[Análisis] Pang 3

Aunque parezca mentira hubo una época en la que Capcom molaba mucho. Casi podría decirse que todo aquel que le haya dado a los videojuegos desde antes de la Xbox360/Ps3, conoce la cara buena de Capcom, y no me refiero a la de vender juegos completos desde el principio.  Y los que “conocemos”  a esta simpática compañía japonesa desde antes de la Playstation, pues como que a veces dudamos de que estemos hablando de la misma gente. Quien la ha visto y quién la ve.

 

Si seguimos mirando hacia el horizonte, se nos puede caer una lagrimita. Bien podría decirse que es una compañía legendaria. A principios de los noventa lanzó el Street Fighter II (este lo publico unas tres, cada vez con más personajes, la semilla de lo que son hoy en día los muy cachondos xD) y el Cadillacs and Dinosaurs.   Y a finales de los ochenta es obligatorio mencionar que desarrollaron juegos miticos como Megaman, Ghosts ‘n Goblins o Final Fight. Vamos, que a Capcom es para dedicarle un altar ya solo por su trayectoria (gracias wikipedia).

 

 

Cuanto más atrás miro en el tiempo, mas simpáticos me caen.  Ahora que pienso, me da la impresión de que a Capcom los han maldecido con una expresión bastante usada por un servidor en este blog, estos llevan pudriéndose lentamente de dentro hacia fuera desde hace bastante. Pero no viene al caso en realidad. Quiero recordar un periodo simpático y amable de Capcom. Un periodo en el que seguían sacándonos el dinero (joder, hay costumbres que nunca se pierden) con sus juegos en las maquinas recreativas.

 

Y es que la saga Pang (o Buster Bros) siempre ha tenido algo que me ha llamado la atención. Sera su sencillo planteamiento. Sera su diseño de niveles, que empiezan de forma sencilla para ir ganando en complejidad de forma progresiva. O tal vez su acertada curva de dificultad. O seguramente la unión de todos sus elementos. El resultado fue el de un juego divertido y adictivo.

 

 

La premisa siempre ha sido la mar de sencilla. Tienes que eliminar las burbujas que invaden el escenario. Para ello tenemos a nuestra disposición una pistola que dispara un arpón. Las burbujas, cuando son alcanzadas por el arpón, se dividen en dos burbujas de menor tamaño. Y así sucesivamente hasta que alcanzan el tamaño mínimo, en el que si las volvemos a alcanzar desaparecerán finalmente.

 

Los modos de juego siempre han tenido dos vertientes, tanto para un jugador o dos, y esos son el Panic Mode y el Tour Mode. El Panic Mode podría definirse como una prueba de resistencia. El escenario está completamente vacío, y no dejan de aparecer burbujas. A medida que vas eliminando burbujas vas aumentando de nivel (de forma ininterrumpida), y la dificultad va en aumento hasta que consigues superar el nivel 99.

 

 

Después tenemos el Tour Mode, lo que vendría a ser el modo historia en esta saga. En este modo tienes que superar 50 niveles diferentes para poder acabar con la amenaza de las burbujas, y para ello vas visitando diferentes escenarios donde tienes que eliminar a estos esféricos enemigos. Y afortunadamente,  a lo largo de esta aventura, dispondremos de ítems que nos ayudaran en nuestra ardua labor.

 

Esta sencilla mecánica siempre ha sido la base de la saga, y de sus imitadores. Y ha sido la mecánica que se ha mantenido desde siempre. Las diferencias del original y sus secuelas están más en el diseño, alguna sutil diferencia en las armas, colorido, y  en el caso del Pang 3, en  los personajes con diferentes armas de inicio.

 

 

El Pang 3 sin duda fue mi juego de la saga favorito. Dejando de lado la saga King of Fighters, fue la saga que más dinero se llevo de mi bolsillo en las maquinas recreativas. Visualmente era más bonito, tenía colores más vivos, los personajes tenían un modelado más modernito que los clásicos, en el modo Tour podías “escoger” el nivel, y si, una de las armas era una pistola laser que lo eliminaba todo en pocos segundos.

 

Apartado técnico aparte, que lógicamente tenía su mejora al ser una secuela, el diseño de los escenarios también tuvo ciertos cambios. En las anteriores entregas de Pang, los escenarios tenían de fondo una ciudad famosa del mundo para darle “ambientación”. Ya que estábamos obligados a hacer un Tour, pues recorríamos el mundo eliminando burbujas. En esta entrega, visitamos cuadros famosos como “el Grito”, la endógena de la Gioconda,  y otras tantas cuyo nombre nunca recuerdo (ole mi elegancia).

 

 

Cada tres niveles superados, puedes cambiar de cuadro. Y en esta entrega te dejaban escoger cual querías realizar, el siguiente que tocaba según el orden, el segundo o el tercero. A gusto del jugador podías saltarte dos escenarios enteros. Eso significaba que podías llegar al final del juego con mucha más rapidez que en anteriores ocasiones, pero que la puntuación era considerablemente menor.

 

También teníamos la oportunidad de escoger que personaje queríamos que llevara a cabo la aniquilación. A nuestra disposición habían cuatro personajes con un arma de inicio característica. Tenemos a Don Tacos, con su doble arpón, Pink Leoppard, que nunca supe que es lo que hacía, al Captain Hog (mi favorito), que tenía un arpón “doble”, y a Shiela The Thief que con un solo disparo lanzaba dos arpones en diagonal al mismo tiempo. Cada personaje para escogerlo a gusto del consumidor.

 

 

Y por supuesto, teníamos la ayuda de los típicos ítems de la saga. Un reloj de arena que ralentizaba el movimiento de las burbujas. Dinamita que explosionaba todas las burbujas hasta su tamaño más pequeño (y que por supuesto, aplicaba el correspondiente multiplicador a las burbujas), un reloj normal que paralizaba momentáneamente a todas las burbujas, un escudo protector, una bomba que bien usada puede salvarnos el nivel, un doble arpón, un gancho y el arma más devastador del juego, la pistola laser que durante unos segundos nos permite pulverizar todas las burbujas en tiempo record.

 

Lo mejor de todo es que a diferencia delo que hace Capcom hoy en día, el juego llegaba completo. Podíamos disfrutarlo de principio a fin. Y aunque cabe la posibilidad de que hoy en día sea considerado un juego casual, o peor aun, un “pseudo juego”, ya que también es una saga que han adaptado a móviles y tiene su versión flash, al menos los originales han sido tremendamente divertidos y adictivos.

 

 

 

9 pensamientos en “[Análisis] Pang 3

  1. Dichoso Pang, por suerte mi bolsillo quedó protegido de esta adicción gracias a mi querido Commodore Amiga. Pude jugar al primero cuanto quisiera. No obstante, cuando llevaba bastante rato ya se me hacía pesado, y lo de guardar partidas aún era algo que no se dio a conocer😄.

    Supongo que las secuelas añadían algo más de dinámica gracias a los items. Pero para mí Capcom aún sigue igual de entrañable, el problema es que perdió mucha fuerza al irse Mikami, y eso es como si Konami perdiera a Kojima (siempre dentro de los estilos de cada empresa). Otra cosa es que alguien se fije demasiado en las tendencias actuales de Resident Evil. Y esa “política” de las tajadas que se sacan los de Capcom, viene desde siempre. Pero ahora con DLC (que ocurre con todas las compañías) y Street Fighters “incompletos” pues se destaca más. Aunque todo Street Fighter ha tenido sus versiones “super”, no sé porque se extraña tanto la gente.

    Y fíjate si son simples sus juegos, cosa que ha mantenido siempre y con buena diversión, que el futuro Dragon’s Dogma va a ser el juego más “profundo” y laborioso con el que se enfrascan. Que como dice arpi, parece Lost Planet 2 meets Oblivion.

  2. Buah recuerdo este juego con mucha nostalgia, esas tardes en las que acosaba a mi padre o a mi abuela en ciclos para que me dieran veinte duros para irme a viciar xD Recuerdo haber jugado a la saga Pang, en recreativos en si, en bares y hasta en locales en los que un niño no pintaba absolutamente nada xD

    Las primeras partidas eran un infierno por que caias rapido y te sabia a poco, pero una vez le cogias el ritmo y si encima se te unia algun amigo la diversion estaba mas que garantizada. ¿Estara para la Xbox en Arcade? estaria guay mirarlo y si estuviera pegar unos vicios añejos xD

    PD: El Cadillacs and Dinosaurs, juegazorrrr xD

  3. hola mira mi hermano y yo desde que teniamos 7 años jugavamos pang 3 y hasta ahora que tengo 17 me interesa si la vercion de panic tiene fin o se queda en el 99(es nuestro favorito)porvavor contestame seria e mucha ayuda gracias

    • Pues no tengo ni idea xD Nunca llegue demasiado lejos en ese modo. Solo se me ocurre que cuando llegas al 99 y lo completas se de el juego por “acabado”, que vuelvas a empezar, o sea un bucle infinito para ver cuanto duras…

    • yo me he llegado al nivel 99 y el juego no tiene fin, ya que cuando llegas al nivel 99 no paran de salir mas y mas bolas, eso si cada cierto tiempo aparecen bolas amarillas pequeñitas que al darle explotan todas las bolas que hay en la pantalla, pero vuelven a salir de nuevo mas bolas rojas. yo personalmente he llegado a explotar 5 bolas amarillas. gran juego.

  4. Hay dos puntos que no mencionas y que son esenciales en el juego (Pang 3). El primero es que había comida oculta en cada escenario para elevar los puntos, y saberlos era subir el ego de jugador. Y la segunda y mejor es que en la máquina podías sacar un mundo oculto, dónde en cada escenario había vidas y eran sólo diez. Podías jugar ahí presionando los dos starts y los dos “a” en los botones de la máquina. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s