[Especial] Cuando Westwood dominó el mundo

En una época donde no había cientos de trabajadores detrás, sino cuatro amigos encerrados en un cuchitril a veces sin ventanas, se daba vida a las ideas más entusiastas para el videojuego. Recursos más limitados y costes mucho menos pronunciados que los actuales, dejaban a un lado el miedo de la apuesta sin pensar en el resultado, y así nacían los juegos más entrañables y “artesanos” que han llegado a conocerse. Los gráficos, la música, los diseños… todo era cosechado por cada compañía. Una poderosa sinergia con identidad y clase por aquel entonces.

Gracias a eso, hay muchas compañías (algunas difuntas) que son recordadas con gran apego, sobre todo por lo que han logrado hacernos experimentar. Menos recursos, menos tecnología, pero la ventaja de ser los primeros que nos han llevado de la mano hasta la era actual gracias a las ideas que asentaron, la prodigiosa “old school”.

 

Westwood Studios es una de las mitificadas compañías más queridas y reconocidas del sector (que ya no está con nosotros… gracias EA…). No solamente por el resultado de sus juegos, sino por ser los pioneros en un género tan poderoso como discreto, tan selecto como envidiado, la estrategia. Y no hablamos de una estrategia cualquiera, hablamos del categórico género del RTS (real-time strategy), estrategia en tiempo real. Un género ambicionado porque su ámbito se ancla básicamente en el PC, con una larga trayectoria incansable como lo es el shooter para la actual generación. El longevo arsenal de títulos tácticos no tiene rival si comparamos el ordenador con la consola, y es por ello que al pensar en estrategia nos viene a la mente la imagen del ordenador.

Un género que identifica al PC tanto como lo hace el rol occidental, y en ambas tendencias Westwood posee un buen historial. Pero sin duda, la importancia de esta compañía se haya en la estrategia y su forma de verla, un estado de Nirvana demostrado por lo que ha venido después: docenas de compañías que se han rendido a la evidencia imitando un estilo accesible, divertido y directo. No llega a ser tan tedioso como la epidemia shooter que parece contagiar a la consola actualmente, porque las compañías siempre han intentado ir poniendo su granito de arena en la estrategia, haciendo evolucionar el RTS de Westwood con juegos magníficos y únicos.

La importancia de Westwood Studios queda contrastada, e iremos viendo la larga trayectoria de influencias que han habido; los grandes títulos que nos han dejado otras empresas influenciadas por el prestigio de los señores de Command & Conquer, y que también han aportado su estila como para ser títulos algo más especiales. Antes de nada, hay que diferenciar entre las dos ramificaciones básicas que dividen la estrategia: la constructiva y la destructiva (a veces, y en juegos más actuales, incluso mezcladas). Tampoco es que sea ningún secreto, pues ya sabemos que también existe una fuerte demanda por la estrategia de construcción, evolución de la creación y el reto de la gestión, como por ejemplo: Sim City (de Maxis, también importante esta compañía), Theme Hospital (Bullfrog de Molyneux, y muchos otros títulos de esta casa), Constructor, Tycon etc. Y por otro lado, la estrategia destructiva sería la bélica, en la cual nos centraremos, y que supone el Grial de la difunta Westwood.

Dune II: Battle for Arrakis

Dune II: La batalla por Arrakis es considerado el primer juego RTS que existe. Dicen que si te consideras un experto de la estrategia deberías haberlo jugado. Aunque yo he tenido ese privilegio, no creo que haya que ser tan contundente, con saber que existe y que es el primero de su especie, va que se sobra. Con tres casas a elegir: Atreides, Harkonnen y Ordos dentro del intrincado y fascinante universo de Dune, luchábamos por el control del planeta Arrakis en una vista de pájaro, completamente plana. Ahí empezó a perfilarse el RTS. Claro que no resultaba excesivamente “atractivo” a los ojos de un niño y para entender sus bondades había que jugarlo. No obstante, para quien quiere desarrollar un juego de estrategia, Dune II sigue siendo el manual.

Command & Conquer

La revolución de la estrategia estalló en 1995 con Command & Conquer, un juego capaz de apartar la mirada de un niño de sus juegos plataformeros y sus graciosos personajes. Cuando lo viví, no se hablaba de otra cosa en el colegio, las consolas se apartaron para dar paso al ordenador. Y para que negarlo, los niños maduraron como jugadores en ese momento, abriéndose una puerta a cosas desconocidas y la curiosidad de conocer otros géneros a los que nos costaba verles la gracia. Commando & Conquer nos demostró que existía un mundo fascinante y desconocido para los preadolescentes adictos al videojuego. El impacto fue tal que se convirtió en figura icónica para el PC y uno los más grandes hitos de la historia del videojuego.

 

El caso entre Dune II y Command & Conquer, es un calco de la situación que vivieron Wolfenstein 3D y Doom: uno es el precursor, pero el famoso es el que le sigue, el que culmina la idea de forma soberbia. También es cierto que el argumento de C&C tiene ciertas similitudes con el universo Dune y todo queda camuflado por un manto distinto. La piedra angular gira entorno a una nueva fuente de recursos proveniente del espacio, en este caso el Tiberium, donde una oscura organización llamada la Hermandad de Nod se erige para dominar el mundo gracias al poder económico que genera el Tiberium. La ONU, como respuesta, crea la GDI (Global Defense Iniciative), y lucharemos en una guerra con cualquiera de las dos facciones que elijamos. Nunca llegó traducido ni doblado, así que para algunos el interesante argumento pasó por alto. No obstante, no era ninguna barrera para aprender a jugar. Su gran éxito nos ha dejado una larga saga con el paso de los años, además de infinidad de títulos que han seguido su estilo.

 

Un largo camino con un argumento enrevesado, intrincado y complejo, con viajes en el tiempo y realidades alternativas. Las primeras partes fueron desarrolladas por Westwood, hasta que finalmente pasó a manos de EA.

Z

The Bitmap Brothers fueron una de las compañías más importantes en los 90. El motivo era muy simple: un catálogo de juegos no muy amplio pero que abarcaba varios géneros, y lo mejor, es que cada título fue considerado sobresaliente. Entre ellos se encuentran juegos como Magic Pockets, Speedball y GODS. Pero en la estrategia nos brindó un título muy peculiar. Z era un juego de estrategia desafiante e increíblemente sencillo. Una guerra entre robots diferenciados por el color rojo y el azul, pero fue uno de los títulos más “rebeldes” por aquel entonces. Además de ser uno de los primeros con doblaje al castellano, se utilizaban insultos en todo momento, especialmente cuando perdíamos la batalla nuestros soldados nos dedicaban todo tipo de lindezas por la derrota, entre gilipollas, cabrón, que malo eres, etc., y escenas desternillantes.

 

Z quiso ser algo diferente. Cada nivel ya disponía de edificios y armamento esparcidos por el escenario, nada de construirlos. Los mapas se dividían en pequeños territorios que pasaban a ser de nuestro dominio si tocábamos la bandera de cada uno. Al pasar a ser de nuestra propiedad, las fábricas que abarcaba la zona también lo eran, y podíamos fabricar nuevo armamento, pero también entraba en juego el factor tiempo. Cuantos más territorios tuviéramos, más rápidamente fabricaríamos nuestro armamento, y podía diferenciarse entre un minuto de espera o diez, así que la balanza se decantaba drásticamente por aquel que tuviera más territorios y sacara ventaja de la situación. No era nada fácil, pues había una gran igualdad de condiciones entre dos facciones y mientras la IA no paraba de moverse, nosotros no podíamos tomarnos ni un descanso para conseguir destruir el fuerte enemigo y defender nuestras posiciones. Aunque era una mecánica simple, utilizar el entorno en nuestro beneficio también era un recurso a tener en cuenta, por no mencionar que también podíamos tomar decisiones drásticas.

Homeworld

Todo lo que lleve el sello de Sierra siempre es digno de ser jugado, no deja indiferente a nadie. En Homeworld, Sierra demostró que la estrategia puede ser vista de otra manera muy original. Aunque los mecanismos no distaban mucho a lo que se había visto (construir, luchar, recolectar), la diferencia quedaba remarcada por la forma de movernos. En vez de ir por escenarios planos nos encontrábamos en el espacio, pudiéndonos mover por cualquier dirección gracias a las tres dimensiones: vertical, horizontal y profundidad. Era un poco difícil hacerse con los controles, pero con un poco de tiempo y paciencia nada era imposible.

 

Podía parecer un poco estéril pero su maravillosa recreación y su tranquila música nos sumergía en un juego acogedor y agradable. Por no mencionar que cuando las cosas se ponían interesantes, se originaban batallas de naves increíbles, de grandes proporciones. Todo para cumplir nuestros objetivos de nivel y proteger nuestra nave nodriza de los misterios y enemigos que moraban por el espacio desconocido.

Age of Empires

Un título al que le sobran las presentaciones, AoE fue un juego que causó furor. Además de ser un título puro en la RTS, trajo consigo ciertas novedades. Para empezar fue considerado un juego educativo gracias a su densa narrativa histórica pasando por sus civilizaciones y sus respectivas evoluciones culturales, desde la Edad de Piedra hasta la Edad de Bronce, reviviendo grandes hechos históricos en une línea temporal de 3.000 años. Además, ya no solamente teníamos que recolectar nuestra fuente típica de ingresos para crear armamento, las cosas iban a ser más realistas: aprovisionarnos de madera, comida, piedra… incluso practicar el comercio. Sin duda fue un momento donde las cosas fueron más allá y se dotaron de más realismo.

 

Podría decirse que AoE también ha hecho escuela y ha tenido sus propios imitadores como Empire Earth, primer juego de estrategia tridimensional y que abarcaba la brutal línea temporal de 500.000 años. Pasando por toda la historia hasta hipotéticos futuros que parecen de ciencia ficción. Por otro lado también están los títulos a lo American Conquest, calcos exactos de AoE con la salvedad de que las batallas recibían más dedicación, como realizar formaciones para que nuestros ejércitos fueran más efectivos.

Black & White

Aunque considero a Peter Molyneux uno de los mayores vendedores de humo del sector, no puedo negar que suele tener ideas originales como premisa básica. Su renombre se debe sobre todo al pasado y a sus trabajos, donde realmente sí era genuino y mucho más de lo que es ahora. Mucho ha dado este hombre a la estrategia con enfoques tan originales como Dungeon Keepers. Pero en Black & White rascó un poco de todo en lo mejor que había dado la estrategia hasta entonces, añadiéndole, claro está, su toque personal. Una idea que ya llevó a cabo con Populous, pero aquí de forma más compleja.

 

En B&W representábamos dioses y teníamos que controlar a una tribu. Pero se mezclaba cierto componente del rol cuando teníamos que ejercer nuestro dominio sobre una criatura que la tribu veneraba. Dependiendo de la criatura elegida esta gozaría de ventajas y debilidades, y su apariencia cambiaría dependiendo de que tipo de bando decidíamos ser (si llevar a una tribu bondadosa, neutral o malvada). Una propuesta difícil de explicar, pero sumamente divertida en relación a nuestras acciones, la criatura y la tribu.

Warcraft/Starcraft

Es imposible no conocer estas dos franquicias de la mano de Blizzard, posiblemente las más famosas actualmente y que hacen de la compañía uno de los estandartes de la estrategia. No obstante, aunque es obvio, no lo digo yo, lo dicen ellos, siempre han mirado a Westwood para llevar a cabo sus dos juegos de estrategia. Se rinden ante ellos y reconocen lo importante que fue esta compañía por la influencia que ejerció en millones de jugadores. Aunque son juegos magníficos siempre han querido dedicar sus dos franquicias de la estrategia a los pioneros de Westwood por lo que significó para ellos y para todo el mundo.

 

No obstante, aunque desconozco si ya venía de antes (me hago un lío con las fechas a estas alturas), los chicos de Blizzard también aportaron su toque personal. Más allá de los fantásticos diseños y el mimo por cada arma, edificio y raza de sus juegos, incorporaron también el sistema de héroes. En esta ocasión aparecían personajes de suma importancia no solamente en el argumento, sino jugables, que gozaban de ventajas por encima del resto de nuestras unidades y que podían ir mejorando subiendo de nivel aprendiendo nuevas habilidades.

 

Otros tipos de estrategia han ido surgiendo con el paso de los años, como los centrados en las grandes batallas y poner a prueba nuestra pericia estratega (Total War, World in Conflict). Pero todo se reduce a Westwood, creador de algo sin precedentes. Todos estos juegos mencionados y loas más recientes, llevan la magia de los señores de Command & Conquer. Y aunque soy consciente de la infinidad de títulos RTS que dejo detrás, además de los que puedo desconocer, habiendo remarcado los más importantes y famosos que han podido pasar por nuestras manos, os hacéis una idea de lo grande que fue esta compañía al contagiar con su maestría a otros grandes juegos que le siguieron.

Lamentablemente, y como ya he dicho, Westwood Studios ya no existe, y por eso no hay que olvidar lo que nos dejó, uno de los géneros más adictivos y agradables que puedan existir. Influenció y dio vida a la industria de el videojuego, ¿qué sería de este sector sin la existencia de este género? Supongo que viviendo ignorantes no nos daríamos cuenta. Pero habiendo jugado a incontables títulos de estrategia, no puedo hacer más que sumarme a venerar esta compañía que algún día será legendaria.

 

Por si a alguien le interesa, uno de sus últimos trabajos fue Emperor: Battle for Dune. Un pequeño regalo para los fans donde no desvirtuó su legado y mezcló la mejor estrategia mostrada en Command & Conquer junto al universo Dune. Aunque fue breve, dominó el mundo.

20 pensamientos en “[Especial] Cuando Westwood dominó el mundo

  1. Joder, sin palabras, es como ver mi infancia retratada en este artículo: Dune, AoE, Warcraft/Starcraft, pero por encima de todo B&W el juego que más tiempo estuve esperando (leyendo “hype” en cantidades industriales en las revistas especializadas)… lo dicho, que conste en acta que B&W es de esos juegos que me robó el corazón, y muchas horas de mi tiempo😄

    • En esa época, para mí, “Molinete” sí que era uno de los grandes, ahora me parece un viejo cansado donde la vieja escuela le ha arrebatado toda la imaginación, o que ya es difícil no crear clichés ni sorpresas como antes. Lo que dejó con Bullfrog, Populus, el genial Dungoen Keepers, y por supuesto, Black & White. Tengo que reconocer que el señor Molyneux tiene ideas muy originales, y siempre me preguntaré si hubiese sido capaz de hallar la fórmula de la estrategia en tiempo real si Westwood no hubiese existido.

      Pero en fin, se agradece que además de estratega, siempre fuera capaz de otorgar su toque personal e imaginativo en cada uno de sus juegos para sacar entregas de RTS diferentes al resto. Siempre consiguió dar frescura al género cuando todo parecía la copia de una copia y quedar estancado.

  2. La estrategia es el unico genero en el que el 95% de sus juegos digo una pantalla mas y acabo jugando cuatro o cinco xD El problema siempre a sido la accesibilidad, por lo menos cuando yo era mas yogurin jugar a un juego de estrategia no era lo que mas entusiasmaba xD en cambio con el tiempo ahora el genero lo juegan todos los publicos y ahora esta mejor que nunca.

    Command & Conquer simplemente brutal, brutal y mas brutal xD y un pilar base para muchos de los jugones de hoy en dia entre los que me incluyo. Grandisima Westwood aunque por desgracia no hay tantos que los consideren pioneros aunque lo sean.

    Por que es una putada, pero Age of Empire, Starcraft y Warcraft son los que sin duda han traido la vida y el locuron al genero, por lo que gracias a ellos y gracias a Westwood por inspirar a sus creadores con sus obras disfrutamos de un locuron de juegos y un leve acercamiento a las consolas…

    PD: Age of Empires Online yaaaa xD

    • Ahí lo has dicho. Es que esa fue la grandeza de Westwood. Ahora son otros tiempo,s pero siendo más “yogurines” era inconcebible verle la gracia a estos juegos. Te quedabas pegado a la consola con Marios y Sonics y no existía nada más. Después no se hablaba de otra cosa en el recreo y por curiosidad (me acuerdo que lo compré en un quiosco por 3000 pesetas), lo jugué, y me enfrasqué en el PC dejando un largo tiempo de lado a la consola.

      Ahí te das cuenta de que Westwood hizo algo grandioso, popularizó un nuevo género que atraía a cualquier edad, fuera niño o adulto, y no se hablaba de otra cosa que no fuera C&C. Era adictivo, directo, siempre con ganas de ver el nuevo arsenal que podían darte en la siguiente pantalla… y encima dos facciones distintas. Fue apoteósico, tardaron muy poco en salir los “imitadores” fascinados por el juego, y se lleva hasta la actualidad, donde la RTS sigue siendo fuerte e inagotable.

  3. La verdad, yo he jugado dos sagas de estrategia que no has mencionado: imperium (de la epoca romana) y mi favorita:PATRICIAN!(que va de comercio de la Edad Media y de construir casas y fabricas) que empezaron alla por el 92 y hace poco(otra compañia, ya que Ascaron [la empresa original] quebro en 2009 T_T ) han sacado la cuarta entrega, aunque yo solo puedo disfrutar de la tercera entrega ya que mi ordenador es bastante mierdecilla xD

    • Me hubiera gusta haber podido añadir más juegos, te aseguro que ha sido duro no hablar de algunos. He preferido escoger títulos muy emblemáticos aunque quizá me haya ido demasiado atrás, pero son juegos que han dejado grandes destellos añadiendo un toque muy personal a modo de evolución de lo que creó Westwood. Y además de haberse basado en los juegos de Westwood también han sido referentes para otros que han mimetizado su sistema.

      Por lo personal, aunque Imperium es un buen juego, los hay de bastante mejores. Y Patrician es de una categoría más constructiva: gestionar, construir y evolucionar. Yo he ido a centrarme en el RTS, donde son los juegos bélicos los que muestran más ese concepto. Y no me mal interpretes, me encantan ese tipo de juegos, adoro los título Sim City, Constructor, Theme Hospital, etc. pero ahora me centraba en la parte “destructiva” del género.

  4. Reconozco que el género de estrategia no es de mis favoritos, pero qué buen juego fue el Command & Conquer Red Alert, para que un título de ese estilo me haya llegado a gustar es porque la gente de Westwood sabía muy bien como hacer un título fácil de entender y con una profundidad jugable que pocos pueden lograr.

    Estudios como este hacen mucha falta hoy en día, es una lástima que los “grandes” de este negocio los compren para nunca más volver a saber de sus creaciones…

    • A mi supongo que me pierde la nostalgia y el corazoncito, y para mí el primer Command & Conquer sigue siendo el mejor XDD. Pero desde luego, la subsaga Red Alert es muy buena. Después, cuando EA tomó el mando, hizo un buen trabajo pero… siempre hay ese pero que le deja un sabor a rancio. Y sí, para aquellos que no tienen muy buenos ojos para EA como distribuidora, que hay esas sospechas que se inmiscuyen en los títulos de las compañías que han comprado, ya eran cosas que venían de antes, no es algo que haya ocurrido actualmente. Se supone que las tienen que comprar para beneficiarse, no para destruirlas, y eso es lamentable.

      Para mí, muchos de la vieja escuela deberían unirse en una sola empresa.

      PD: si te interesa revivir esa experiencia, te recomiendo el juego que menciono al final: Emperor Battle for Dune, que es algo más reciente. Es exactamente igual que C&C pero en el universo Dune. Además de batallas y construir tus bases también tendrás desastres naturales como huracanes y el mítico gusano de arena que puede aparecer en cualquier momento y comerse a un montón de unidades, tanto tuyas como la de los enemigos XDD.

    • No te creas. Mientras escribía e iba rememorando a mi me han entrado unas ganas horribles de ponerme a viciar con juegos de estrategia XDD. La verdad es que es un género que tengo muy apartado desde hace tiempo, y es una pena. Pero pronto voy a retomar esa antigua rutina para satisfacer esa necesidad.

      Saludos

      • Cierto, yo también tengo aparcada la estrategia creo que desde Halo Wars. No se si estamos de enhorabuena o sea una tortura eso de tener en la calle tantísimos títulos, yo no doy a basto😄
        Un saludo

  5. Command & Conquer Red Alert, Warcraft (I y II) y StarCraft, estos son los juegos de estrategia de este tipo que más me han gustado y he disfrutado, teniendo en cuenta que no soy una persona apasionada del género, creo que dice mucho de la calidad de estos juegos.

    En cuanto a Westwood Studios, siempre recordaré sus míticos Lands of Lore y The Legend Of Kyrandia. Una pena que EA se la cargara como ha hecho con tantas otras míticas compañías.

    • Sip. Westwood es tan recordada por sus juegos de estrategia como los de rol. La verdad es que básicamente todo su currículum se divide por partes iguales en esos géneros.

      Sin duda has probado juegos de estrategia de las mejores franquicias. Pero las hay de muy buenas a parte que la gente no suele conocer, además de que se juegan con distintas dinámicas y es difícil de apreciar hasta que no se juega. Black & White es uno de ellos, o Dungeon Keepers, aunque ya son un poco añejos. Pero siempre hay por allí alguna compañía que trae las bondades de esos juegos y las “actualiza” para que sigamos disfrutando.

      World in conflict y Total War son otro tipo de estrategia donde solo te centras en la batalla. Y después están los tipo gestión como Sim City que gustan más de lo que puede parecer.

      Saludos

      • Dungeon Keepers también es uno de mis grandes, pero no lo he puesto porque aunque sea de estrategia considero que es muy diferente, joder, poder ser el malo cuando eras pequeño era toda una tentación😀

        En cuanto a Sim City también lo he probado y me ha gustado, aunque solo el primero y el segundo (creo que se llamaba Sim City 2.000), pero de este tipo, me quedo con la diversión y buenos momentos que me ha ofrecido Theme Hospital xD

  6. Si bien no jugué en su momento los juegos de Westwood, partí en la estrategia gracias a Age of Empires y Starcraft, y esto me ha traído unos recuerdos maravillosos de colegio, de juntarse en la casa del “amigo con Internet” para jugar todos en línea contra algún adversario (por lo general un universitario experto en el juego que nos hacía cagar en 5 minutos). Agradezco, de verdad, haber leído esto.

    • Bueno… no sé que edad tendrás, tampoco puedo pedir que alguien juegue a algo que no ha sido de su época XDD. Todos crecemos con nuestros juegos, del mismo modo que hay juegos anteriores a mí. Si te han gustado esos juegos, hay de otros que te pueden gustar igual, incluso cosas muy interesantes con su toque personal; cosas que incluso no te hubieras imaginado que pudieran gustrte (que es lo que me pasó a mí al jugar por primera vez a C&C, y acabé enganchado al género.

      Si te pica el gusanillo de volver a jugar, pues es cuestión de buscar críticas, o los considerados buenos juegos de estrategia, y puedes llegar a descubrir cosas realmente adictivas que agradecerás haber descubierto para jugar.

      PD: Yo sí agradezco que te haya servido y lo hayas podido valorar. Yo todavía me pregunto si este género hubiese acabado existiendo o no de no ser por Westwood. Quizá no tendríamos ni Age of empires, ni Starcraft ni ninguna de estas maravillas sin ese modelo a seguir de los creadores de Command & Conquer.

  7. Repitiendo mensaje… argh xD

    PAra empezar el juego de Dune, supe de su existencia porque tu me lo comentastes. La verdad es que ignoraba que tuviera un juego de este tipo (como casi todo lo que hay en Pc que soy un saco de ignorancia). Tampoco jugue al Command And Conker… y basicamente se puede decir que mi primera experiencia fue con la demo del Age of empires, la que empezabas con un yayu lalala.
    El starcraft lo llegue a jugar no se como, y fue una experiencia muy divertida…. aunque solo con el bando terran. Eso de llevar a las colmenas, y los protos con sus espadas con baterias de corta duracion nunca me entusiasmo…

    Y una vez me dejaron el warcraft 3. Tuve que dejarlo porque me aburria… me daba mucho por saco tener que repetir siempre la misma rutina para crear mis ejercitos. Creo que por eso siempre le tuve un especial cariño al Tycoon y al Constructor xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s