[Análisis] Alan Wake

La espera mereció la pena. Así de contundente se podría decir. El estudio Remedy Entertainment, creadores del tan aclamado Max Payne, llegaron a un acuerdo con Microsoft para desarrollar un título que se convirtiera, no sólo en una exclusiva, sino también en un peso pesado de la consola, y argumentos no le faltan para saber demostrarlo.

Alan Wake ha sido la culminación de un resultado muy ambicioso que demuestra que tomarse su tiempo vale la pena. La verdad es que hace poco más de un año que podemos gozar del juego en cuestión, pero fue anunciado por primera vez en el 2005, sin mencionar que el juego ya estaba en desarrollo desde el 2003. Y es que el título de Remedy ha pasado por muchos giros y cambios, sobre todo en su enfoque, pues en un principio fue orientado como una aventura fps que al final ha acabado convertido en una aventura de terror en tercera persona, prácticamente un survival horror con bastantes peculiaridades aunque con los mismos fines mecánicos a los que nos tiene acostumbrado este género.

Sin embargo, el trasfondo, así como el argumento, parecían estar establecidos, y la idea principal de lo que se quería mostrar siguió adelante. Lo único que faltaba era el poco convencimiento en cómo se iba a orientar la aventura, y la verdad, visto como están los tiempos con la saturación del fps, haber apostado finalmente por un desarrollo en tercera persona, le ha venido de perlas a Alan wake.

 

El título del juego pone nombre a nuestro protagonista. Alan Wake es un famoso escritor de novelas de terror fuertemente inspirado e influenciado por Stephen King (no sólo por la ambientación narrativa del juego, también por algunas alusiones que aparecen). En el juego se nos situará en un momento de declive creativo por parte de Alan; la inspiración no llega para escribir un nuevo libro que sea un éxito como los anteriores, y está completamente en blanco. Para intentar remediar su desesperación, su mujer Alice organiza unas vacaciones en un tranquilo pueblo llamado Bright Falls para que Alan consiga relajarse y de paso ayudarle en su peor momento profesional.

La verdad es que hablar demasiado del argumento puede suponer un destripe importante en este juego, donde la historia nos sumerge completamente en un thriller de misterio. Pero en resumidas cuentas, nos veremos metidos en una gran intriga, donde la mujer de Alan desaparece, la oscuridad se cierne sobre nosotros, y un misterioso manuscrito va apareciendo en páginas sueltas pronosticando qué sucederá más adelante.

 

Alan Wake juega muy bien sus bazas en los primeros compases de juego, pues no tardaremos en ver que las cosas ya se tuercen desde un principio. Y la verdad es que es un tema a elogiar la impresionante profundidad narrativa que ejerce en todo el juego. Una aventura que se dividirá en seis episodios como si de una serie de televisión se tratara, en el que cada uno terminará de una forma más intrigante que el anterior viéndonos arrastrados y atrapados irremediablemente por la trama. Un argumento que nos dejará confusos en muchos aspectos, sobre todo por su final ambiguo, de esos tipo “sírvase e interprete usted mismo”, pero también quedaremos desconcertados por no saber con que tipo de miedo vamos a lidiar.

Normalmente, viendo terror en las películas, inconscientes o no, visualizamos un tipo de terror al que se enfrentan los protagonistas: un asesino, fenómenos paranormales, espíritus, zombis… El título de Remedy le hace un guiño a distintas variantes de terror para conseguir tenernos en ascuas. No sabremos si estamos dentro de una pesadilla, si nos enfrentamos a algo puramente paranormal, a una maldición espiritual, a una secta a lo Silent Hill, o si nuestro protagonista está como una cabra. Alan Wake se acerca con pequeños detalles a distintas formas de terror de manera brillante, sin salirse de contexto y sin desentonar, para sacar varias interpretaciones y no tener una respuesta certera hasta que más o menos la verdad vaya tomando forma en los últimos tramos de la aventura.

 

El miedo que hay presente en el juego es de esos que se le meten a uno en la mente, puramente psicológico y que acaba alterando el resto del cuerpo para dejarnos intranquilos, algo que quizá no se veía desde Silent Hill. Pero en el caso de Alan Wake, no le hace falta escudarse en imágenes sangrientas ni retorcidas, sino que el thriller tiene una calidad de terror bien elaborada como para notar sus efectos. Cierto que, a veces, alguna imagen macabra puntualiza la sensación de miedo, pero aun así, en este aspecto el resultado es sobresaliente y no hay necesidad de ello. Cada jugador lo medirá a su manera, pues dependiendo de nuestra experiencia terrorífica, estaremos más curtidos y preparados para muchas cosas (como un servidor). No obstante, aunque seamos témpanos de hielo, muertos por dentro y seamos una coraza contra el miedo, puede palparse que el terror en Alan Wake es de los buenos.

Como ocurrió con Max Payne, el guión de Alan Wake corre a cuenta de Sam Lake (hay que reconocer que el tío es bueno), y el juego del novelista basa su miedo en el terror más puro que pueda existir: el más primitivo, básico y primordial, la oscuridad. Desde niños a adultos (siempre dejando de lado quizá a un tío de dos metros con careta de piel humana y una sierra eléctrica), el miedo no tiene sentido sin oscuridad, y esa es la piedra angular en la que se basa Alan Wake, el miedo des de las auténticas raíces del terror, todo lo que puede ocultar la lúgubre penumbra de las tinieblas.

 

Tratándose de un novelista como protagonista, la narrativa ha sido quizá la parte más importante del juego, y sólo se puede decir que este apartado es de alto calibre, excepcional. Aquí ya no entramos en temas de la calidad del relato (que es bueno, pero seguramente tendrá sus detractores), sino de la calidad en como se nos cuenta, con Alan como narrador exponiendo en muchas ocasiones sus pensamientos y sus lecturas. Un apartado que vitaliza y dota de fuerza la experiencia de juego y, sin duda, pieza clave en este título. Si bien hay cierto detalle y es algo genuino en la forma de contarnos ciertas cosas, el famoso manuscrito es una herramienta que quizá no acaba de gustar del todo. Jugar a una forma de relato vaticinando hechos que sucederán suena a spoiler, pero hay que reconocer que tiene su qué, porque en muchas ocasiones no sabemos cuando ocurrirá lo que nos relata cada página, si dentro de unos minutos, o dentro de un buen rato, y la verdad es que algunos escritos consiguem dejarnos intranquilos. También podremos leer en él los nombres de personajes que aparecerán más adelante y que no sabremos quienes son pues todavía no los habremos reconocido; o el relato de personajes secundarios que nos cuentan sus vivencias de forma paralela. Un movimiento arriesgado, pero no muy utilizado y funciona con bastante solvencia.

Alan Wake ha acabado finalmente convertido en un survival horror de toque bastante clásico en su funcionamiento: tercera persona, apuntar y disparar. Sin embargo, como se menciona anteriormente, su mecánica tiene sus peculiaridades. Nuestro enemigo será la oscuridad, que poseerá a nuestros enemigos a batir y que intentarán lincharnos con hachas, cuchillos y otras lindezas, pero la oscuridad es su escudo, y disparar no servirá de nada. Nuestra arma esencial será la luz, y desde luego, si nos encontráramos en la situación de Alan, nos darían ganas de dar besos a cada linterna que encontremos.

 

Peculiar, pero con el mismo fondo de otros survival horror. Para acabar con nuestros enemigos, antes de disparar, deberemos eliminar la oscuridad que los rodea, y para ello apuntaremos con la linterna hasta que se desvanezca esa protección, es entonces cuando nuestros enemigos serán vulnerables y podremos empezar a acribillarlos a balazos. Pero en todo esto hay cierta falsedad, la energía de linterna será siempre ilimitada, no obstante, cada vez que apuntemos con ella a los enemigos, las pilas de la linterna empezarán a gastarse como si un sediento estuviera bebiendo agua, se agotarán en cuestión de segundos. Si dejamos de apuntar, la batería se recarga automáticamente muy lentamente. Tal vez pueda parecer que no supone un problema y resulte fácil, pero la verdad es que uno o dos enemigos, dependiendo de la envergadura, puede absorber toda la energía de la linterna, y si hay más enemigos cerca, podemos morir fácilmente si nos quedamos sin luz, pues es nuestra única protección. Afortunadamente, dispondremos de pilas que iremos encontrando constantemente como si fuera una nueva fuente de munición. Es una funcionalidad muy falsa, pero funciona y divierte.

Para sobrevivir a la pesadilla con la que Alan tendrá que lidiar, dispondremos de armas de fuego, pero también de armamento luminoso. Entre revolver, escopetas y rifles por un lado, por otro tendremos protecciones de luz. Además de la mencionada linterna, que podrá ser sustituida por versiones mejores en durabilidad, también habrán bengalas, ideales para hacer retroceder a los enemigos; granadas de luz que eliminarán al instante a ciertos enemigos; y nuestro bazooka, una pistolita de bengalas de socorro que causará estragos a toda sombra que se nos acerque.

 

Como ya demostraron Remedy y Sam Lake en Max Payne, mirando Alan Wake detenidamente, ambos juegos poseen una mecánica muy simple, casi reiterativa en su totalidad, pero consiguen hacer que no sea algo atosigante y que esa sencilla dinámica se lleve con destreza. La historia, así como la narrativa de los juegos, junto al buen funcionamiento jugable, consiguen que el jugador se vea enganchado al juego y disfrute de ello. Saber poner situaciones y un buen ritmo, controlando con calma y sin prisas cada momento queriendo mostrar todo lo que quieren que el jugador vea. Con tranquilidad y sin apremio por terminar el juego (algo en lo que muchos deberían mirarse y aprender), y un buen estudio de cada momento, consiguen que sus pocas innovaciones le den un toque distintivo y se convierta en un título agradable y divertido de jugar. Es decir, que no sólo hay un buen guión argumental del que se puede presumir, sino que todo está bien dirigido en casi todo momento.

Esta buena diligencia la veremos en el momento de apreciar los varios momentos que se vivirán en el juego, dividido en momentos de día y de noche. Los momentos diurnos serán un momento de relativa paz y tranquilidad, agradecidos por la tensión que habremos vivido durante la noche, y serán los instantes donde conversaremos con las personas que habitan en Bright Falls y seguiremos con nuestra investigación. Desgraciadamente para de Alan, en el juego se verá obligado a moverse en los momentos nocturnos, donde la oscuridad acecha para cazarnos y esos serán los momentos tensos y de acción, perdidos en los bosques de los alrededores de Bright Falls con figuras macabras dispuestas a acabar con nosotros

 

Seis episodios pueden saber a muy poco, pero la duración queda bien ajustada. Cada capítulo supone una caminata de distancias considerables, donde hay que sobrevivir durante largos tramos asediados por la oscuridad, encontrando distintos secretos y buscando fuentes de luz rápidamente donde cobijarnos. Eso sin contar con los momentos de sol, con otro ritmo, un visionado más tranquilo y tonificante que también se toma su tiempo para dar más profundidad y otra dinámica. Hay que reconocer, que aunque los mapas son en línea recta, gozan de bastante amplitud e invitan a la exploración, y son de proporciones que se hacen enormes. Nos daremos cuenta de ello y pensaremos “si que llevo rato caminando”.

La jugabilidad es muy buena, aunque en algunas cosas se podría haber depurado mejor como en los saltos para subir a alguna superficie, pues a lo mejor requiere de más de un intento. Combinar las armas de siempre gestionando las herramientas de luz con sus distintas funcionalidades hará que dispongamos de un abanico de recursos ajustado pero eficiente y que nos divertirá para enfrentarnos a cualquier situación. Sin olvidarnos la posibilidad de poder esquivar ataques pulsando el botón en el momento justo, donde la cámara se ralentizará y veremos como un hachazo pasa rozando la cabeza del protagonista. También viviremos momentos de conducción con ciertos vehículos para recorrer largas distancias, y también es algo que cumple, pero también es un elemento que quizá le hacía falta ser algo más afinado.

 

El apartado gráfico es asombroso, donde sus posibles flaquezas pasarán por alto. El entorno de Bright Falls y la ambientación es asombrosa, mimado hasta el mínimo detalle. Un lugar tan acogedor como espeluznante. Quedaremos cautivados por la belleza del paisaje rústico, por la decoración de la flora y los bosques, sobrecogidos por el efecto de la oscuridad, por la inmensidad de los mapas que no repercutirán en este apartado técnico. Resulta asombroso estar en el exterior y pasar a los interiores sin tiempos de carga en cualquier casa, edificio o cabaña que estarán decoradas con infinidad detalles, donde sólo nos veremos interrumpidos por algunas secuencias o por el final del episodio. Por lo general, uno de los mejores apartados del juego.

No obstante, hay cierto aspecto que muchos recordarán, donde Remedy presumió exageradamente en las expresiones faciales, llenándose la boca jactándose de este apartado y queriendo buscar una competencia con la exclusiva de Sony, Heavy Rain. Decían que eran muy superiores en este campo, pero la verdad es que no aportan prácticamente nada. Heavy Rain está muy por encima en cuanto a expresiones faciales así como animaciones, sin olvidarnos que más recientemente, L.A. Noire, le ha dado una patada donde más duele a Remedy en este campo. Incluso ahora la compañía trabaja para superar la obra apadrinada por Rockstar. A saber a qué venía este intento de alardeo, pues no hacía falta entrar en detalles y podía pasar desapercibido, el juego ya tiene bastante potencial por si solo. Ahora, sólo vemos que no ofrece nada en especial en este ámbito

 

El sonido también alcanza un gran nivel. Una banda sonora que enfatizará en la tensión y en el misterio, recursos para dotar de música ambiente, violines desquiciados cuando quieran asustarnos o tensar la cuerda en los momentos de más asedio por parte de la oscuridad y nuestros enemigos. El doblaje es de lujo, en la versión española escucharemos voces como las que doblaron a Fox Mulder (David Duchovny, Expediente X), voz clavada para ser utilizada en este juego de tanto misterio; o el doblador de todas las películas de Martín Laurence. Aparición de grandes voces, sin reciclados, donde la única pega la podemos encontrar en el timbre de alguna voz que no acabe de casar con la apariencia de algún personaje (alguien demasiado mayor para una voz tan jovial).

Bright Falls es un lugar al que se le ha querido dar bastante personalidad, y si nos dedicamos a la exploración, así lo apreciaremos. En los escenarios se esconden varios secretos como los cien termos de café, ya que siempre se tiene esa imagen de los escritores con noches en vela escribiendo; o las páginas sueltas del misterioso manuscrito, que si bien muchas estarán en medio del camino, otras estarán algo más ocultas. También veremos que los lugareños ven una serie de televisión llamada “cuando la noche se levanta”, representada como un guiño a “La Dimensión Desconocida” y podremos pararnos a verla en los diferentes televisores que encontremos, además del programa de radio del pueblo.

 

Finalmente, Alan Wake nos conducirá a ese final tan ambiguo mencionado anteriormente. Buen final, pero quizá no del agrado de todos tal y como se ha hecho, y resta decir, que siempre es un tema delicado y hay que saber lo que se hace. Ahora mismo, sólo puedo pensar en la película Incepion como ejemplo reciente, pues también es una historia con final ambiguo. Nolan nos brindó con una densa información, demasiada quizá para ser comprendida con un solo visionado, pero completa. Y nos contaba las normas de ese mundo de sueños, y al final, una sola imagen nos generaba un sinfín de preguntas, pero también un sinfín de respuestas cada cual podía cerrar la película como a nosotros más nos gustase.

No es el caso de Alan Wake, con un final demasiado abierto, inconcluyente por no tener un orden, no hay normas y todo es un caos, sin explicaciones suficientes con demasiadas lagunas de por medio, lo que lo hace un final algo agridulce a la hora de interpretar, pues ninguna posible conjetura acaba dejando del todo satisfecho. Siempre podremos jugar a los dos DLC llamados “La Señal” y “El Escritor”, donde Remedy intenta matizar en algunos aspectos y profundizar en los temas de más interés, pero aun así, siguen sin haber respuestas más concluyentes. A veces, a saber si ni el autor sabe qué final le gustaría más. Aun así, el final no es malo, pero quizá no es del agrado de todos. Y aun así, Remedy nos invita a volver a jugar en dificultad pesadilla, pues se nos recompensará no sólo con un Logro, sino con algo más profundo, páginas del manuscrito que sólo encontraremos en este nivel de dificultad.

 

Alan Wake se ha convertido en todo un señor juego, grande y a gran nivel en cada uno de sus apartados. Por ningún lado pierde fuelle y como mucho se le puede pedir algo más, como la falta de una acción más elaborada y que nos brinde momentos más diferenciados, pues la mecánica se repite bastante (siempre hablando dentro de la acción, pues fuera de ella sí que tiene sus momentos). O una variedad de enemigos más interesante, como algún boss o bestias salvajes más allá de humanos poseídos. Pero aun así, con esa simpleza y con sus carencias, consiguen divertir a un buen nivel. A veces somos temerosos de cómo van a acabar estos juegos que se toman tanto tiempo, que hypean, pero que el paso del tiempo puede hacer que se desvirtúe lo que querían ofrecer. Remedy ha demostrado que tomarse su tiempo a veces sirve para algo si se sabe trabajar, pues han sabido recoger sus frutos, y Xbox 360 posee un título casi excelente para envidiar.

20 pensamientos en “[Análisis] Alan Wake

  1. Jodeeeer, este tipo de juegos hacen que odie no tener suficiente dinero para tener la xbox >________< xDD, bueno, tendre que desdeprimirme jugando un rato al uncharted xDD

    • Bueno, por eso son grandes las exclusividades. Los que tengan sólo una XBOX 360 envidiarán títulos como Uncharted y Heavy Rain, que también son pesos muy pesados de Sony XDD. Sólo si quieres, con tiempo, se pueden tener todas.

  2. Aunque este análisis es sublime, con solo poner un trailer del juego ya se puede ver que estás ante algo grande (pero mejor mil palabras que no una imagen, cuando de leer se trata xD).

    Sobre el juego? Una obra maestra en mi opinión (y aun no lo he terminado), gran narrativa, gran ambientación, y aunque suene raro, da miedo (cosa que otros títulos no consiguen transmitir).

    Si además tienes la suerte de tener la edición coleccionista, con su libro de regalo, ya lo disfrutas el doble ^^

    • Bueno, el arte del buen trailer es un tema delicado eh. Si no está bien hecho puede infravalorar o sobrevalorar un juego, sin olvidarnos de esos que te sueltan un spoiler de los gordos y que sobran XDD. Encontrar el trailer preciso es difícil de encontrar.

      Yo pillé la primera oferta, no he podido pillarme la versión coleccionista😄. Aunque tengo que reconocer que el argumento es tan potente que me tienta descargar los DLC’s del juego. pero no sé, por lo que he leído, cada uno es una horita buena que intenta matizar sobre un tema del juego principal, pero que no te saca las dudas que puedas tener.

  3. Uno de los mejores juegos que he jugado en 360 y por supuesto de cualquier plataforma. No pude dejar de jugarlo hasta que lo terminé y eso sólo me pasa con unos pocos juegos nada más.

    • Pues sí, al final Microsoft se ha salido con la suya y ha conseguido que Remedy le desarrolle una exclusiva a tener seriamente en cuenta si se tiene una XBOX. Me he quedado gratamente sorprendido del resultado. Con Max Payne y este Alan Wake, Remedy demuestra que es muy buena.

  4. Juego que he estado a punto de pillarme media docena de veces, por que todo el que lo a jugado dice que es bueno y por que esta a un precio bastante rico las cosas como son. A mi este tipo de juegos me molan, que haya tension y oscuridad (aunque lo jugaria con el brillo al tope xDDDD).

    Me hare con el cuando tenga tiempo libre, que ahora no paro ni medio segundo con tanto juego (liberadmeeee xD), y ahora has creado hype con este análisis y quiero jugarlo D: pero esperare, por pobreza maxima mas que otra cosa xD

    El tema de numero de enemigos como va, por que al decir survival horror yo me imagino que no habra muchos enemigos, o ¿hay situaciones donde te desbordan? por que eso me molaria xD Grande Remedy aunque se tiraron la de dios para terminar este titulo, a ver lo que tardan en el siguiente si quieren superar las expresiones de L.A. Noire, no llegaremos a verlo xDDD

    • Yo me lo he pillado por oferta de segunda mano, no te creas. Me daba pereza comprarlo antes XDD.

      Y el tema de enemigos va en crescendo cuando avanzas más, y sí tiene momentos en los que te asedian por todas partes y en gran número, obligándote a usar todas las herramientas de luz que tengas, y esos momentos molan. Encima los cabroinas te aparecen de la nada constantemente incluso por la espalda. Hay momentos que ya se reconocen, en los que explorar puede ser un suicidio porque no pararán de aparecer.

      Aquí es literalmente ve hacia la luz XDD

  5. Este juego se e fue de las manos el año pasado, pero gracias a tu reseña me acorde de aun me falta darle una checada, espero estas fiestas navideñas poder hacerme de este juego. Buena resaña, saludos

    • Pues harás bien porque es un juego que te atrapa nada más empezar y hasta el final. Si puedes hacerte con él, harás una buena adquisición porque Alan Wake se ha convertido en uno de los grandes para 360

      Saludos

  6. Alan Wake es de lo mejor del catálogo de la 360. Ese aire de thriller misterioso me sedujo desde el principio, y es que la ambientación lograda por Remedy es algo para destacar. Luego del sorprendente Max Payne nos volvieron a demostrar que están para cosas grandes.

    El juego en sí me parece que es un gran homenaje a “Twin Peaks”, algo similar a lo que se hizo en Deadly Premonition, pero con unos toques realmente interesantes, eso de que Alan Wake deba enfrentarse a sus demonios personales, a los que daba vida a través de sus escritos, es un concepto genial, como lo que pude ver en la película “La ventana secreta”.

    A nivel de narrativa y personajes el juego también tiene lo suyo. La forma en que nos vamos adentrando en la historia está muy bien implementada. Contiene también algunos momentos brutales y sorprendentes.

    En definitiva Alan Wake es un juego diferente, bien pensado, bien contado y que se disfruta. Una historia grandiosa, con muchos matices que resulta intrigante y misteriosa. Para disfrutarlo de principio a fin.

    • Remedy se ha sacado dos IP’s fabulosas. Yo con ganas de ver Max Payne 3, congelado de momento. Espero que ahora tampoco exageren como con Alan Wake y vuelvan a tomarse más de cinco años de tiempo para desarrollarlo XDD. Aunque bueno… si tiene que llegar con una calidad asegurada que no ponga objeciones a su resultado, ya han demostrado que vale la pena esperar XDD Aun así, las ganas me hacen quererlo ya.

      Sé que se atribuye Alan Wake con Twin Peaks, pero es una serie que desconozco bastante. Y también hay una serie llamada Bright Falls con un protagonista distinto. Pero curiosamente termina con la llegada de una pareja que se llaman Alan y Alice😄.

      La trama es fantástica y lo que más me sorprendió es como se acerca a distintos géneros de terror. Uno no sabe a qué se enfrenta, si a una pesadilla o a algo paranormal. No paran de haber flirteos con distintas temáticas y no sabes por donde te van a salir.

      Para mí, es un juego bien hecho, como Dios manda, en perfectas condiciones. Muy grande

  7. Alan Wake NO es un survival horror, ni mucho menos.

    Sobre las expresiones faciales no creo adecuado compararlo con un juego de un año mas nuevo como L.A. Noire, tampoco con Heavy Rain, a ambos juegos son mejores en eso, pero en el tema de la iluminacion Alan Wake les muestra el camino, es sublime ver encender una bengala.

    Otra cosa que creo que no se ha mencionado, es que el pueblo se basa en el pueblo de la serie Twin peaks, muchos detalles provienen de esta serie, el aserradero, la cascada, el pueblo en sí.

    Sobre el final, pues es interpretativo es lo mejor que podian hacer dejar a los fans interpretar todo lo que han vivido. No estoy de acuerdo con lo comentado

    Es una obra de arte con una banda sonora, un doblaje excepcional, algunas escenas épicas como en el escenario de rock.

    Es un libro hecho videojuego o un videojuego hecho libro.

    • Hombre para mí es un thriller, una aventura. Pero es que mires por donde lo mires hay muchos elementos del survival. Survival horror desciende directamente del género de la aventura de acción, y en eso al juego no le falta. Enemigos que nos superan, ambientación lúgubre y y terror psicológico. Lo único que le falta es sangre, pero es que tiene todos los elementos de un survival. Calificar géneros, dependiendo de cual, sigue siendo un tema muy manido, pero yo discrepo y creo que es un survival horror. Pero repito que el survival es un subgénero de la aventura de acción directa con tintes destacables del miedo y el suspense.

      Ojo, yo no comparo ni quiero comparar, sino que fue la propia Remedy quien hizo declaraciones queriéndole buscar las cosquillas a Heavy Rain. Y es lo que me sorprende, que no sé por qué lo hicieron, porque en mi opinión, en expresión facial y animación, la exclusiva de Sony está muy por encima. Y el referirme a L.A. Noire, es porque ese supuesto privilegio de animación facial, le ha durado más bien poco y le debe haber dolido. Y se lo ha tomado lo bastante en serio como para querer superar el juego de Rockstar en ese campo.

      La iluminación ciertamente es fantástica, ya digo que el apartado gráfico es asombroso, incluso sorprendente por la gran envergadura de los escenarios que hace que no flaquee. Lo de Twin Peaks lo sé porque lo he leído muchos veces, pero es que vi sólo algunos episodios de niño y ni me acuerdo. Igual que hay una serie, como le digo a Pixfall, llamada Bright Falls, donde al final de ésta aparecen un tal Alan y una tal Alice. Hay influencias de muchas cosas y consiguen una ambientación fantástica, de las mejores que he llegado a ver.

      El final del juego es a parecer de cada uno, yo ya digo que es bueno, y esto de los fans los hay igual que están de acuerdo como que no. Pero es que hay finales ambiguos… Y HAY FINALES AMBIGUOS. Para mí es excesivamente abierto el de Alan Wake. Pero creo que todo el argumento es cojonudo, así de claro.

      Estoy completamente de acuerdo en que, no sólo Alan Wake, sino Max Payne, gracias a la calidad narrativa de Sam Lake, son videojuegos hechos libros y/o viceversa. Es una grandísima obra arte y maestra, pero tiene sus puntos a discrepar como en todo juego.

      PD: yo no sé si irá con sorna o es rebuscado, pero es curioso que LAKE use un lago como referencia en Alan Wake, y en Max Payne usara su propia jeta en el juego. Yo creo que quiere implicarse más de lo que parece XDDD

      Un saludo

  8. A mí me gustó, aunque como antigua lectora, me hizo recordar a relatos de Dean R. Koontz y Stephen King. Y por ello (por que tengo una mentalidad transtornada, XDDD), me huelo las sorpresas muchas veces).
    No discuto que el hecho del “concierto” me provocó admiración, incluso me sorprendió un par de escenas, pero sigo quedandome con otros títulos de menor calibre.
    Y no estoy diciendo que sea mal juego, todo lo contrario, pero a mí no me causó el impacto o la curiosidad que me provocó los Condemned o el Deadly Premonition (y con ésta, van ya … XDD).
    Me gusta un par de temas musicales, e incluso hice un mini-tema en el blog, pero cuando te presentan ante tus ojos, otras historias más rocambolescas, pierde fuelle el bueno de Alan (no es un personaje difícil de ver, comprender e incluso adivinar su siguiente pensamiento, como otros … :P).
    Es por eso, que me alegra que lo recomiendes encarecidamente, por que lo merece, es un juego atípico, y es que esta generación de consolas, es lo que yo ando buscando … historias jugables, y menos FPS … TT (aunque hay excepciones disfrazadas como puede ser los Bioshock).
    P.D: sigo diciendo que cuando pruebes el Deadly Premonition (han anunciado precuela y secuela y una reedición con mejores gráficos *O*), verás que es una trama o guión bien llevado con sorpresas bien incluídas.

    • Tengo muchas ganas de pillarlo, pero necesito gestionar tiempo y dinero, que ahora mismo me acaba de llegar Deus Ex y flipo colores XDD.

      Entiendo lo que dices argumentalmente, además si tú ya estás impregnada con la prosa de Stephen King, porque se notan ciertas cosas apare de la evidente mención, y a Twin Peaks. Yo también me empecé a hacer una idea sólo por el hecho de prestar atención de perderse una semana sin saber qué ha hecho y las imágenes de Alan por la pantalla. Pero aún me faltaba algún que otro cabo suelto para que me orientara mejor.

      Los curtidos en el terror sabemos ver muchas cosas, especialmente en la temática. Por eso, apunto el hecho de que me gusta el detalle de Alan Wake de querer acercarse y “seducir” varios temas que te dejan algo torcido, como no saber si estás en una pesadilla, si está loco, o bien hay algo paranormal y fantasmagórico. Aun así la narración en buena, sobre todo te das cuenta cuando ya has probado ciertas cosas, de que está a un nivel bastante por encima a otros en ese aspecto.

      Pero lo dicho, Deadly Premonition acabará cayendo, y ya dicho sea de paso, tengo curiosidad por los Condemned

      Un saludo

      • Pues si pruebas los Condemned, ya me contarás😛. Casi todo el mundo que los ha jugado se quedan con el primero, y yo … con el segundo porque aunque la temática más o menos es la misma, la ida de olla del segundo, es memorable, junto con escenarios muy claustrofóbicos, opresivos y sobretodo traicioneros. El principio del segundo, es para enmarcarlo *O*. Y ahí la oscuridad o el negro da a veces, auténtico pavor …
        A mí se hubieran hecho un juego sobre Fantasmas (la peli es mierda pura), en el momento de las cloacas, con los soldaditos en apuros … juro que me largo de la habitación …

  9. Me resulta muy curioso que el enfoque que me presentas aqui sea el de una pelicula de “terror”, pero bien realizada. Es pretender que hoy en dia se haga algo en lo que se sugiera, y no se muestre (por eso el genero en general se va a la mierda, Oh, tambien es extrapolable al medio de los videojuegos parece ser…). Desde luego, que me parece un puntazo y eso que no es un juego que me llame la pena. Ya sabes, juegos de niñas xDDD

    Incluso con lo que me parece un error con lo de la linterna, poco creible y funcional, aqui incluso parece que acaba formando parte de la jugabilidad como elemento clave para generar tension. Cosas que pasan, sigo creyendo que es un error gordo, pero que ayuda a mejorar de forma indirecta la sensacion de tension.

    Curiosamente, me suena mucho a Twin Peaks todo el aura del juego, tal y como ha dicho body. Como que igual has hilado muy fino con las referencias de Noire… xD

    Pero eso es lo de menos al fin y al cabo, analisis cojonudo.

  10. A ver como logro expresar mi gratitud al poder leer tan buen análisis. Totalmente de acuerdo con todos los aspectos mostrados, ya que Alan Wake es de principio a fin uno de esos juegos que uno debe jugar sí o sí. Poco se puede añadir, a menos que hable de la experiencia personal de angustia cada vez que debía cruzar un bosque y tras correr y correr debía pulsar pausa para poder recuperar mi pulso.

    Sin duda un título muy a tener en cuenta!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s