[Análisis] Sid Meier´s Civilization Revolution

Recuperando el concepto de “Juego blando”, hoy tenemos ante todos el simpático Civilization Revolution, del no menos simpático Sid Meier (esto último no lo puedo demostrar, igual es un cabron el tío). Con el calor acechándonos y dando por culo, no siempre tenemos el cuerpo para grandes gestas como salvar el mundo o eliminar una amenaza terrorista.  Y es ahí donde entra esta versión para consolas de la conocida saga de Pc.

Vale, no ha sido el mejor ejemplo. Cambiamos la tarea de salvar el mundo, por dominarlo. Puede que no sea una tarea tan noble como la anterior, pero hay que tener en cuenta, que aquí la dinámica es mucho más tranquila y menos estresante.  Y como sigue siendo un Civilization, no necesariamente tenemos que someter a las civilizaciones rivales por la via militar.

Por si alguno no lo sabe, Civilization es una saga de juegos de estrategia por turnos. La finalidad del juego es muy sencilla, como también lo ha sido jugarlo en el ordenador. En cambio, lo que yo no sabía en su momento, era como demonios iban a implementar un control satisfactorio para consolas con este juego. Un juego de estrategia, os recuerdo.

Pues bien, el primer factor a tener en cuenta queda resuelto muy fácilmente. Tenemos libertad para mover un cursor por todo el mapeado (no muy grande por cierto). Y con los gatillos, podremos ir cambiando de ciudad con gran facilidad (a no ser que seais unos conquistadores y debais manejar una veintena de ciudades a la vez). El resto funciona de manera intuitiva y sin complicación alguna.

Para empezar diré que mi experiencia con la saga Civilization no destaca ni por su fidelidad, ni por su gran extensión en el tiempo. En realidad, long, long time ago (prefiero no decir la edad exacta, aunque la recuerdo), tuve una viciada muy considerable al Civilization 2. Una época preciosa, en la que ignoraba que se pudiera ganar de otra forma que no fuera pegando más fuerte que el rival.

Los recuerdos de esa experiencia son lejanos y poco claros. Recuerdo que me lo pase muy bien. Pero esa era una época, maravillosa, todo sea dicho de paso, en la que podías dejarle el cd a un amigo para que jugara a un juego, y ni activaciones de Internet ni leches, solo ten el cd original en el ordenador. Por contra, cuando tu amigo exigía la devolución del tesoro, te quedabas sin juego.

Esto viene al caso, no por que quiera explicaros el génesis de mis experiencias y sensaciones en los videojuegos (cuyo valor es incalculable), sino para hacer una comparación directa desde esa entrega de Pc con la que tenemos ahora entre manos para las consolas de sobremesa. Y es que aun con un juego de hace más de 10 años, la comparación es odiosa. Insatisfactoria sería incorrecto. Pero pobre en comparación no es alejarse demasiado de la realidad. Y con todo eso, ¡Que buen rato se puede pasar!

La finalidad del juego es simple. Empiezas fundando una ciudad con una de las civilizaciones disponibles. Y a raíz de esa ciudad, debes crecer, expandirte, y convertirte en la civilización dominante del planeta (con casillas, cual tablero) ya sea por medios bélicos, culturales, económicos o tecnológicos. Por supuesto, no será tan fácil como parece, ya que hay que competir contra otras potencias rivales, que muy fácilmente pueden ofrecerte su apoyo al principio, o hacerte chantaje a cambio de tus tecnologías o personajes ilustres para no iniciar una conquista sobre tus territorios.

La estrategia para salir victorioso debe estar decidida casi desde el momento en el que fundas tu primera ciudad. Justamente en ese momento se verán los recursos a los que puede disponer la ciudad para crecer, tanto en índices de natalidad como económicos o científicos (para decidir si prefieres oro contante y sonante o invertir en tecnologías), como cual tiene que ser la prioridad de desarrollo de esos aspectos (todos con sus puntos fuertes y puntos flojos).

Tras haber tenido nuestro tiempo para administrar recursos, tomar decisiones, explorar con algún pobre colono, vencer a algún indígena de la zona (espíritu europeo al poder) o simplemente mover a nuestros ciudadanos según el número de casillas que pueden recorrer por el tablero, tocara finalizar nuestro turno. En el modo individual, el tiempo para realizar todas estas gestiones es ilimitado, por lo que nosotros iremos haciendo hasta que este todo en orden.

Volveremos a tener el control de nuestra civilización en el siguiente turno, que dependiendo de la época en la que estemos, el transcurso de años sera mayor o menor. El paso del tiempo es algo necesario que comentemos. Para aquellos que no han jugado nunca al Civilization, empezamos nuestra andadura en la prehistoria. Y de turno a turno, perfectamente pueden pasar los años a centenares. Algo hasta cierto punto lógico, ya que nuestros poblados son cuatro casuchas, con gente no excesivamente culta, con poca mano de obra y sin capacidad para controlar muchos recursos.

Así pues, como nuestra civilización, nosotros también iremos aumentando nuestro conocimiento sobre el juego, iremos investigando y dando prioridad cada vez más a diferentes tecnologías, tendremos ciudades dedicadas a una sola tarea, o seremos un ”pais” que trabaja exclusivamente con un fin, la victoria económica, militar, tecnológica o cultural (aunque nunca esta de mas tener el plan B preparado).

Una vez ya nos hemos puesto con nuestra civilización, dependiendo del grado de cultura o poderío económico que tengamos, pueden aparecer personajes ilustres en la historia para darnos algunas bonificaciones, como multiplicar por dos el poder tecnológico o cultural en una ciudad, o tener mas producción de oro. Si por contra, preferimos dejar de lado esta habilidad pasiva, en beneficio de un montante económico, podremos hacerlo sin posibilidad de cambiar esa decisión. No suele ser la opción más recomendable, pero durante la dirección de tu civilización, muchas veces pasas momentos muy apurados, por lo que necesitas rendimiento inmediato (y el oro en eso es el rey).

Y si, esos momentos seguramente sean una aproximación hostil del enemigo, o un movimiento clave para  estar en la vanguardia de la batalla tecnológica, ya que los estudios de las tecnologías pueden “acelerarse” si te llega el presupuesto. Este apartado para acelerar las tecnologías, es mas importante de lo que puede parecer, ya que el primero en descubrir la pólvora (por ejemplo, esto funciona con todas) tiene una recompensa muy útil, como una unidad de fusileros en este caso.

Pero por desgracia la IA no destaca por su pericia. Si un poco por sus trampas encubiertas y no demostrables, ya que lo que le falta a un par de civilizaciones que a veces no pasan de las dos ciudades, le sobra a otro buen par que parece ir dopadísima. O los ataques bipolares del líder rival de turno, que en un turno te ofrece paz, prosperidad y una alianza eterna, y al siguiente te declara la guerra. Un poco incomprensible.

Y ese es uno de los puntos más flojitos del juego. El que hace referencia a las opciones jugables. No hay “profundidad” en sus apartados. Es lo que se dice, un juego simple. Al principio no es algo muy grave, pero a medida que vas jugando, es algo que echas de menos. No hay gestión, no hay variedad. Las unidades militares son muy básicas. Las opciones de las alianzas y negociaciones están en su mínima expresión…  Y por eso acabo considerando al juego como un “juego blando”.

Civilization Revolution es una aproximación muy bien lograda para consolas, que yo personalmente considero que esta excesivamente simplificado. Ya no solo por la comparación en Pc, si no ya por la falta de opciones “extra” que fácilmente podrían haberse implementado. La única explicación posible se debe a que no tenían intención de que las partidas online fueran demasiado largas. Y en parte, es de agradecer.

Ya que las partidas online son lo mejor del juego. Curiosamente se beneficia de que el juego esta tan simplificado que en el único minuto que te da el juego para completar el turno (en el modo online, así evitan partidas que podrían ser eternas), puedas mayormente completar todos los movimientos que tengas en mente, y gestionar las ciudades de la mejor manera posible.

Como siempre, aquí la maquina ira con ventaja, y fácilmente podrá gestionar todo al momento, como “curiosamente” tener siempre unidades bélicas a punto y que tampoco le falten recursos (jugar contra los chinos suele ser un suplicio). Pero para eso están las alianzas de verdad jugando con humanos. Y la diversión aumenta muchísimo.

Jugar en modo online, requiere intentar acertar la estrategia del rival, medir tus movimientos, vigilar lo que dices si estás jugando en grupo, y sobre todo, ser rápido de mente, ya que en este modo se inicia una contrarreloj en la que solo puede ganar uno. Y es que aceptando que estamos ante un juego que es simple, este modo de juego funciona a toda maquina. Con muy pocas pegas. Sinceramente, encuentro que este es el modo recomendado para jugar a este juego (y con un par o tres de horas de tiempo por delante).

Finalmente, y llegando al final, ¿Recomendaria el juego? A los que estén interesados en probar un Civilization, esta es la ocasión ideal, mas aun al precio irrisorio que tiene. A los jugadores de Pc que conocen la saga, muy posiblemente les sepa a poco el juego, ya que tiene bastantes recortes en comparación con las versiones a las que estarán acostumbrados, pero para jugar en consolas a modo light casi les sale más a cuenta comprarlo que alquilarlo hoy en día.

No creo que sea en absoluto un mal juego. Es un juego blando. Correcto en todo, sin sobresalir en ninguno. Pero con un modo online que es trepidante si has conseguido “aceptar” el juego tal y como es. Te asegura varios momentos de diversión, e incluso tensión ante alguna que otra situación. Y por mucho que quieras repetir tus esquemas, cada partida es un mundo. Si, recomiendo el juego para experiencias menos trascendentales. Es un primer paso interesante, esperemos que no se quede solo en esto.

12 pensamientos en “[Análisis] Sid Meier´s Civilization Revolution

  1. Capado, capado y tan capado, pero que risas jugando xD A dia de hoy al precio que esta, si se cuenta con un grupito que se anime a jugar, para mi es el juego ideal para pasar un buen rato de risas y piques sanos xD

    Tramposa la maquina es poco xD, aun recuerdo esa partida con los ingleses que me atacaban por todos lados y mis arqueros aguantaban como podian, y Repti, el maldito Repti con sus jugadas de “no voy a atacaros, tranquilos” xDDDDDD

    Risas, risas everywhere, y es lo que dices, esta hecho asi para que sean partidas asequibles, cortas y aun asi que permitan algo de “variedad” a la hora de jugar. Yo se lo recomiendo a cualquier fan del genero, aunque un modo historia habria sido la caña xD

    • Un modo historia mas robusto habria estado genial, pero aun asi, creo que cumple sobradamente. Las partidas eran epicas, y en modo de dificultad alto, la maquina era super tramposa xD

      Yo que conste que siempre os lo dije, yo no molesto a nadie… y ahi me quede, imbatido… cof cof…

  2. Yo también llegué a jugar al Civilization en su día, aunque no recuerdo qué parte, por no decir que apenas recuerdo como lo pasé, si bien o pche; porque si fuera bien, creo que lo recordaría mucho mejor.

    La estrategia por turnos nunca ha sido algo que me llame mucho la atención, siempre he tirado por la estrategia en tiempo real. Quizá por la edad que tenía entonces, a veces hay cosas para las que no estás preparado, o vas reacio a que pueda gustarte. Por ejemplo, en lafiebre Command & Conquer, no me llamó la atención, hasta que se hablaba tanto que tuve que comprarlo y jugar. Y la verdad es que fue una pasada una vez te enganchas. Es posible que si jugara ahora quizá lo viera de otra manera.

    Por lo que parece os lo pasabais muy bien cuando os escuchaba por el Live, pero de momento es un juego que me da “pereza” adquirir, aunque esté baratillo. No en el sentido de jugar, sino en el tiempo que pueda invertir en él, que puede llegar a ser nulo. Y si es sólo para tenerlo de decorado, pues mejor esperar a un momento que diga “ahora sí”.

    • Hombre, si lo jugastes en su momento, aqui te sentirias bastante limitado. Por poder, te lo puedo dejar, pero no podriamos probar el live, que es donde esta la gracia del asunto. Porque es una carrera contra reloj, y dependiendo del nivel en el que este la maquina, es o colaboracion, o guerra fria hasta llegado el momento xD

  3. A mi me pasó como a Sone, ya que nunca me sentí muy atraído por el género de estrategia, aunque con Command & Conquer Red Alert esto cambió. Recuerdo haber jugado alguna vez al Civilization, junto con el Sim City, pero no me dejó sensaciones demasiado buenas.

    Yo diría que definitivamente no es mi tipo de juego, aunque me ha quedado la duda de cómo se ha implementado el título para ser jugado en una consola, usando un gamepad.

    Debo reconocer que desconocía esta versión de Civilization, de pronto esto de simplificar su mecánica puede ser que acerque esta saga a los acostumbrados a jugar en consolas.

    • Es eso, acercar a los jugadores de consolas esta saga. Esta bien por el ritmo que tiene, pero si buscas algo de profundidad o te gusta que sea minimamente complejo, mejor probar uno de pc, que tienen mas cosas.

      Yo de estrategia en tiempo real fuí mas del Age of Empires, los Command & Conquer nunca fueron santo de mi devocion, pero unicamente porque no llegue a jugarlos en su momento y luego me sentia muy extraño…

  4. Sabia yo que Arpi se acordaría de mi en este juego..gloriosa la noche que no tenia cascos..fue perverso xD. Pues yo me lo compre por petición popular..y me gustó bastante la verdad, las partidas online le ponían el toque de diversión perfecto..no todos los juegos te ofrecen una partida de 3 o 4 horas de diversión..si ganas porque ganas..si pierdes porque pierdes..pero el juego es muy interesante,y mas al precio que quedó. Este verano volveremos al lio..bueno,volvere yo,vosotros nunca lo dejasteis.

    Salu2 peña!

    • Es eso, por ese online vale la pena. Y si encima puedo decir que me retiré imbatido….😀 (si, metiendo el dedo en la herida xD)
      Maldito, tus “voy a cenar estoy aqui en media hora”, y la media hora no era precisamente 30 minutos…

      • Habra que echarse una partidilla rapso..que en un par de dias vuelvo al live🙂

  5. Yo me quedé en el Civilization III. También con él lo descubrí, y casi fue cabezonería el que me tuviera que gustar ya que todos los medios de por aquel entonces lo laureaban sobremanera, bien, pues resulta que al final le cogí el gusto. Mis partidas con el juego eran eternas, llegue a estar 8 horas seguidas algún que otro día, me paso lo mismo con este juego que con la canción de “se nos rompió el amor”, de tanto jugarlo un día lo deje, con idea en la cabeza de volverlo a jugar y han pasado casi 8 años desde entonces…

    Quizás me atreva con éste, aunque miedo me da que me vuelva a pasar lo mismo…no creo…

    • Lo mejor de todo, es que aqui 8 horas… diria que no duran. Casi imposible xD. No lo veo factible, y en un online menos todavia. Pero es volver a lo anteriormente dicho, si has jugado el de Pc, es recomendable tener en cuenta que es una version muy limitada, si no puedes llevarte un chasco…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s