warhammer 40.000 Dawn of War II (2009)]

Cinco años tienen que pasar hasta que THQ decide parar de sacar expansiones y sacar una segunda entrega oficial convirtiendo en saga a Dawn of War. Pero parece que algo no terminó de cuajar con el anterior titulo, ya que vemos como esta segunda entrega cambia radicalmente muchas cosas. Sin duda para mi es una segunda parte llena de pros y contras, ya que se hacen mal algunas cosas que estaban bien como estaban, pero a su vez se mejoran más aun otras, consiguiendo un juego sólido aunque revelando una nueva experiencia respecto a su antecesor.

En Dawn of War II volvemos a ver a los Cuervos Sangrientos, pero esta vez mucho más a fondo. Nos encontramos en los sistemas de reclutamiento del Capitulo (así se llama a cada batallón de Ultramarines), mundos habitados donde se elige a la elite para que se unan a los marines espaciales. Uno de los planetas está fuertemente atacado por hordas Orkas (que manía siempre empiezan con Orkos xD). Acabamos de ser nombrados Comandante de este ejercito, por lo que en nuestras manos estará dar apoyo y proteger a nuestros seguidores, pero pronto descubriremos que hay alguien controlando los actos de los Orkos y todo para desviar una horda que acaba con todo y viene a nuestro sistema…

Esta segunda entrega de Dawn of War llega pisando muy fuerte, cambios por todas partes, unos para bien y otros para mal pero consiguiendo un juego bastante sólido. En primer lugar habrá que olvidar todas las tácticas y maniobras que aprendimos en el primer juego, la razón de ello es que en Dawn of War II no hay gestión de recursos y las tropas se han suprimido por escuadrones de héroes.

A medida que avancemos en el juego se nos irán uniendo distintas escuadras de Ultramarines de los Cuervos Sangrientos, cada una de estas escuadras están especializadas en un campo y su líder suele tener un numero de habilidades propias para usar. En cada mapa de la campaña podemos desplegar un máximo de cuatro escuadras, por lo que no pasaremos de controlar una docena de Ultramarines, aunque no hace falta más.

No hacen falta más porque en esta ocasión cada escuadra tendrá nivel de experiencia y equipamiento. La experiencia la iremos consiguiendo a medida que acabamos con los enemigos o cumplimos objetivos primarios y secundarios en las misiones, mientras que el equipo lo soltaran los enemigos (los más fuertes soltaran equipo especial), o lo recibiremos a modo de recompensa tras acabar una misión. Armas, armaduras y accesorios serán los objetos que nuestros Ultramarines podrán usar, y creedme cuando digo que hay una variedad y posibilidades inmensas.

Básicamente nuestras escuadras serán como nosotros queramos, cada nivel que obtengamos nos dará dos puntos para asignar en una de cuatro ramas de habilidades, vitalidad, daño a distancia, daño cuerpo a cuerpo y voluntad. Subir una u otra rama hará que nuestro personaje sea más efectivo en un campo en concreto, además llegado a x puntos de cada rama conseguiremos habilidades extra, como poder equipar un tipo de arma avanzada, poder equipar un accesorio extra o recuperar vida con cada baja que realicemos. Y realmente el tándem habilidades/equipo le sienta de maravilla al juego (y mas a niveles avanzados cuando ya seremos letales).

Uno de los errores de la primera entrega sin duda era su duración, en esta ocasión vemos todo lo contrario, una treintena de misiones con un argumento muy sólido, varios mundos que visitar con diferentes localizaciones (como desiertos, selvas o ciudades industriales), e incluso misiones secundarias totalmente opcionales, que aunque duras reportaran unas recompensas enormes. Realmente THQ lo ha sabido hacer mucho mejor en esta segunda entrega argumentalmente, la historia está muy bien y se sabe encajar a las mil maravillas con cada una de las misiones. Y es que ya no estamos ante un “arrasa con todo” sino que muchas de las misiones tendrán objetivos de otra índole, como defender una zona, acabar con un enemigo en concreto o conseguir muestras para mejorar un arma táctica, en general bastante satisfactorio este apartado respecto a la primera entrega.

Se ha mejorado bastante gráficamente respecto a su antecesor, personajes más detallados aun, con más variedad entre los modelos de cada tipo de unidad ya sea aliada o enemiga y un nivel de personalización al cambiar el aspecto de nuestros personajes al llevar un tipo de equipo u otro. Los escenarios han perdido magnitud ya que ahora son mucho más pequeños que los de la primera entrega, pero lo que han perdido en tamaño lo han ganado en detalle. Barricadas, edificios destruidos, elementos salvajes como tormentas de arena en el desierto, todo está recreado al detalle y sienta muy bien. Hay muchos niveles aunque algunos se repiten de vez en cuando al volver a visitarlos, pero en general se nota bastante la mejora y se agradece un trabajo así.

Dawn of War II viene completamente doblado y traducido a nuestro idioma, y con un doblaje bastante interesante detrás. Sin duda estos pequeños detalles son los que hacen disfrutar más de un juego, que los Orkos hablen ceceando, que se note el dolor en las palabras de los más veteranos en la batalla, todo muy intenso y emotivo. La banda sonora no es mala, pero una vez más se queda en solo ambiental, cumple su propósito pero es fácil de olvidar.

Llegamos al multijugador del juego, personalmente no me gusta, porque es una mezcla de conceptos de la primera y segunda entrega, que no queda muy bien. Tenemos una base de un solo edificio que puede mejorarse y desde donde saldrán todas nuestras unidades. Para mejorar nuestra base o crear unidades necesitaremos recursos que se conseguirá dominando distintas estructuras repartidas por el nivel. Para hacernos con la victoria, o bien destruimos la base enemiga, o conquistamos una serie de puntos estratégicos que al tenerlos bajo nuestro dominio nos darán una serie de puntos, al llegar a x puntos ganaremos la partida.

Cada escuadra que hagamos se podrá mejorar, añadiéndole un héroe o comprando equipo, claro está todo cuesta recursos y no será nada fácil conseguirlos. Como en el anterior juego podemos elegir entre las cuatro razas de siempre (aunque esta vez las fuerzas del Caos están sustituidas por los Tiránidos) y se nota la variedad en esta ocasión en el número de unidades, su fuerza y habilidades. No nos encontramos ante una guerra de desgaste, sino más bien a ver quien consigue primero presionar al otro para dominar el mapa y ganar. Puede ser divertido en mapas grandes con muchos jugadores, pero a título personal no le veo mucha chicha.

¿Recomendarlo?, no sabría qué decir, para mí es un buen juego aunque por desgracia deja poquísimo margen como juego de “estrategia”. Pero aunque para los amantes de la gestión no sea tan atrayente, el juego tiene valores y razones de sobra para hincarle el diente. A día de hoy no es tan difícil encontrarlo a buen precio en una edición más que apetitosa (de la que hablamos en la siguiente sección), por lo que creo que darle una oportunidad a este juego está más que merecido. Y si pensábamos que tardaríamos unos años en ver más de Dawn of War, nunca imaginaríamos el locurón que se nos vendría encima…

[Warhammer 40.000 Dawn of War II Chaos Rising (2010)]

Solo tuvo que pasar un añito para que viéramos la primera expansión de esta segunda entrega de la saga, y no íbamos a irnos muy lejos argumentalmente, ya que nos encontramos ante una expansión continuista. Chaos Rising sin duda es una expansión de libro, mismo esquema, alguna que otra mejora y unas cuantas horas más de diversión absoluta.

Chaos Rising nos sitúa un año después del final de Dawn of War II, con un planeta que vuelve de un viaje de cientos de años tras ser engullido por una tormenta bastante peligrosa. Lo más extraño es que del planeta llega una señal de socorro, con los códigos de los Cuervos Sangrientos. Raudos acudimos a la llamada ya que no se deja a ningún hermano atrás, pero nos encontramos con una trampa y un enemigo que no esperábamos detrás de ella…

Primera expansión del juego que sin duda disfrutaremos, en primer lugar se nos habilita la opción de cargar una partida terminada del juego original, con ello obtendremos nivel y parte del equipo con el que acabamos la aventura. Tras ello podemos empezar una nueva partida y comenzar esta expansión.

Nos encontramos ante una quincena de misiones de todo tipo, aunque nada sea “nuevo” respecto al juego anterior, se mantienen una bases que no le sientan nada mal al juego. Seguimos manejando escuadrones de combate, concretamente los mismos que usábamos en el juego original, por lo que mantienen habilidades, rango de ataque y la manera en la que los manejaremos en combate, solo que esta ocasión nuestro nivel máximo es el 30. Aunque no han cambiado en nada prácticamente, veremos algunas diferencias respecto al juego original, ahora algunos objetos tienen un nivel de “corrupción” o estarán rotos. Los objetos corruptos son poderosos, pero no es recomendable usarlos ya que corromperán a nuestros marines, en cambio los objetos rotos suelen ser muy poderosos pero primero habrá que repararlos para poder darles uso.

Si en Dawn of War II comentábamos que los mapas eran bastante más pequeños que el primer juego, en esta expansión estamos ante un término medio, mas grandes que en la segunda entrega pero un poco más pequeños que la primera. Eso sí, el nivel de detalle de cada mapa supera incluso a la segunda entrega, y es que ya desde el primer nivel nos podemos quedar con la boca abierta ante las situaciones que nos encontraremos.

Repiten los actores de doblaje de la segunda entrega en todos y cada uno de los papeles que interpretaban en el juego original. Además se añaden algunos personajes nuevos al plantel que ya conocíamos. Quizás se han dejado de lado a todas las demás razas para darle el toque épico a los marines espaciales, ya que son los únicos que destacaran en este apartado (el resto pasan sin pena ni gloria). La banda sonora sigue la misma tónica de siempre, ambiental y cumpliendo con su propósito mínimamente, por desgracia la olvidaremos muy rápido.

La única novedad real es la inclusión de misiones secundarias y objetivos de tiempo en los mapas. En cada nivel habrá objetivos que debemos cumplir para no obtener puntos de corrupción, como salvar a un grupo de marines que son asediados por morteros, escapar de una zona corrupta en x tiempo, y si no lo logramos nuestra corrupción aumentara. Para contrarrestarlo también habrá objetivos que harán retroceder nuestro nivel de corrupción, acabando con un enemigo importante del lugar, recuperando un monumento, conseguiremos puntos de redención. Si jugamos mínimamente bien podemos llegar al final del juego con corrupción cero fácilmente.

A día de hoy podemos encontrar tanto esta expansión como el juego original en una edición llamada Gold Edition que está a un precio más que razonable, por lo que adquirir este juego es una apuesta asegurada. Seguimos sin tener un nivel de estrategia brutal, pero cumple con su cometido y pasaremos unas horas muy divertidas, aunque aún no ha acabado todo…

[Warhammer 40.000 Dawn of War II Retribution (2011)]

Con un trabajo detrás increíble, en tan solo un año veíamos una nueva expansión para Dawn of War II (aunque ya va siendo algo normal en esta saga), y esta vez para dar un nuevo giro de tuerca a la saga, intentando buscar el término medio entre la primera y segunda entrega.

Retribution nos sitúa después de los hechos acaecidos en Chaos Rising, aunque la guerra contra las fuerzas del Caos se “ganó” nos encontramos en una guerra abierta en el sector entre múltiples facciones, parece que todo el mundo se ha apuntado a esta guerra masiva y en nuestras manos esta decidir qué bando será el ganador.

Porque ya no es solo una cuestión de decidir entre el bien o el mal, en esta ocasión tenemos seis campañas a elegir, controlando en cada una de ellas a uno de los bandos que ya todos conocemos si somos seguidores de esta saga. Una vez elegido el bando, nos encontraremos con casi una docena de misiones para realizar en cada campaña y una trama que se decantara de un lado u otro según nuestras elecciones.

La forma en la que vamos a jugar en Retribution bien podría definirse como una partida multijugador pero sin serlo. Tenemos a nuestros héroes como en las anteriores entregas, pueden llevar equipamiento y en esta ocasión solo llegaran a un máximo de nivel diez, las habilidades se han visto mermadas a cuatro por rama por lo que en esta ocasión hay que tener muy presente cuál de ellas elegir ya que no podemos “picotear” mucho entre ellas. La diferencia es que estos héroes irán solos y en esta ocasión las tropas habrá que comprarlas.

Como en cualquier partida multijugador de esta entrega, a lo largo de los mapeados de las misiones encontraremos puntos de control, de suministros y de aumento de población. Las tropas adicionales cuestan requisitos, y creedme que estos son muy escasos en cada nivel por lo que apenas podemos comprar tres o cuatro escuadrones y habrá que mimarlos como si fueran de oro.

Se dejan de lado también las habilidades que requerían tener objetos para poder usarlas, ahora todas las habilidades costaran vigor (barra morada), por lo que en algunas ocasiones nos vendrá bien (sobre todo a la hora de abusar de ellas), pero en momentos críticos si no disponemos del vigor necesario igual podemos acabar vendidos. Aun así hay que decir que de todo lo jugado en Dawn of War esta me parece la campaña más fácil de lejísimos, a poco que subamos de nivel y tengamos buen equipo el juego será un paseo.

Eso sí, a nivel de variedad de misiones estamos ante una gozada de juego, niveles en los que habrá que anticiparse al enemigo para que la horda no llegue a su destino, proteger un vehículo con un cargamento pesado, escapar de un nivel en x minutos, hay una variedad de situaciones impresionante, sin duda lo mejor que he visto en toda la saga.

El nivel de detalle de los personajes simplemente es alucinante, y es que cuando buscaba imágenes para Space Marine confundí mas de una de esta expansión con las del propio juego y eso dice muchísimo. Las cinemáticas previas a una misión hechas con el motor del juego son alucinantes, pero a nivel de los escenarios no esta tan bien la cosa. Más que nada porque se han reciclado muchos niveles del juego y la expansión anterior y se nota mucho, se podría haber trabajado más en ello la verdad.

Sin duda esta es una de las sagas que mejor sabor de boca me dejan a nivel de localización, un doblaje sublime que en esta ocasión es toda una gozada ya que hablamos de doblar seis campañas en si con diferentes tipos de voces (los Orkos son la caña). Por desgracia la banda sonora sigue sin cumplir, aunque a estas alturas uno ya ni se da cuenta ante las batallas tan épicas con nuestros personajes soltando sus carismáticas frases.

Llegados a este nivel, con dos juegos y cuatro expansiones anteriores, para mí sin duda es la mejor expansión que podemos encontrar, y es mas podría decir hasta el mejor “juego” ya que en duración deja en pañales a todo lo anteriormente visto. Por lo tanto una compra más que obligada para los amantes del género.

Y a día de hoy con esto acabamos con la saga Dawn of War, ¿habrá mas expansiones para la segunda entrega?, realmente no lo sé, no me extrañaría aunque se deja muy bien cerrada para ponerle punto y final a esta segunda entrega. Lo que sí está claro es que veremos una tercera entrega de Dawn of War tarde o temprano, Warhammer en general es una franquicia imparable y mientras nos sigan trayendo títulos así por mí más que encantado de hacerme con todos y cada uno de ellos.

Esperamos que hayáis disfrutado con este especial y que nos dejéis vuestras impresiones tanto de la entrada en si, como de esta saga si la habéis jugado o pensáis hacerlo, gracias por habernos dedicado vuestro tiempo.

Extracto del Capitulo escrito por Arpiman, Comandante del Tercer Regimiento de los Cuervos Sangrientos.

23 pensamientos en “[Especial] Saga Warhammer 40.000 Dawn of War

  1. Comandante del tercer regimiento de los Cuervos Sangrientos xD

    Para empezar, no he jugado a ningun juego de la saga xD Mi acercamiento con Warhammer, esta relacionado con las tiendras Workshop… de las que por cierto hace tiempo que no veo ninguna…

    Me llama la atencion las vueltas de tuerca, cambios y reconversiones que tienen estos juegos. El aspecto mas destacado para mi, que ya te he comentado, pero del que quiero dejar constancia, es el Dark Crusade. Vale, no sera el juego que mayor ilusion te ha provocado. Vale, solo para entusiastas… pero creo que el mayor aliciente es el haber intentado el cambio de perspectiva. El intentar ofrecer algo diferente. Por desgracia, la idea no ha salido demasiado bien. Pero el marco para realizar esta nueva forma de jugar me parece la ideal.
    Mencion aparte, el apartado de las trampas. A mi tampoco me gustan demasiado, pero estando acostumbrado a que en el Mario Kart la maquina haga trampas…

    Y por supuesto, mencion aparte del Retribution. Si que ha tenido un pedazo de lavado de cara. Visualmente se nota muchisimo. Igual es una pena que hayan tardado tanto en estrenar ese motor para que los cambios “lucieran” mas, pero yo solo espero, que sea solo la antesala, de la salida del juego en su version medieval… o fantastica… como se llame, esa es la que siempre me ha llamado la atencion. Y que no escatimen en bichos.

    • Hay juegos de la vertiente Medieval, Warhammer Mark of Chaos se llaman (que jugare en mi proximo monado de Warhammer xD). A mi que se intente innovar me gusta, pero cuando se innova para muy mal ya no mola tanto xD

      Retribution para mi es lo ideal, pocas unidades que hay que cuidar, pero que una vez tienes tu ejercito bien montado la lias a lo bestia xD A ver que camino toman en una hipotetica tercera parte D:

  2. Yo ni he visto una caja con ese nombre, xD, la verdad es que tengo muuuuchos juegos en mi cabeza como para poder siquiera imaginarme jugando esta saga, primero por el dinero y segundo por el interes.
    Que currada que ta has clavado arpi xD, ¿¿¿se picara sone y hara una entrada de 10000 palabras??? ya se vera xDDD

  3. Pues a mí me ha entrado un mono enorme de jugar leyendo esto. Aunque tengo mis reticencias con respecto a la falta de gestión. Tengo debilidad por los juegos de estrategia que combinan la construcción con la destrucción. pero en fin, a duras penas me he enfrascado en juegos de estrategia puramente inspirados en batallas, además me llama la atención que sepan dar una buena variedad de misiones. Pero me impresiona sobre todo, que algunas de esas expansiones parecen juegos independientes. Vamos, que parece que tengan mucho peso como capítulo argumental, novedades y misiones.

    Por mí que no paren, esta saga de Warhammer 40000 (ya de paso no nos olvidemos de Warhammer a secas) podría ser eterna, escribiendo unas crónicas de leyena, tan desproporcionadas, épicas e interminables, y separados por siglos como Dune. Y lo dicho, después de leer este especial, sumado a mi nostalgia del juego de mesa, y a que ya tenía de ganas de probar su versión virtual, cualqueir día de estos me meto de lleno con la saga.

    Es normal que los Ultramarines sean los más protagonistas, pero a ver si en vez de tanto Cuervo, me traen a mis queridos Lobos Espaciales, que también son Ultramarines al fin y al cabo T T

    • Hasta donde yo he visto por ahora en diferentes juegos se han mostrado dos Capitulos de los Ultramarines, asi que igual algun dia salen los Lobos Espaciales xD Ahora tienes el mismo mono que tenia yo en su momento, se lo que es xD pero no es tan dificil que vicies a saco a dia de hoy aun con tu Pc xD

      Yo sigo con mono de Warhammer, esta mas o menos saciado por ahora pero jugare a otras sagas de esta franquicia tarde o temprano xD Si quieres combates chulos pillate algun Total War, que vicio por dios D:

  4. Primero tu eres el de la guia de deux ex? Me encanta como narras las guias. Te puedes sentar a verlas como si fuera una pelicula. La verdad conoci esta web hace poquito y fue por tu video de deux ex. En resumen que eres lo mejor y enganchas.
    Respecto al juego poco puedo decir que no este dicho, salvo que para mi el peor juego de toda la saga es el ultimo retribution.
    La historia bueno aunque sea casi igual cuando la repites con las otras clases. Pero lo que me mata es el poder personalizar los pjs como se hacia en los dos primeros dawn of war2 (lo de poder volver a tus marines exterminadores y ponerlos puros o corrompidos)
    Poco mas que decir solo rogar al emperador que despues del space marine(muyyyyy corto queremos mas) saquen pronto la beta del warhammer 40k online y me toco claro esta o saquen otra exp.
    Un saludo a todos

    • Un mmorpg de Warhammer 40.000 no se si saldria a dia de hoy, mas que nada por que ya hay uno de Warhammer y llevar dos juegos a la vez seria algo chungo xD

      Retribution tienes que tener en cuenta que no puede centrarse tanto ya que estamos ante seis campañas en un juego, y habria sido un trabajo gigantesco hacerlo igual que en las anteriores entregas con las seis razas xD

      Y gracias por esas palabricas hacia un servidor, a mi me alegran mucho estas palmaditas en la espalda ^^ Un saludico ^^

      • Arpiman el juego que me refiero es: http://www.darkmillenniumonline.com/ teoricamente y si no me equivoco es un wow en el universo de warhammer 40k
        El trailer desde luego se sale parece que podras controlar un titan cosa que me quede con muchas ganas en el space mariene.
        Las gracias para ti que te curras como tus compañeros unas guias de puta madre.

  5. plas, plas, plas. Aplausos. No soy mucho de esta saga pero la currada en sí merece un comentario. Gracias por el recorrido y creo que el mejor cumplido que se puede hacer es que me han entrado ganas de probarlo algunas de las partes.

    • Yo tampoco sabia mucho la verdad, me entro el mono con el Space Marine, y una cosa llevo a la otra y me he comido toda esta saga del tiron, con ansia y disfrutandolo D: xD Pues a buscarlos y a jugarlos si tienes ganas de probarlos ^^

  6. Hola, enhorabuena por la web y por los artículos, que sigo desde hace poco.
    Respecto al análisis en sí, me ha gustado bastante, aunque a mi si me gustó desde el principio el cambio que dieron con la segunda parte, pues al final en el primero te centrabas en “fabricar” muchas unidades y moverlas hacia el enemigo, pues como has comentado el enemigo hacía trampas. En esta segunda parte como solo llevas unas pocas unidades tienes que darles ordenes especiales para que realmente sean efectivas (cubrirse, utilizar poderes, graneas, etc..) y en definitiva usar más la estrategia no solo la acumulación de efectivos.

    Por último solo comentar que cuando hablas de ultramarines lo haces mal, pues los marines espaciales o astartes (nombre que les dan en los libros, al ser humanos mejorados genéticamente), están divididos en capítulos o ejércitos. Uno de esos capítulos es el de Ultramarines (otros son los Cuervos Sangrientos), que son los protagonistas del nuevo “Space Marines” y destacan por su color azul oscuro.

    Fue gracias a estos juegos como descubrí el universo de Warhammer 40k, en especial los libros que son muy recomendables; sobre todo las sagas” la herejía de horus” y “los fantasmas de tanith”.

    • No sabia lo de los Ultramarines :3 xD Yo soy muy nuevo en Warhammer en general pero me gusta mucho lo que he visto por ahora y quiero mas xD A mi el cambio que hicieron en la segunda entrega al principio no me gustaba mucho porque corta mucho el ritmo como juego de estrategia, pero lo hecho en Retribution me parece ideal ^^

      Gracias por pasarte por aqui, un saludico ^^

  7. Te debía este comentario, ya que solo hasta hoy pude leerme todo el texto con mas detenimiento. Tremendo trabajo de recopilación y redacción amigo Arpiman, pero la entrada se disfruta y no llega a cansar a pesar de su gran extensión.

    Sobre esta enorme saga poco puedo decir, no soy mucho de juegos de estrategia, y lo poco que pude jugar se lo dediqué a Command & Conquer y en menor medida a Company of Heroes. Desde ese entonces es un género que he dejado algo relegado.

    Por otro lado el universo Warhammer tiene mucho carisma, con características que lo hacen único y atractivo. Yo la verdad no sabía que existían tantos juegos y expansiones, pero si siguen publicando es porque cuentan con el respaldo de los jugadores. No prometo nada, pero si en algún momento me animo con uno de estos, de seguro comentaré algo sobre mis impresiones.

    Genial entrada comandante Arpiman!

    • El primer y ultimo especial que hago, por lo menos en lo que queda de año xD Que agobio que fue pasarme tantos juegos en tan poco tiempo, y cinco mil palabras por favor D: xDDD

      A mi los juegos de estrategia me gustan bastante aunque en algunos igual la gestion se me da algo mal xD Yo soy de la tactica aguanto la marea hasta tener un ejercito con el que romperlo todo xDDDD Animate y juego a alguno, Warcraft III por ejemplo es una opcion deliciosa ^^ Un saludicor ^^

  8. Gran post! En cuanto al juego, es mi hermano el gran apasionado de esta saga. Tiene el 1 y el 2, con sus correspondientes expansiones (se compró el lote completo el tío hace cosa de un año o algo más). Lo cierto es que me interesa más la mitología dle universo que los juegos en sí, pero la estrategia es un género que adoro (aunque ahora no juego con el PC), algún día me pondré con ello. Un saludete!

    • Si tu hermano los tiene ya sabes a quien pedirselos prestado xD es mas, no podra negarse muajajaja xD Yo tengo ganas de ponerme con libros de Warhammer y tal, aunque antes tengo pendientes otras lecturas xD Un saludete ^^

  9. Qué mejor manera de comentar por primera vez en este fantástico blog si no es con un enorme especial de una de mis franquicias favoritas.

    ¿Qué puedo decir? A las alturas para las que salió el primer Dawn of War ya era muy difícil innovar en un campo tan manido como el de la Estrategia en Tiempo Real, Warcraft III ya era la puta sensación desde su salida en julio del 2002 y Age of Mythology, con 4 meses tardíos de diferencia, no cambió mucho el panorama general.

    Recuerdo haber jugado hace varios años el Axis and Allies (el del 2004) y haber sentido un gran placer al probar el sistema de gestión reducido, las unidades conformadas por escuadras, el control de áreas y la enorme cantidad de plomo que arrojé sobre mis enemigos; el juego en sí es terrible, y soñé con algún día ver esas mismas cualidades con una mejor factura y ejecución. Nada sabía yo del primer Dawn of War, y qué sorpresa la que me iría a llevar varios años después, cuando finalmente lo descubrí.

    Tengo un ejército ligeramente numeroso de Elfos Oscuros en Fantasy, principalmente para pintar (me gusta ver todas esas lanzas desplegadas a lo largo de un estante) pero siempre me ha gustado el universo de 40.000, narrativamente está muy completo y homenajea un buen número de conceptos y nombres conocidos de la ciencia ficción, así como toman detallitos de fuentes diversas para alimentar un universo que, como vemos (y por las razones financieras que medien ahí) parece ir en aumento. Recuerdo que en más de una ocasión de fiesta, en la que nos agarraba la madrugada con mis amigos, encendía el computador y les mostraba lo mucho que me gustaban las partidas de Dawn of War, poniendo los altavoces a pleno y desplegando un buen número de ruidosos Orkos. No es algo muy correcto con una audiencia todavía alcoholizada, pero sí que era fastuoso.

    La banda sonora, estoy de acuerdo, es un tanto genérica a la hora de recrear ese tono ‘épico’, ya se sabe, coritos gregorianos y grandes vientos, ajá. Pero también creo que en medio del fragor del combate, algo que se reproduce muy bien a lo largo de la saga, incluso puede llegar a fundirse. Siempre está la opción de poner la música en off, y dejar que el reproductor de preferencia haga lo suyo.

    Como apunte final, parece que el Dark Crusade intentó fusilar la fórmula exitosa de la franquicia Total War, y bueno, cuando menos quedó la experiencia de haberlo intentado. El ensayo se reproduce mejor en Retribution.

    Lamento la longitud, pero no pude contener la emoción.
    ¡Saludos! Y espero pasarme más a menudo, muy buenos los artículos.

  10. ¡Interesantísimo análisis, arpiman! Yo jugué en su día al primer Dawn of War, y me pareció muy acertado el sistema de controlar escuadras en lugar de infantería individual, pudiendo meter héroes, sargentos o mejores armas. Muy buena manera de adaptar el juego de mesa. También me pareció muy dinámico el sistema de sectores (sobre todo en multijugador). Esto evita el juego defensivo en el que los jugadores se limitan a fortificarse en sus bases, y lleva la batalla al terreno abierto.

    No he jugado a ninguna de las expansiones. Ni tampoco a la segunda parte, y me gustaría hacerlo. Seguro que es un gran juego, aunque me da mala espina que se hayan perdido las dos características que he reseñado anteriormente.

    ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s