[Análisis] Hunted: The Demon’s Forge

Caddok y E’lara son un raro dúo de aventureros; mercenarios que merodean por las distintas ciudades del reino en busca de los trabajos mejor remunerados. Un bárbaro humano con cierta edad, y una arquera elfa con apariencia más juvenil que, curiosamente, le dobla la edad. Una extraña pareja que, por sorprendente que parezca, Caddok es el cauto y E’lara la desenfada apasionada por una buena carnicería. Y ambos nos conducirán a una aventura que desciende a los infiernos poco a poco y que crece en acontecimientos. Aun con toda esta contrariedad, donde una es la más adulta pero de apariencia adolescente y comportamiento rebelde, y el otro el más joven pero más cuarentón y sensato, tenemos ante nosotros un par de compañeros que no desentonan en este juego.

Todo empezará con un extraño sueño de Caddok que cada vez se repite más y que le lleva a pensar a que tiene cierto significado, donde se le aparece un ente en forma de mujer muy sensual que le llena de promesas. E’lara sólo se burla de él tachándolo de pervertido. Pero en los primeros pasos que demos en el juego, el sueño se torna una realidad. Ambos aventureros se adentran en un bosque en busca de fortuna y se encuentran con la misteriosa mujer de tan buenos atributos llamada Seraphine, la cual les pide ayuda para hallar la piedra de la muerte. Obviamente, las desconfianzas empiezan a palparse en el ambiente, tanto para los protagonistas como para nosotros, Seraphine es todo un misterio de intenciones, pero también nuestra guía. Y tras encontrar la piedra, una presencia maligna sabrá de nuestra existencia. Aquí empezará nuestro viaje.

 

Que nadie se engañe, si alguien piensa en rol, ya se lo puede ir quitando de la cabeza. Estamos ante un juego de pura acción. Sin embargo, sí que es inevitable que nos llegue esa fragancia de rpg aunque no posea ningún atributo lo bastante consistente como para llamarlo rol. Quizá es su ambientación a lo Diablo, o quizá son los guiños que constantemente iremos viendo y que nos puede llevar a ver esa imagen de rol más occidental.

La gran baza del juego reside en haber querido crear un extraño híbrido muy interesante. Tenemos una combinación precisa por partes iguales entre un insulso hack’n slash junto a un apuntado sobre el hombro muy a lo Resident Evil 5, y un sistema de cobertura a lo Gears of War (aunque no tan dinámico). Y la verdad es que le dota de cierta personalidad el saber combinar estas mecánicas porque sino estaríamos hablando casi de un Gears of War a lo medievo. Pero no es así, Hunted combina bien todas estas jugabilidades, que aunque recuerden a esos juegos, no hay abuso descarado por ningún lado.

 

Nuestros protagonistas, como ya es de suponer, serán especialistas en cada una de estas tendencias jugables. Por un lado, Caddok será nuestra elección ideal para el cuerpo a cuerpo, mientras que E’lara será mejor opción para los ataques a distancia. Pero ninguno de los dos personajes queda reducido a eso, ambos podrán usar la destreza del compañero aunque no con tanta pericia. E’lara no tendrá tanta fuerza como Caddok para la lucha a cuerpo a cuerpo, y Caddok dispondrá de una potente ballesta aunque de cadencia de disparo muy lenta. Por ello es conveniente que en cada situación basemos la acción en la maestría de la que hace gala cada uno.

Como juego de espadas, podría haber sido sencillo haber aportado un poco de hack’n slash en el combate cuerpo a cuerpo, le hubiera dado más intensidad al asunto. Sólo nos limitaremos a pulsar el botón de golpe normal o el de golpe fuerte. No existen combinaciones ni parafernalias estilísticas que le den otra imagen al juego, y por ese lado pierde cierta fuerza convirtiéndolo en un resultado simplista. Por suerte, tenemos ese otro dinamismo de ataque a larga distancia con el arco, donde usaremos coberturas para enzarzarnos a flechazos con los enemigos. La combinación es ajustada, no se abusa de una mecánica más que la otra, y es muy acertada, ya que si nos cansamos de un personaje, podemos pasar al otro para dejar reposar la pesadez de sus acciones.

 

No obstante, poder cambiar de uno a otro, no podrá hacerse cuando queramos. Habrá que encontrar unas runas (no hay que preocuparse porque están en medio del camino) para poder pasar a controlar el otro personaje mientras la IA controla al otro. Así, podremos ir haciendo pequeños tramos asegurándonos de que manejamos cada uno de los personajes y siempre acabaremos evitando caer en rutinas desafortunadas.

Como juego de rol (ya que hay quien le coloca esa etiqueta) también se pierden muchos valores y el juego no alcanza cotas más altas. En mi opinión no hay rol por ningún lado: ni decisiones, ni visitas a ciudades, ni compras, ni tabernas donde descansar, ni conversaciones, ni subidas de nivel. Todo lo que podría definirle como tal, no existe y, una vez más, puede suponer un error no haber convertido este juego en un action rpg más destacado.

 

Aun así, nuestros personajes irán adquiriendo mejoras y habilidades. En vez de subidas de nivel, se nos reta a conseguir ciertas proezas como matar a cierto número de enemigos, realizar un número determinado de ejecuciones, o muertes combinadas entre los protagonistas, entre muchas otras. Todo se reduce a una suma de nuestras acciones que cuando llenan la barra, ganamos una mejora en concreto. También iremos encontrando unos cristales que nos servirán para adquirir tres habilidades distintas por cada personaje, donde la diversión irá aumentando cuando combinemos habilidades y ataques junto a poderes mágicos. Es un apartado bastante pobre, pero como juego de acción a golpe limpio, le es suficiente aunque se eche en falta algo más de variedad.

Para adquirir un nuevo arsenal, las armas las iremos encontrando esparcidas por los escenarios, donde se dividirán en tres niveles de velocidad/fuerza: arma rápida, arma normal, arma lenta, lo que viene a ser lo mismo que arma débil, arma normal y arma fuerte respectivamente. Algunas de estas armas serán llamadas épicas (normalmente muy escondidas) que gozarán de ciertos poderes que se irán desgastando como si fuera un contador de munición en cada golpe (eso me suena a Oblivion). Normalmente no nos encontraremos con dilemas, y cuando hayamos adquirido cierta habilidad podremos llevar dos armas a la vez, así que acabaremos gestionando mejor nuestro armamento para adaptarnos a cualquier situación. No menos importante, también encontraremos escudos y armaduras.

 

El que a este juego se le pueda exigir la presencia de rol y una acción mejor elaborada, se debe a que nos encontramos ante un juego excesivamente lineal, que no dista de muchas cosas que tenemos actualmente. Eso lo hace uno más en el mercado que, aunque intenta mostrar algo diferente, no está a la altura de la competencia. Los primeros momentos pueden llegar a ser todo un espejismo, porque hay que reconocer que nos sentiremos muy atraídos por lo que somos capaces de hacer y la ambientación que nos rodea, hay mucha fuerza inicial. Sin embargo, poco a poco, todo eso se irá diluyendo debido a la reiteración y pesadez de estar constantemente haciendo lo mismo, sin momentos desmarcados a la acción básica, con unos enemigos que se repiten constantemente. Su sencillez hace recordar a un “brawler” de Golden Axe modernizado, incluso recuerda bastante a Blade The Edge of Darkness.

Afortunadamente, todos los escenarios gozarán de zonas secretas que dependerá de nosotros descubrir y decidir si nos desviamos unos minutos del camino. Desde luego, eso aporta duración al juego además de encontrar algunos sencillos puzzles y acertijos que le dan ese sabor a rol de la vieja escuela: las llamadas mazmorras. Ahí encontraremos tesoros, armas épicas y algún que otro enemigo que guardará la zona para aquel que ose aventurarse en el lugar. Una vez superado, volveremos a seguir el camino recto de la aventura.

 

Gráficamente, el juego es de esos que utilizan el tan reciclado U3 con un resultado poco a destacar. Aunque no es malo, no pasará a los anales de la historia. Sin embargo, nos encontramos ante un juego que sabe sumergir gracias a su ambientación y decorado que nos cautiva con un paisaje de fantasía medieval digno de elogio. Si a eso le sumamos un argumento sin alardes que se guarda enigmas hasta el final (aunque algunos detalles son contados demasiado tempranamente haciéndolo previsible), y unos personajes que van mostrando cierto carismas y conversaciones divertidas (especial mención a que Caddok llama furcia a E’lana por como viste y ésta le contesta que es ropa estratégicamente colocada), nos encontramos con una aventura interesante.

Hay mucha pesadez por su mecánica constante, y aun suerte que hace bien su trabajo como para que no sea peor. Aunque divierte lo suficiente, no es un juego al que se le puedan dedicar muchas horas seguidas porque notaremos como nos atosiga. Pero puede mostrar algo más si decidimos jugar una partida en cooperativo, donde sacaremos mejor provecho mezclando las habilidades de cada personaje. Por ejemplo, hacer que Caddok eleve a sus enemigos mientras E’lana los ensarta a flechas. Encontrar combinaciones siempre será mucho más efectivo y divertido con un compañero humano antes que la IA, pues aunque es competente, difícilmente colaborará con alguna estrategia que tengamos en mente.

 

Como curiosidad, el juego incluye un editor de mapas donde podremos crear nuestros propios niveles y hacer una aventura personalizada. Podremos elegir la cantidad de enemigos, items, zonas de armas, etc., y decidiremos si  jugar con la IA o con un compañero, así como unirnos a la partida de un jugador que ya tenga un mapa creado. Es un modo de juego al que no he podido dedicarle mucho tiempo, pero posee un número de opciones bastante longevo como para recrearnos en hacer nuestro propio terreno y sorprender a la persona que juegue con nosotros. La verdad es que con lo disponible y un poco de imaginación, se pueden lograr cosas bastante sorprendentes.

Hunted: Demon’s Forge es como una primera parte que no llega al sobresaliente, pero que marca bien un camino si en un futuro deciden darle otra oportunidad con una secuela. Tiene mucho potencial. Es un título donde sobre todo nos divertiremos más jugando con un compañero. Ahora mismo, es un juego interesante, donde se lamenta que sea tan sutil en sus géneros de acción y anecdótico rol. Mucho podría haber llegado a ser este título si se hubiera apostado más fervientemente y con más credibilidad por hacer un juego de grandes proporciones, sin miedo a la mezcla de géneros. Podría haber marcado una época como juego de aventura, acción y rol. Pero no es así. Divertido e interesante, pero no conduce a nada en especial. Quizá por como lo defino lo veis como un juego notable, y la verdad es que sí es un título muy sugestivo, pero yo recomendaría a que el tiempo baje su precio.

4 pensamientos en “[Análisis] Hunted: The Demon’s Forge

  1. En su momento tenia cierta curiosidad por el cooperativo y por como se enfocaba el juego. Pero tras leer el analisis pocas ganas me quedan de probarlo si solo es un juego de accion. Pero a decir verdad me llama poderosamente la atencion que haya un editor de mapas.

    Estos mapas ¿se pueden guardar?, ¿pasar de unos a otros?, ¿como de largos pueden llegar a ser?, por que en consolas no se, pero en PC esto podria dar muchisimo juego y crearse autenticos locurones.

    Intentare probarlo estos proximos meses si nuestra apretada agenda me lo permite, por que va a ser un locuron padre xD ¿El cooperativo llegaste a probarlo?, tema de lag y tal, respondame cuando pueda señor D:

    • Tenía un tiempo muy ajustado para verlo todo y llegar a hacer el análisis del juego. Pero sí, he jugado a una partida coopertaiva y con lo poco que vi no se presentaron problemas de lag. Cosa que no quiere decir que pilles un mal momento de conexión ya sea tuya o del anfitrión. Hay bugs, pero no es ninguna novedad y se presentan igual en el modo campaña para un jugador. Objetos que se quedan flotando y cosas así. Incluso ha sido peor porque el personaje que llevaba la IA se me ha quedado atascado en más de una ocasión y no he podido avanzar, obligándome a reiniciar la partida. Es un juego que para lo que ofrece, está hecho para disfrutar en cooperativo.

      Puedes moverte como quieras, al fin y al cabo los niveles, aunque largos, son de los llamados cerrojos. Es decir, que va por pequeños tramos donde se debe cruzar con ambos personajes, sino, no se podrá avanzar con la ausencia del otro y, una vez cruzada una puerta, no hay vuelta atrás. Así se aseguran que los niveles den una sensación de continuidad (además de no separarte demasiado del compañero), pero no dejan de ser pequeños niveles dentro del gran nivel. Por poner un ejemplo, al haber avanzado un poco nos encontramos con una puerta pesada que sólo podrá levantarse sumando la fuerza de los dos (a modo de excusa por supuesto), sin la ayuda del otro no se abrirá la puerta pues no tenemos fuera suficiente.

      Lo de crear mapas, en consola dudo que se quede atrás en comparación al PC, yo lo he visto muy completo, y creo que se han esmerado en que fuera algo a destacar. Y sí, se pueden guardar. Sólo he podido hacer una prueba y no me enterado de la mitad de cosas que trae el editor, lo que significa que le falta un tutorial para el jugador novato en esto. Por lo que he pillado, hay como un mosaico de 25 cuadros donde pondremos la forma del camino y como se conectará, decidiendo el punto de partida donde queramos, y puede hacerse un nivel considerablemente largo. Después decidiremos donde colocar enemigos, el número, los items, las armas, etc., y pondremos la decoración que más nos guste. Se nota que es ágil y rápido, pero un poco de explicación en el funcionamiento sí que le falta.

  2. Argh,,, que mania con el UE3… hay algun juego que digas que vale la pena sin dudarlo con ese motor que no sea el juego hecho por los creadores del mismo? No lo digo a malas, es que ahora realmente no me viene ninguno a la cabeza.

    El juego la verdad es que me despertaba un ligero interes… por la portada. ¿Que vaya tonteria hoy en dia no? Y la verdad es que no me esperaba todo lo que has comentado de la jugabilidad. Yo esperaba un hack and Slash casi generico y por lo visto tiene mas elementos interesantes… no es que fuera a comprarmelo, pero la idea de alquilarlo sin temor a arrepentirme la tenia ahi.

    Y aun con sus cosillas, creo que lo acabare haciendo. Como juego de fondo de armario no le veo mala salida.

    • No sé si el Gears y el Mass Effect son los que cuentas como especialistas de UE3 ¿Batman quizá? Y eso que para mí es el que ha demostrado más hasta ahora. Incluso lo veo más bonito que el Gears. Pero Mass Effect… bueno quizá es el que más.

      hack’ n slash genérico… es pegar mamporros a la vieja usanza: golpe normal, golpe fuerte. Le hubiese sentado bien un poco de combinación de botones y golpes chulos. No es que pida un Ninja Gaiden ni un Devil may Cry, pero un poco más de sutileza como Darksiders que no presenta muchas complicaciones, le quedaría muy bien.

      No tiene mala salida, eso no lo dudo, te ofrece cierto encanto. Poder hacer acción y coberturas disparando flechas está muy bien. Los arcos son de débil a fuerte que serían las mismas funciones de una pistola y un rifle de franco, y eso lleva a precisión y lentitud. Tiene sus detalles. Faltaría por ver si tiene futuro, aunque si es Bethesda quien firma los cheques, no es de extrañar que lo acabe teniendo, y esperemos pueda ofrecer bastante más.

      Tampoco es que pida que se convierta en rol, pero es que destila esas sensaciones como si el juego pidiera a gritos que le doten de ese género mezclado con su acción. Creo que si se unieran esos elementos con más fuerza, el título podría ser mucho más. Yo no le quitaría la acción, aunque sea como un guiño a otros juegos, pero se puede pulimentar y ofrecer un poco más. Y si a eso le sumaras más aventura, menos línea recta y el rol visitando lugares… ojo que podríamos hablar de un aspirante serio a juego épico.

      Pero bueno, con lo que tiene, jugar a dos jugadores, es lo más divertido. Lo que no sé es si se puede ir intercambiando los personajes jugando coop… yo espero que sí. Yo eché una partida muy corta porque el tío con el que jugué era anfitrión de partida y me dejó tirado, así que no pude comprobarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s