[Análisis] Operation Flashpoint: Red River

Olvidarse de Call of Duty, de Medal of Honor y de Battlefield. Eso es lo que debéis asumir si queréis apreciar lo que ofrece Operation Flashpoint: Red River. Porque no estamos hablando de un fps de acción, sino de simulación bélica, un subgénero que hasta hace relativamente poco sólo ha conocido el PC. Quizá penséis que no haya para tanto, pero os aseguro que puede resultar algo tan “especial” como los juegos basados en simulación de vuelo, y realizar vuelos bonitos mediante control realista no es algo que todo el mundo sepa apreciar. La simulación siempre suele ir dirigido a un público muy concreto y a veces minoritario, género incomprendido ahí donde los haya.

Bohemia Interactive iniciaron el viaje de Operation Flashpoint teniendo claro que querían especializarse en ese género en concreto. Ahora ha pasado a manos de Codemasters, que nos dejaron OF: Dragon Rising y ahora OF: Red River. Mientras, los chicos de Bohemia llevan consigo lo aprendido y lo que siguen aprendiendo con otra franquicia que todos conocen, ArmA y ArmA 2. Curiosamente, las dos obras creadas por Bohemia han pasado a competir directamente siendo referentes de la simulación en guerra moderna. Aunque ambas casas tienen un gran número de seguidores, estos reconocen que todavía queda mucho camino por recorrer y realizar mejores trabajos en el futuro. Tal vez, el realismo y la fidelidad sean incuestionables, pero a la hora de jugar van cargados de un cúmulo de problemas y fallos considerables que los hacen muy incómodos.

 

Codemasters lleva las de perder. Los juegos de ArmA traen consigo muchas más opciones, detalles y realismo que lo que nos ha ido dejando OF. O lo que es lo mismo, Bohemia es un duro hueso de roer para Codemasters. Algunos lo atribuyen a “consolización” del juego, y eso tal vez sea cierto, a la vez que un gran fallo por parte de Codemasters. Si su intención era llamar la atención de nuevos jugadores para que se enfrascasen en este género desconocido para la mayoría, han realizado un trabajo pésimo. Red River es un juego que no llega a la completísima simulación de ArmA, ni a ofrecer espectacularidad ni entretenimiento como los fps más “arcade”, dejándolo en un punto muerto que no deja del todo satisfecho a los amantes del género, y a echar para atrás a los desconocedores de esta tendencia a los que seguramente no les gustará. De momento, para los usuarios de consola, hay que apechugar con lo que hay.

Tal vez no sea el más indicado para hablar del juego, pues no es un género que sea gozo de mi devoción. Pero Red River incluye cosas con las que sí he jugado en otros juegos que me han parecido mucho mejor llevados y que me han gustado. Títulos como SWAT, Rainbow Six, Full Spectrum Warrior, Brothers in Arms… son juegos con sus diferencias, pero sopesan un fuerte componente del análisis de situación y la estrategia mezcladas con la acción, y eso también lo tiene Red River. Algunos dirán que no es lo mismo pues estos no son juegos de simulación, cierto. Pero sí son juegos tácticos, y Red River tiene tanto de eso como de simulador. La única diferencia, al menos viendo el resultado de Red River, es que en éste se puede morir de un solo disparo. Si un juego quiere presumir de simulación solo por ese detalle, es quedarse muy corto y la etiqueta que se cuelga es muy gratuita.

 

Nos encontraremos en Tayikistán, en Asia, donde un movimiento insurgente hace tambalear la estabilidad del país y de los alrededores, entre ellos China. Los intereses de América y China y el cruce entre ellos nos llevará a combatir contra los comunistas en la zona del “Río Rojo”, de ahí el nombre del juego. Poniéndonos en situación, manejaremos a un grupo de cuatro soldados. Nuestro personaje será el fusilero, acompañado por un granadero (experto en explosivos), un tirador (francotirador y exploración), y otro fusilero con armamento más pesado (ideal para fuego de apoyo y contención). Cada uno puede tener su funcionalidad ideal para cada situación, pero la mecánica de Red River queda tan en entredicho y está lo suficiente mal hecha, que apenas notaremos las diferencias de las acciones que supuestamente realizan.

El componente táctico de Red River se basa en un sistema de ordenes, tácticas que podemos ordenar a todo el grupo o a cada personaje de forma individual y en tiempo real. Realizar fuego de contención, desplazar a alguien a punto en concreto, realizar flanqueos, defender una zona, despejar un edificio… órdenes muy básicas que aunque intentan tener más profundidad no distan mucho de los títulos que he mencionado anteriormente, incluso más incómodas y menos efectivas. Aquí no se trata de ir matando a lo Rambo, sino conseguir que no nos maten. La única diferencia, es que en esos juegos éramos más el centro de atención, utilizábamos a nuestros compañeros para cubrirnos y nosotros hacer el flanqueo. En este caso, dependemos tanto de los aliados como de nosotros mismos.

 

Pero lo peor es que el mecanismo de estas acciones queda nublada por una IA pésima. Me he encontrado en situaciones de mandar a alguien a ponerse a cubierto tras un parapeto, y éste se sitúe en la cara del muro donde llueven las balas. Me ha sacado de quicio que mis aliados desobedecieran mis órdenes, haciendo caso omiso a todo. Si supuestamente es un intento automático de una IA que se guía por lo más inteligente, es decepcionante. Y no precisamente hacen lo más inteligente, porque enerva más ver como hacen lo que les da la gana y encima verlos caer como moscas. Personalmente, quiero que me hagan caso a mí, y si fallo que sea mi error y aprender de ello para mejorar la estrategia. Pero así es Red River, un juego de mucha paciencia y de ritmo lento… muy lento si se quieren hacer las cosas bien.

Gracias a un interfaz de órdenes bastante accesible, podremos adaptarnos a la supervivencia. Sin embargo se pierden unos segundos tan valioso que pueden suponer nuestra muerte debido a las opciones disponibles. Los juegos mencionados anteriormente basaban más de una acción pulsando un solo botón para que eso no ocurriera, lo que convierte a Red River en una incomodidad innecesaria cuando hablamos de la consola. Las órdenes que a veces acatan, ni siquiera son de un resultado preciso, y nos obliga a estar vigilando el culo de nuestros compañeros constantemente. A eso se le suma esa falta de simulación que algunos esperan. En este caso sólo se centrará en un pelotón, no en la utilización de los elementos que abarca la guerra: nada de tanques, ni pedir apoyo cuando queramos, todo queda restringido por el guión del juego. Y el realismo se difumina cuando mueren nuestros compañeros y vuelven a la vida en un punto de control.

 

No obstante, además de poder morir de un disparo, la realización de Red River también permite otros elementos realistas, como avistar a un enemigo pero no poder verlo por la distancia, obligándonos a usar prismáticos para localizarlo. Del mismo modo, disparar también es impreciso, que el punto de la mirilla esté sobre el enemigo no implica que vayamos a dar en el blanco, sino que requerirá realizar varios disparos hasta acertar. Así también se nos imposibilitará que estemos disparando en todo momento y agacharnos para cubrirnos del fuego enemigo. Será muy difícil estar disparando diez segundos seguidos sin que nos den.

Cada batalla nos convertirá en soldados más experimentados e iremos subiendo de nivel. Eso nos permitirá ir desbloqueando nuevo arsenal, objetos y ciertas habilidades de apoyo. Pero también es un apartado que Codemasters no ha estudiado demasiado. Por poneros un ejemplo, en una misión que había que contener a un enemigo que nos superaba en número, teníamos que ir retrocediendo hasta otra zona de defensa. En cada evasión se nos indica que usemos granadas de humo para tapar nuestra escapada y cegar el fuego enemigo. No obstante, las granadas de humo no están disponibles hasta alcanzar cierto nivel (lo curioso es que nos dejen jugar con explosivos desde un principio antes que con granadas de humo), y tuve que jugar sin los objetos que teóricamente se requerían teniendo que buscarme la vida de otra manera. Además, el tutorial del juego es lamentable, sobre todo para los que no estén acostumbrados a estos juegos. No hay profundidad en las ventajas de todo lo que tenemos disponible ni como utilizarlo.

 

Aunque sólo esté enumerando cosas malas del juego, es lo normal para un jugador acostumbrado a la consola y no al PC toda la vida, donde resulta más fácil adentrarse en cualquier tipo de simulador, en eso llevan la delantera desde hace años. Hay que reconocer que la idea de Red River está bien encaminada, pero también hay que reconocer que es un resultado más bien limitado y poco satisfactorio para el jugador “habitual”, y más que nada debido a una jugabilidad algo tosca y poco efectiva por la respuesta táctica. Parece un juego que ha salido prematuramente y poco ambicioso, más cosas pudieron ser incluidas, sobre todo si tenemos en cuenta el duro competidor que es ArmA, y también con los elementos tácticos mejor llevados por otros juegos aunque no sean simuladores, pero son mejores en la respuesta estratégica.

No todo es tan negro, porque Red River se guarda un as en la manga. Está claro que el modo campaña en solitario puede ser un lastre, pero siempre tenemos la opción de poder jugar online con tres compañeros más, donde cada uno asumirá el rol de cada miembro del pelotón. Y quizá la intención de Codemasters fuera la de apostar por ese camino. La experiencia será mucho más divertida y despreocupada, ya que la coordinación será mucho más eficiente si no tenemos que preocuparnos de lo que haga el otro, sencillamente podremos organizarnos hablando mientras jugamos. Gracias a unas misiones nada descabelladas, con cierta variedad (aunque no mucha, hay que decir que se repiten monotonías), varios objetivos, misiones diurnas y nocturnas, misiones creíbles y realistas, todo llega a ser bastante más divertido y una experiencia más grata que jugar solos.

 

El apartado gráfico no es extraordinario pero tampoco nos hará daño a los ojos. Es normal porque Red River tiene escenarios amplísimos (cautivadores todo sea dicho) y de mucho recorrido, y si lo sumamos todo, es un apartado bastante decente. Entre misión y misión, nuestro superior al mando nos irá soltando discursos como si fuera una fábrica de palabras mal sonantes para “motivarnos”, y aunque sea a veces cansino, al menos echaremos unas risas de todas las lindezas que puede llegar a soltar. Además, a modo de informe de misión, nos soltará un insulto que otro dependiendo del tiempo transcurrido y los recursos tácticos utilizados: si somos temerarios, lentos, listos…., es decir, si somos los “putos amos” o la vergüenza de la división.

Hay que aceptar que la simulación bélica es cuestión de ritmo. Que nadie espere que las cosas sean frenéticas como los CoD, y eso puede ser bastante pesado para un jugador acostumbrado a la sencillez y a las cosas directas. Como ya digo, al ser un jugador no acostumbrado al género, quizá no soy el más indicado para hablar del juego, pero eso no significa que no sepa apreciar el género. Quizá los curtidos en la materia sepan ver el virtuosismo de Red River antes que los jugadores asiduos a la consola. Aun así, sigo pensando que es un juego a medio camino, con buenas intenciones, pero que le faltan muchas cosas y dinamismo si quiere llamar la atención del jugador ajeno al PC, empezando por la jugabilidad y diversión de las que cada uno puede sacar sus propias interpretaciones, pero difícilmente las opiniones irán al unísono.

 

Tal vez un auténtico militar sepa ver el realismo del juego, y divertirse porque así es como es la guerra. Pero tras una pantalla no todos disponemos de la adrenalina ni el temor de jugar con la muerte, y para el jugador consolero Red River puede ser una experiencia algo “inesperada”: pesada, lenta, monótona…. Mucho camino queda por recorrer para atrapar a un jugador acostumbrado a otras cosas, no todos están preparados para juegos “documentales”, y para saber llamar la atención hay que saber ofrecer cosas que sí se ven en PC y que se envidian. No aconsejaría la compra del juego si sois jugadores del mismo tipo que yo, pero si disponéis de amigos para jugar, ya es otra historia. Antes lo alquilaría o probaría una demo, porque alguien puede enamorarse de este género con un primer contacto y llegar a gustarle el título, mientras que otros pueden ver algo con lo que lamentarían haberse gastado el dinero.

15 pensamientos en “[Análisis] Operation Flashpoint: Red River

  1. A mi la saga Operation Flashpoint nunca me a gustado, para que mentir. Y si las primeras entregas no me gustaron y se supone que son las mejores, estas ultimas en las que se les a ido la cabeza, como que ni me lo planteo. Red River es “volver” a los origenes, por que con el anterior juego la cagaron y muchisimo xD

    El unico aliciente para jugar seria lo que dices, jugar cuatro y liarla parda mientras nos partimois. ArmA tiene a su favor que juega en cada partida muchisima mas gente y entonces se puede ver el realismo tactico mucho mas, pero esta saga no va muy bien…

    A ver que aceptacion acaba teniendo, por que entre que el anterior fue un desastre y que este pasa de tapadillo como que… Pero que no paren de intentarlo, que este genero merece tener su publico y sus titulos.

    • El primero OF era de Bohemia, que siempre puedes escusar que eran un grupo de veinteañeros que querían realizar su sueño de desarrollar un juego, con sus propias herramientas. Eran novicios pero marcaron su camino, les interesaba especializarse en simulador de guerra.

      Las dos entregas posteriores ya son de Codemasters, y Bohemia, ya que perdió los derechos, se fue a desarrollar ArmA, que la consideran herencia espiritual de OF. Yo ni con el online lo salvo, para ser de Codemasters, me resulta un juego muy triste, con demasiados fallos e insulso.

  2. A mi ni siquiera me interesaba la saga. Tenia conocimiento de que la intencion es la simulacion. Pero tras el primer juego, que leí varios analisis por curiosidad, y ahora este, no se hasta que punto pueden haber aprendido la leccion.

    Que la IA cometa errores como el de equivocarse de lado para “protegerse” de los disparos como que no es de recibo. A veces no se que puedo preferir, o errores pequeñitos, o errores gordos de este calibre.

    Vale, puede ser el tipico juego que esta ideado para jugar con amigos y en una party para sacarle su maximo rendimiento. Seguro que esa es la forma ideal y que tenian en mente para jugar. Y asi volvemos otra vez al poco respeto que le tienen al jugador si quiere jugar solo…

    Aun pareciendome excesivo, siendo un simulador no me parece mal el morir de un disparo (mientras no sea en un pie, un dedo de la mano, y ellos tambien caigan igual). Pero para jugar a un juego de este tipo, mucho y muy bien tienen que vendermelo solo para que me lo alquile. Me parece que no es el caso.

    • Lo de simulación lo dicen ellos por morir de un disparo. A mí me parece simple y llanamente un juego táctico, y los hay de más divertidos. Cierto que no poseen un basto escenario con la libertad estratégica, sino que son más lineales y te ofrecen varios caminos para que uses la táctica que más te agrade. Pero aun así, mejor llevados.

      Red River, está mal hecho, no te invita a usar todas las tácticas, al final pasas usando las más básicas. Aunque sea ritmo lento no tiene porque no ser más llevadero. El problema es que intenta llamar la atención a nuevos jugadores, y dudo que así lo consiga. Por no mencionar de que la anterior entrega era injugable y este poco aprende, pero el resultado del juego sigue siendo como para sonrojarse, y no por alabanza.

      En este juego no hay preferencia, existen pequeños y grandes fallos.

  3. Esta es una franquicia que nunca he llegado a probar. Es que la simulación bélica en forma de FPS nunca ha sido mi género favorito. Y a juzgar por tu comentario e impresiones como que no me estoy perdiendo de nada bueno. Si a esto le sumas que la experiencia más satisfactoria es en el apartado en línea, pues como que de plano no es para mi…

    PD: ya que has hablado de simuladores bélicos solo quería señalar que el Company of Heroes es un juegazo, quizás sea el único título de simulación bélica que me ha llegado a gustar.

    • Mira que aunque no es mi género predilecto, le he dado oportunidades. Todavía recuerdo que siendo más pequeño tuve una época de estar enganchado al simulador de vuelo del F22. Como digo más arriba, eso de simulador de guerra se sostiene con pinzas. Me parece más un juego táctico, y los hay mucho más llevaderos como Rainbow six o Brothers in Arms, claro que son de otro ritmo, más directo, más lineal…

      Este es muy reiterativo, y se centra en un pelotón, no en un simulador de guerra total donde podrías disponer de infinidad de artilugios y vehículos. En mi opinión, no te pierdes nada.

      Respecto a Company of Heroes… no sé como se ha catalogado el juego, y me gustaría jugarlo, pero parece tener un fuerte componente de la estrategia clásica. Lo jugaré, acabo de mirar vídeos y me ha llamado mucho la atención.

  4. (Oh, veo que el nuevo sistema de comentarios también ha llegado por estos lares ^^)

    Ya está bien de analizar juegos interesantes y a los que no he jugado, que al final me “empobreceré” si los compro todos… (eso si, seguid así chicos ;))

    • Pues sí que nos ha llegado…. yo me quedé “¿eto que e?”

      Hombre muy interesante no lo pongo precisamente XDD, pero si te interesa probar cosas que disgustan entonces sí es “interesante” a veces hay que probar cosas de dudosa calidad en esta industria XDD

      Y si soy sincero, estoy llevando el análisis a contracorriente de los medios “especializados”, al menos le ponen notable. Yo no llego a eso. Ya lo he dicho arriba, para ser de Codemasters, es decepcionante.

    • No sé si interpretar entonces que el primero no fue gran cosa XDD. Mira que muchos lo consideran genial, incluso mejor que los de Codemasters. Aunque yo no tengo ni idea, es el primer OF al que juego y me ha dejado “pche”… muy fío. Hay cosas que están hechas sólo para jugadores concretos, y quizá otros no sabemos apreciar.

      No obstante, cuando has jugado a cosas parecidas y que sí han gustado, entonces creo que se pueden sacar conclusiones con tanto peso como los entendidos en el género.

      • El primero si me gusto si, lo que pasa que le eche tantas horas y mods que me paso como con el futbolín, que de tanto jugar un día lo dejas y cuando te das cuenta han pasado años😉

  5. Yo jugué al Operation Flashpoint en PC, alquilado allá por el año de la catapún. Eso sí, no creo que llegase a una hora lo que jugué. No es que fuese malo, es que parecía una especie de entrenamiento de los marines o algo así. Este juego, por eso de ser de disparos, parecía interesante, que habían arreglado cosas. Pero habiendo shooters mucho más dinámicos que todavía no he catado como Bulletstorm o el Duke Nuken, y viendo tu crónica un tanto fría del juego, no sé, me parece que se va a esperar sentado. Como bien recomiendas: bajar la demo antes.

    • Pues sí, la simulación es un género demasiado especial, apreciable para unos “privilegiados”. Como ya he dicho he jugado a cosas parecidas y me han gustado, por eso creo que puedo opinar sobre el tema. Y mira que voy bastante en contra de la opinión general de otros medios. He llegado a ver 8, y no soy escrupuloso con juegos de esa nota y me conformo con poco para disfrutar. Por eso, si estoy equivocado, mejor aconsejo que se alquile o se juegue a una demo, porque puede gustar como disgustar a partes iguales.

      El análisis e frío sí, pero así es como me ha dejado el juego. No estoy acostumbrado a escribir de juegos que realmente no me gustan.

      Bulletstorm y Duke Nukem son muy distintos a este. Esos son frenéticos, cuestión de ritmos. Red River es paciencia, estudio y medir cada paso

  6. A mi lo que me molestaba en el primer Flashpoint era la lentitud y poca eficiencia con la que se avanzaba, hacian las ordenes y demás. Además de unos controles demasiado acomplejados, y unas armas con una precisión más mala que cagar de campo.

    • No he jugado al primero, pero por lo que mencionas, si este Red River es mejor en eso, no quiero ni imaginar como era el primero XDD.

      Pero ahí está el género, la simulación, y eso siempre es cuestión de ritmo.

      Lo de apuntar se mantiene, supongo que eso le da cierto realismo. Y la eficiencia de la IA la dejaremos en el aire. Para mí es horrible, pero no voy a meterme. El juego me ha desesperado por la mala respuesta de todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s