[Review] Crysis 2

 

Un día más, un shooter más. Si hace poco dejaba constancia de la enorme oferta que predomina en el mercado, donde el género del fps está a rebosar, demasiado quizá; toca redimirse cuando un juego me demuestra que el género no está tan marchitado como parece. Porque a veces, hay juegos que despuntan para estar en lo más alto, evidenciando su existencia como tal aunque ya haya demasiados, algo que no se puede decir de otros.

 

Por fin nos llega Crysis 2. Ríos de tinta se han escrito del juego desde su anuncio, sobre todo por el hecho de que en esta ocasión, los usuarios de consola íbamos a disfrutar de uno de los juegos más afamados que vieron la luz en PC. Crysis era una extraña circunstancia como juego, más mencionado por su monstruosidad técnica que requería unos mínimos muy exigentes para ser jugado a su máxima potencia, dejando más al margen su calidad como juego. Se dio a parir así uno de los títulos menos accesibles del momento y solo al alcance de los más privilegiados que poseyeran un equipo de gama alta.

 

Por otro lado, Crysis se considera para muchos una reinvención de la obra anterior de Crytek, Far Cry, juego del que perdió todos sus derechos por temas “burocráticos”. Una franquicia que ha sido mancillada y desvirtuada por Ubisoft. Quizá es que Crytek quería recuperar la esencia de lo que creó, lo que le correspondía por derecho de forma más “espiritual”, pues tenía unas bases bien consolidadas que no podía permitirse el lujo de perder por su apuesta jugable. Así nacía Crysis, heredando la médula de Far Cry bajo un universo presentado quizá de forma más atractiva.

El temor de ese imitativo juego, pues el avance y las situaciones que se vivían eran casi idénticas, dejaba a Crysis en una incertidumbre. Por suerte, Crysis 2 es una contundente respuesta de que Crytek ha iniciado un universo fps que elogiar, convirtiéndose en un káiser de la industria al darnos uno de los juegos del año y de lo mejor que puede relucir nuestro catálogo.

 

Y ya que hablamos de bestialidades gráficas, podríamos empezar hablando por el motor gráfico del juego, el Cry Engine 3 del que Crytek ha presumido tanto. En resumidas cuentas, el mencionado motor es una auténtica maravilla, pero las promesas se han exagerado más de la cuenta. Por una vez, y ya que se dieron tantas voces, podíamos esperarnos que las imágenes que corrían por la red, tan nítidas e inmaculadas, fueran una realidad para las consolas, pero no es así. El PC sigue siendo el único medio que luce la realidad de las imágenes, mientras que las consolas de sobremesa todavía manifiestan ese aspecto algo más “sucio”.

 

No obstante, el apartado gráfico es asombroso, y es de cajón que cuando un juego es enorme en magnitud, el apartado gráfico se resiente. Es por eso que, el Cry Engine 3, es un motor ejemplar que compensa sobradamente las imperfecciones que nos encontramos, pues los escenarios rebosan tanto en cantidad como en calidad, y son realmente vastos. Quedaremos impresionados por la magnitud de los escenarios, por todos los elementos que aparecen en pantalla, efectos, luces, partículas y detalles. Cautivadores paisajes por los que nos moveremos de manera muy fluida, infinidad de objetos interactivos y escenarios destruibles en cierta medida.

 

Si hay que señalar defectos, podremos ver algo de popping (aparición busca y repentina de elementos), sombras poco opacas con un efecto estriado (algo que era propio del UE3), texturas pobres en ciertas superficies si las miramos de cerca, o cierta neblina en las largas distancias. Pero todo ello, son los pequeños defectos que podemos señalar a simple vista dentro de un acabado gráfico espectacular.

El apartado sonoro también es magnífico. El sonido de armas y explosiones, o los alaridos mecanizados de los Ceph, son completamente envolventes y nos sumergen en los momentos de más belicosidad. Mención a parte el mimado trabajo musical que acompaña a la perfección en cada momento, en especial el tema principal en la pantalla de título que fácilmente eriza la piel. Todo acompañado de un doblaje que ralla a un gran nivel, aunque por debajo de la VO en temas interpretativos, escucharemos voces famosas de series televisivas (Gregory House, Sheldon Cooper).

 

Pero no todo son bondades, la variedad de enemigos es más bien pobre, y la IA es correcta aunque sólo responde a mínimos y sigue unas pautas muy básicas: pedirán refuerzos, intentarán flanquearnos o buscarán cobertura, pero aun así deja bastante que desear. A eso le podemos sumar la insalvable presencia de bugs, donde uno de los más destacados es que los enemigos se quedan anclados en una pared y no saben dar media vuelta para salir de ella. Detalles que esperemos acaben solventándose con actualizaciones.

Los usuarios de PC han sido temerosos de que las cosas cambien demasiado por el delicado tacto de la consola. Pero, aunque se nota un cambio sustancial, la realidad no se ha distorsionado tanto. La naturaleza de Crysis y su avance más reseñable, todavía siguen intactos. Los cambios habidos suponen un intento de solucionar las quejas (infundadas o justificadas) que los propios jugadores dejaron entrever; buscando el modo de evolucionar y agradar, pues al fin y al cabo, los más expertos críticos somos nosotros.

 

Crytek ha hecho bien sus deberes y ha estudiado la situación hasta el mínimo detalle. Las cosas se han vuelto más directas, y han dotado al juego de distintos matices y dinamismos para no entrar en rutinas. Pero lo más destacable es ver como se han adherido elementos que suponían un gancho en los mejores fps, sin ningún tipo de abusivo, sencillamente una unión de detalles que funcionan a la perfección con su apuesta de fps.

Podremos notar la presencia de Mirror’s Edge al podernos deslizar por el suelo de forma chulesca, barriendo a cualquier enemigo que se ponga por delante o disparando mientras realizamos dicha acción, o subir a zonas elevadas agarrando los salientes (en este caso de forma automática y sin pulsar botones); batallas campales al más puro estilo Halo; el uso de un sistema de cobertura a lo Killzone 2; o tiroteos y momentos (escalar pulsando los gatillos) al estilo Modern Warfare 2. Incluso la entidad Half Life y Gordon freeman pueden estar presentes al ver que, en esta ocasión, jugamos con un héroe mudo, y el juego se enfoca de un modo más continuista, pareciéndose más a una aventura que a una división de misiones.

 

En esta segunda parte, Nomad y Psycho, protagonistas de Crysis y su “expansión” Crysis Warhead respectivamente, quedan al margen de la nueva aventura y no sabremos nada de ellos. En este caso, nuestro protagonista será un marine al que llaman Alcatraz, el cual padece un fuerte déficit de personalidad al no tener voz ni rostro, y lo convierten en un triste debut en comparación a esos dos que tenían mucho más criterio. Es un personaje inanimado, sin expresión de ningún tipo, sumiso y mangoneado por los demás. Sin embargo, sí hará acto de presencia uno de los personajes de la primera entrega, Prophet. Este personaje era el jefe de escuadrón de la “Delta Force Operators” donde cada miembro iba enfundado en un traje “muy “ especial. En la isla de Lingshan vivimos el preludio del porvenir, luchando contra norcoreanos y las misteriosas fuerzas extraterrestres llamados Ceph, donde todo gira en torno a ellos.

En esta ocasión, la paradisíaca isla tropical de Lingshan y su densa jungla natural, es sustituida por la jungla de cemento neoyorquina. Los Ceph han vuelto tres años después (2023) y han lanzado un virus aterrador que hace estragos en la población. Nuestro patio de recreo serán las calles de NY, desiertas por una evacuación masiva, devastadas por las batallas y donde podremos comprobar las terribles secuelas de los supervivientes rezagados que han quedado infectados por el virus. Alcatraz y sus compañeros marines son enviados para cumplir una misión y desconocen con qué se van a encontrar, aunque pronto los descubren al ser atacados por una nave Ceph. Todos mueren y Alcatraz es el único superviviente aunque hecho papilla. Antes de escupir su último aliento aparece ante él un misterioso personaje con un extraño traje negro y que elimina la nave Ceph como si nada.

 

Cuando Alcatraz vuelve en sí, se encuentra embutido en la vestimenta que había visto, el famoso nanotraje, y cerca de él yace muerto Prophet, quien nos había salvado, junto a una pistola (nuestra primera arma). Antes de partir, escucharemos el perturbador mensaje que Prophet nos deja como último legado y la obligación de nuestra misión. Aunque sus palabras son inconclusas y llenas de interrogantes que iremos descubriendo a lo largo de nuestro viaje para esclarecer el desenlace.

El argumento no intenta ser prodigioso dicho sea de paso, pero sí es lo suficiente interesante y cumplidor, estimulando al jugador a seguir adelante. No obstante, se echa en falta algo más de implicación argumental por parte de la primera entrega. Que aunque hay pinceladas justas para cohesionar ambas partes, hay momentos en los que nos quedamos a cuadros. Por ejemplo, al final del juego aparecerá un personaje que no sabemos quien demonios es, a no ser que tiremos de hemeroteca si no hemos jugado a la primera parte. Crytek debía saber de antemano que su tan exigente primer título no estaba al abasto de todos, y un pequeño resumen detallado (a riesgo de spoiler, pero que quede en la decisión del propio jugador) no hubiera venido mal para los novicios que desconocen las andanzas del pasado.

 

Pero pasemos a lo que realmente nos interesa, la jugabilidad, generador de diversiones. Crytek ha creado su propio diamante en bruto, pulimentarlo para ser una joya cotizada va bien encaminado, y ese pequeño tesoro es sin duda el nanotraje. Esta indumentaria es el detonante de la acción Crysis, la piedra angular donde pesa la fuerza del juego, abriéndose ante nosotros un abanico de posibilidades muy generosas que dejan lugar a nuestra libre imaginación para actuar como queramos. Siempre bien acunado por los momentos del juego.

Este atuendo tan carismático en apariencia, nos convierte en un ejercito de un solo hombre, un utensilio de batalla que es un pretexto perfecto para realizar cualquiera de las acciones que nos permite. Podremos maximizar nuestra fuerza, volvernos invisibles, potenciar nuestra velocidad, o endurecer su tejido como un caparazón a modo de escudo. Todas estas funcionalidades nos permiten superar de forma versátil cualquier adversidad, siendo un personaje polivalente para no tener que actuar siempre del mismo modo.

 

Así por ejemplo, podemos plantarnos a escasos metros de 3 o 4 enemigos en modo camuflaje. Empezar una carrera a toda velocidad y cambiar el camuflaje por el escudo. De este modo, cogeremos por sorpresa a nuestros enemigos sin tiempo a reaccionar. Podemos proseguir agarrando por el pescuezo a uno de ellos y lanzarlo contra otro con nuestra fuerza bruta, mientras el escudo absorbe el impacto de las balas que nos disparan, y podemos terminar acribillando al resto con nuestras armas de fuego. Eso es solo un ejemplo de las muchas variedades de actuar, lo que en cierta medida, lo convierte en una característica para rejugar el juego, pues más allá de terminar la aventura, cada jugador puede buscar el modo de realizar su partida perfecta y fardar un poco de que la actuación sea bonita o pintoresca.

Si eso sabe a poco, el interactuar con los elementos del escenario también puede dar mucho sí. Podemos cargar de C4 un coche y pegarle una patada con la fuerza del nanotraje para lanzarlo contra nuestros enemigos y acabar detonando los explosivos. O siempre podemos decantarnos por la vieja usanza de iniciar tiroteos usando el genial sistema de cobertura. El traje permite muchas cosas, incluso iremos adquiriendo mejoras, doce en total, donde podremos activar cuatro a la vez para que nos sirvan de forma adecuada para solventar cualquier situación.

 

A todo ello se suma el gran número de armas de fuego, las cuales pueden ser maqueadas añadiéndoles silenciadores o distintos puntos de mira, donde se destacarán los pros y contras ya sea restando potencia para apostar con el sigilo. También se podrán acoplar escopetas como disparo secundario o lanzagranadas. Toda esta parafernalia de actuaciones y opciones se ha llevado al pad de forma magistral, sin menús ni interfaces que rompan el ritmo, sino que todo se activa pulsando uno o dos botones de forma rápida, aprendiendo todas las funciones de forma gradual.

Cabe destacar el uso del visor, un elemento importante y que ha dado identidad propia a la saga Crysis. Gracias a esta herramienta, podremos estudiar el terreno y todo lo que nos rodea, marcar a nuestros enemigos para que aparezcan en el mapa, o marcar las zonas de interés como el reabastecimiento de munición. Pero lo más interesante, es que se nos señalarán zonas por las que podemos empezar la acción. Se nos indicará si es un punto idóneo para realizar una acción de francotirador, o una zona perfecta para el flanqueo, entre otras. Todos estos elementos dotan al juego de un sistema táctico y estratégico muy divertido y que desde Far Cry ha identificado a Crytek. Aunque pueda parecer que eso nos lleve de la mano haciendo las cosas fáciles, siempre nos quedará la libre acción y hacer las cosas como queramos, solamente es una forma de aconsejar, la cual no resta intensidad ni ritmo, y nuestra elección de la estrategia se realiza en segundos.

 

Todos estos recursos parecen convertir al juego en algo fácil, pero la realidad es que la dificultad de Crysis 2 es muy ajustada, y el traje es muy exigente por el consumo de energía, la cual se agota en cuestión de segundos si usamos cualquiera de sus habilidades, y eso complica las cosas. Tendremos que adaptarnos a las condiciones del traje, que a veces da tantos dolores de cabeza como soluciones.

Sólo nos quedaría hablar del modo multijugador, el cual ha cambiado sus amplios escenarios del primero por una apuesta más a lo CoD. Habrá quien lo aplaudirá y habrá quien no, eso ya es cuestión de gustos. Si bien es cierto que hubiera sido genial poder disfrutar de las dos variantes. Pero Crysis 2 no está dotado de tanta inmensidad como su predecesor, que aunque posee escenarios amplios, en comparación al primero, se quedan en algo mucho más lineal. En este caso, el multi de Crysis 2 solo une a 12 jugadores eligiendo un tipo de soldado (asalto, francotirador…,) el cual también podemos personalizar a nuestro antojo. Pero no demuestra nada mucho más allá de lo que hayamos visto en otros fps, no destaca por encima del resto ni ofrece un tipo de juego diferenciado. Aun así, es una modalidad decente y lo suficiente divertida.

 

Nos encontraremos con el clásico deathmatch de todos contra todos o en grupo, capturar la bandera, o defensa de zonas, etc. Lo típico de siempre. Ganaremos experiencia para desbloquear nuevas armas y ventajas del traje. Si bien tiene su gracia el jugar usando el nanotraje, no destaca demasiado cuando se juega en multi, moriremos tan fácilmente como a lo que estamos acostumbrados. Y si recogemos las chapas de los adversarios que vayamos eliminando, podremos activar armas poderosas como ataques de naves o disparar un láser desde un satélite.

Crysis 2 cumple holgadamente las expectativas cosechadas, y ya se temía el efecto hype por las voces que volaban por todas partes. Crytek nos ha brindado con uno de los juegos del año, y de lo mejorcito que podemos poseer en nuestro catálogo. Si bien ha habido cambios palpables que pueden suscitar quejas, la esencia Crysis y su identidad siguen intactas. Su única lacra son unas primeras horas de lento arranque, que prolonga la sensación más purista del Crysis original, y hace temer al jugador que el juego no dé más de sí. Pero el juego transforma su dinamismo paulatinamente ofreciendo momentos más desmarcados que acrecientan su ritmo e intensidad. Una lastima que no se hubieran barajado mejor esos momentos. Aun así, un juego excelente, divertido, largo y completo.

10 pensamientos en “[Review] Crysis 2

  1. Pues aunque tenemos un torrente de juegos del genero viniendo uno detras de otro (y hastiado de cualquier pieza del nombre LEGO) a mi este Crysis II me gustaria catarlo algun dia (maldita economia).

    Yo por ahora las imagenes y videos que he visto me gustan mucho (el easter egg temazo xDD) y poca envidia me has dado estos dias jugandolo xD Como el multi es mas de lo mismo, pues ya caera cuando este baratico que no hay prisa ninguna.

    El seguir con el traje y “mejorarlo” a mi es algo que me ha gustado y en parte es algo que marca un camino “nuevo” en el genero que puede ser interesante. Por ahora lo que mas veo es a Peceros picadisimos por que no se les va a poner finalmente el parche para DirectX 11 xD Buena entrada my friend, un saludo ^^

    • Las mejoras, aunque útiles, quizá pasan algo desapercibidas, creo que podrían ser prescindibles. Aun así, son curiosas: puedes silenciar tus pasos, o sacar un mejor rendimiento de consumo de energía al activar el escudo o el camuflaje, etc. Son pequeños complementos que se pueden ir combinando hasta cierto punto, pues como ya digo, sólo se pueden activar 4 a la vez de los 12 posibles, y no se pueden activar dos de la misma categoría.

      Siendo capaz de jugar a ciertas basurillas, creo que este lo disfrutarías muchísimo XDD

  2. Pues para mi, dejando al lado el tema grafico, me supone una sorpresa lo que comentas. No tenia mucha fe. Y por lo que cuentas puede ser un buen juego incluso para mi xD (que yo soy el rarito)
    Otra cosa es que me termine cansando por el camino, pero espero que no sea el caso. Pero vamos, que me ha sorprendido gratamente lo que comentas de la jugabilidad.

    • Otra cosa es que si te cansas le sigas dando una oportunidad😄. Creo que ya te comenté que me preocupaban las primeras horas de juego, básicamente es 1/3 parte del juego tiene un arranque lento y de mecánica repetitiva. Por eso, siendo tú, no sé hasta que punto puede llegar a gustarte.

      Yo cuando ya me acercaba al final del juego, fue cuando ya empezaba a manejar las cosas con soltura. Y recordando ciertos momentos, me gustaría repetirlo para combinar todas las acciones posibles y ver qué soy capaz de hacer.

      No sé que decir, quizá es un juego que te supone un rato agradable, o un juego al que no le veas nada especial aunque incorpore todo eso.

  3. Sone, te gusta escribir mucho jajajaj😉 Pues esta claro que hay algunos videojuegos de ciertos generos que si vale la pena probar, y que hay secuelas que también valen la pena y que son estos los que definen en si al género como bueno, regular o malo.
    En cuanto al juego nada tengo que decir porque tengo que probarlo todavía. Excelente anñalisis como siempre.

    Saludos😉

    • ya imagino por donde van los tiros😄. Sí, me gusta escribir, pero no es algo que se me dé demasiado bien. Ya quisiera yo ajustar las cosas tal y como me gustaría, y ya sé que se me alargan demasiado😄.

      No sé, cuando escribo forzosamente porque me toca hacerlo sí o sí, me suelen pasar estas cosas. Cuando escribo de algo que me sale de forma más natural, ya suele tener una extensión más reducida y creo que es más agradable de leer. Pero sí, tengo fama de extenderme demasiado… como ahora ¬¬

      Pues eso eso es exactamente lo que quería decir. juegos como este definen el género, en este caso para bien. Espero que pronto puedas probarlo.

      Un saludo.

  4. Siempre he pensado que este Crysis 2 se ha nutrido en exceso gracias al hype que se creó a su alrededor, aunque ya leyendo tu análisis y algunos otros que he podido revisar, al parecer se trata de un título que de cierta manera cumple con lo prometido y tiene algunos aspectos que me parecen bastante interesantes, pero todavía me queda la impresión de que le falta algo como para terminar de animarme a adquirirlo. De pronto sabes cual es la duración del modo campaña? Porque mencionas que es extensa pero sería interesante conocer con más exactitud su duración. En fin, como que me has medio convencido en adquirirlo, en parte, gracias a tu completo análisis. Un saludo…

    • Era normal, pero el hype lo han generado más los propios jugadores. Crysis era una exclusiva de PC muy poderosa, siempre ha sido un título que se ha mirado con mucho recelo por parte de los usuarios de consola, o los que no podían permitirse jugarlo por sus requerimientos mínimos. Era un juego que lucía un apartado gráfico tan apabullante, que sólo por ese simple hecho ya llamaba la atención (y eso que yo soy de dejar los temas técnicos en segundo lugar).

      Al final, por lo que pude comprobar y, sin desmerecer su calidad como juego, me recordaba mucho a Far Cry, lo que me hace estar de acuerdo con la gente que piensa en una especie de reinvención de Far Cry. Y al final, el primer Crysis, tal y como estaba montado el juego, era muy fácil decantarse por una jugabilidad de sigilo, quedarte lejos y disparar desde la lejanía, lo cual no te invitaba a explotar el nanotraje. Es cierto que eso es elección de cada uno, pero no está de más que te empujen a realizar todas las acciones posibles. Y creo que Crysis 2 está montado de una manera en la que te dan libertad y a la vez te someten a que puedas experimentar todos los elementos del traje.

      En cuanto a la duración, creo que dicen que es una media de 10 horas, y estoy de acuerdo. Yo a un paso normal y contando que a veces me recreo por el camino, he tardado casi 12h. Pero por otro lado, es un juego que quiero volver a empezar inmediatamente para jugar otra vez, algo que no me había pasado todavía en esta generación, ni siquiera con los CoD. Y es triste decir esto, pero un fps de esa duración en esta generación, no es que sea corto.😄.

      Un saludo

  5. Vaya diferencia entre la captura del Far Cry y estas de Crysis 2, el punto fuerte del Far Cry es que estuviera ambientado en el trópico, con tanta luz y colores brillantes… este es simplemente otro juego marrón más😦

    • Hombre… eso es cuestión de gustos. No puedo decir que en cierta manera el juego no se haya “vulgarizado” un poco acorde con los tiempos que corren, adaptándose a lo que vende y llama la atención. Ya tan solo por el hecho de mimetizar ciertos elementos de otros juegos como los que menciono para enriquecer la jugabilidad, da buena fe de ello.

      A mí, personalmente, me gusta el cambio radical del escenario. Far Cry ya era esa ambientación tropical, y el primer Crysis hizo lo mismo, por eso a muchos nos parece una reinvención de Far Cry. Quizá si se hubiera hecho otra vez el mismo escenario… a saber si supondría algo cansino para el jugador. Parecería que estuvieran faltos de ideas los de Crytek.

      Por otro lado, Creo que Crysis y Crysis 2 pesan su experiencia en otros factores más que en el entorno, y ese es el nanotraje que permite dar una jugabilidad rica en matices. Y Crysis 2 permite explotar todas las habilidades que se poseen gracias a las situaciones que se presentan y, dentro de mi premisa, más que el primero.

      Obviamente me parece de gran belleza el entorno de Far Cry y Crysis en una isla paradisíaca, pero aunque la segunda parte cambie el cuadro de fondo por NY, no deja de ser menos impresionante. Crysis ya es un señor juego con todo lo que lleva. Ahora a ver qué dice el tiempo con la segunda parte, que para mí también es un señor juego que respeta el canon base pero tiene su personalidad propia.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s