[Review] Starcraft II: Wings of Liberty

Hace más de una década desde que pusimos nuestras manos por primera vez en el mundo de Starcraft. Descubrimos una vez mas por que Blizzard se encuentra en lo más alto tras jugar tres campañas apoteósicas y probar uno de los mejores multijugadores de la historia (tanto es así que en todos estos años el juego se ha seguido jugando en todo el mundo).

Starcraft nos proporcionó tres razas muy diferentes unas de otras, cientos de estrategias para poder usarlas a nuestro antojo contra nuestros rivales, con ello teníamos diversión para un tiempo pero nosotros queríamos más, mucho más. BroodWar fue el paso lógico, una expansión que continuaba la historia y nos daba un poco más de lo que tanto ansiábamos, y para colmo nos dejaba con un final argumental impresionante.

Mucho hemos tenido que esperar para volver a degustar algo nuevo de Starcraft, hemos llegado a ver hasta expansiones no oficiales por parte de compañías y de los propios jugadores (dos de ellas aprobadas por la propia Blizzard), pero al fin llegó a nuestras manos, teníamos Starcraft II, partido por tres

Así es, Starcraft II viene partido en tres juegos (uno para cada campaña), aunque la primera impresión pueda ser negativa, ni mucho menos, estamos ante un juego que ofrece mucho y que como Starcraft en su día, deja con ganas de mas, mucho mas…

Starcraft II: Wings of Liberty transcurre cuatro años después de lo que vimos al final de la campaña de BroodWar. Mengsk ha consolidado completamente su poder como Emperador y domina el Dominio con mano dura. Jim Raynor le hace frente cuando puede y como siempre su principal motivación es la venganza contra Mengsk (aunque nunca dejaría de lado a un inocente) y de Kerrigan se sabe poco o nada, los Zerg mantienen sus “fronteras” y los Protoss como siempre vigilan desde las sombras lamiéndose las heridas de la última gran guerra.

En un momento de relativa “paz”, Tychus, un viejo camarada de Raynor aparece para proponerle un trato, robar un viejo artefacto Xel Naga de una excavación de Mengsk. Raynor accede tanto por la bonificación monetaria como por la subida de moral de destrozar los planes de Mengsk. Consiguen el artefacto sin problemas, pero los Zerg atacan tras haber estado casi cuatro años “hibernando”. Una nueva guerra comienza y una vez mas el destino de todo cuanto nos rodea esta en nuestras manos.

En Wings of Liberty manejaremos durante más de una veintena de misiones solamente a la facción Terran contándonos los acontecimientos desde el punto de vista de Jim Raynor. En todo momento tenemos una “base” disponible antes de cada misión en la que charlar con nuestros compañeros. Al principio esta base será una cantina que frecuenta Raynor, pero una vez terminada la tercera misión nuestro puesto de mando será un crucero de batalla que robamos en BroodWar

En primer lugar tenemos que tener claro que en Wings of Liberty elegimos el orden de las misiones (siempre se nos dará opción para elegir entre las misiones disponibles hasta que no queden mas), una de las primeras diferencias respecto al Starcraft original es que en cada una de estas misiones realizaremos un pequeño “tutorial” sobre cada unidad Terran (y de paso conseguiremos los “planos” para poder construirlas en las siguientes misiones) por lo que hasta bien llegados al “final” del juego no dispondremos de todo el poderío militar Terran.

El orden en el que vayamos eligiendo y completando estas misiones será la clave para llevar una partida tranquila o una partida realmente fácil. Y es que si las primeras misiones que elegimos son las mas “difíciles” y en las que conseguimos las mejores unidades, el resto de misiones serán muchísimo mas fáciles (y es que cuando tenemos cruceros o tanques la cosa cambia mucho).

Vemos como Blizzard ha aprendido muchísimo con juegos como Warcraft III a la hora de hacer misiones mas accesibles, con una trama mas elaborada y que no se basan en derrotar al enemigo y ya esta. A lo largo del juego lucharemos en un total de 27 misiones (una de ellas secreta) con una duración media de treinta minutos (dependiendo de la habilidad y la dificultad elegida).

Como hemos dicho las misiones han evolucionado bastante y vemos como en algunos mapas solo podemos atacar durante el día ya que al caer la noche los enemigos nos atacaran en grandes oleadas, un mapa donde tenemos que proteger un rayo excavador para abrir unas ruinas (y a su vez podemos usar el rayo para acabar con los enemigos) o crearnos una flota de cruceros para atravesar unos campos de energía que nos van haciendo daño gradualmente, las misiones son muy variadas.

Además en algunas misiones tenemos la opción de elegir entre dos misiones, estas elecciones serán cruciales para el resto del juego, ya que además de tener algún “peso” en el argumento, nos habilitara que tengamos un tipo de unidad u otra dependiendo de nuestra elección, o que en el siguiente nivel haya un tipo de enemigo u otro. Si añadimos que cada nivel tiene tres retos (a modo de “logros”) y cuatro niveles de dificultad, podemos decir tranquilamente que la campaña de Wings of Liberty tiene una duración más que asequible.

Como mayor “mejora” en esta segunda entrega, una vez consigamos nuestra nave como cuartel general, accederemos a tres zonas nuevas que dan mucho juego, la cantina, el arsenal y el laboratorio.

En la cantina además de conversar con nuestros compañeros, una vez pasada una misión en particular podemos contratar a mercenarios. Una vez contratados los podemos llamar en cualquier batalla durante el juego. Estos mercenarios suelen ser unidades normales Terran solo que mas potentes, y en algunos mapas pueden ser decisivas para una victoria rápida.

En el arsenal por primera vez podemos mejorar a nuestras unidades, cada unidad Terran y algunos edificios (como el bunker) tendrán dos mejoras disponibles. Cada mejora aumenta el “valor” de dicha unidad haciéndola mas dura o mas poderosa y si conseguimos tener un equilibrio entre nuestras unidades podemos hacer ejércitos auténticamente letales. Pero ojo, las mejoras no son gratuitas y habrá que elegir sabiamente cuales adquiriremos. El dinero lo conseguiremos acabando cada una de las misiones, por lo que no es “infinito” y habrá que administrarlo bien.

Y en el laboratorio conseguiremos mejoras Protoss y Zerg, durante nuestras misiones nos propondrán objetivos secundarios (algunos simples, otros muy difíciles) y si conseguimos estos objetivos conseguiremos puntos de investigación Protoss o Zerg (depende de la misión). Con cada cinco puntos de cada una de las dos razas accederemos a una mejora de dos posibles, solo podemos elegir una de estas mejoras por lo que habrá que estudiar detenidamente cual escoger (algunas opciones son muy claras, pero otras habrá que estudiarlas mucho). Si superamos la mayoría de misiones del juego conseguiremos todos los puntos de investigación ampliamente (si llegan a “sobrarnos” nos darán dinero por ellos).

Si Starcraft ha aguantado mas de diez años en un genero que recibe nuevas entregas todos los años, sin duda es por una jugabilidad a prueba de bombas, y se llegó a la siguiente pregunta ¿hace falta cambiar o innovar en su jugabilidad?, la respuesta para mi es ciertamente clara, no hace ninguna falta. Aunque este punto se ha criticado con cierta “fuerza” por parte de los “enemigos” de Starcraft II, los que amamos esta saga agradecemos que no se hayan hecho muchos cambios.

Si cualquier jugador coge el Starcraft original y a continuación juega a su segunda entrega, vera que tanto en el manejo y control de tropas como en la administración de nuestros recursos la cosa apenas ha cambiado. Pero es justo lo que los que disfrutamos de esta saga pedíamos, no queríamos cambios experimentales, simplemente la misma fuerte jugabilidad aderezada con nuevas e increíbles historias, y por darnos esto, Blizzard, bravo.

La mejor forma de describir Starcraft es con una frase muy utilizada en el género pero que aquí cobra más peso que nunca, “fácil de aprender, difícil de dominar”. Con la campaña volveremos a “pulir” nuestros sentidos si hace mucho que no tocábamos la saga y jugando en los niveles de dificultad más altos iremos logrando cierta habilidad. Una vez jugadas varias partidas pensaremos que somos todos unos maestros del juego y nos atreveremos a dar el siguiente paso, y tras nuestra primera derrota nos encontraremos ante un nuevo y peligroso mundo, el multijugador.

Si Blizzard destaca por algo mas aparte de la calidad de sus juegos, es por ser a día de hoy una de las compañías que mejor trata a los usuarios y su modo multijugador es de los mejores. Partidas entretenidas, rápidas y sin muchos problemas (que decir eso hoy día es toda una gozada), aunque el principal problema por desgracia son sus propios jugadores.

Y no por que nos encontremos ante una comunidad “mala”, ni mucho menos, sino por encontrarnos ante una comunidad “experta”. En nuestras primeras partidas nos encontraremos con jugadores de un nivel similar al nuestro, pero llegara un momento en el que nos encontraremos ante auténticos genios que nos demostraran lo que podemos realizar con las unidades Terran, Zerg y Protoss (por que naturalmente podemos controlarlas a las tres). Una experiencia que engancha, y mucho y que aunque en algunos momentos pueda llegar a frustrarnos realmente nos “pulirá” aun mas y conseguiremos llegar a ser auténticos maestros de la guerra.

En definitiva estamos ante una nueva entrega de la saga que sigue los mismos pasos que su entrega original, Wings of Liberty viene para quedarse y aguantar como una de las potencias del género durante muchos años.  A día de hoy solo podemos decir que su mayor rival es el propio Starcraft y que de cara a un futuro no muy lejano esperamos con muchísimas ganas Starcraft II: Heart of the Swarm.

Starcraft II: Wings of Liberty es un juego al que hay que darle una oportunidad si no conocemos la saga, que nos dará muchísimas horas de diversión y que nos mantendrá en un constante “hype” sobre como continua esta magnifica historia. Colócate la armadura, coge tu rifle y a las trincheras soldado.

11 pensamientos en “[Review] Starcraft II: Wings of Liberty

    • Vas a encontrar un autentico juegazo, para mi es mejor que el Starcraft original aunque inferior a Warcraft III (grande Warcraft III), pero un JUEGAZO sin ningun tipo de duda ^^

  1. Pues a ver cuando puedo cogerlo. Realmente no se hasta que punto podria disfrutar de la “trilogia”, ya que yo siempre he sido muy de Terran. Los intentos de jugar con otras facciones siempre han acabado en fracaso absoluto….

    Y total, para enterarme del argumento ya te puedo preguntar a ti xD Le tengo ganas al juego, sobretodo por eso que comentas de que puedes jugar al primero y luego al segundo sin grandes cambios aparentes. Y con ciertas mejoras logicas en su desarrollo…

    Caera, pero no se cuando😄

    • Yo la campaña Zerg no la visualizo a dia de hoy la verdad (y no voy a entrar en spoilers) pero la campaña Protoss prometera ser epica hasta la muerte (POR AIUR!!! XD).

      Tienes que jugarlo ya, en cuanto termines lo que tienes a medias, debes pillartelo y jugarlo xD

  2. A mí se me haría muy agradable jugar. Al igual que rapso, soy partidario de Terrans así que está todo dicho. Esperemos las otras campañas, cuando salgan, estén a la altura de la Terran, incluso si está por encima mejor que mejor.

    Básicamente es que no vengo muy contento con el Starcraft anterior. Jugar la campaña Terran se me hizo una gozada, para mí que había mucha más dedicación. La campaña zerg y protoss (sobre todo estos), se me hicieron pesadas.

    Pero en fin, para mí el mejor juego de estrategia bélica sigue siendo el primer Command & Conquer de Westwood😄. Muy añejo, pero sentando muchas bases donde los juegos que han venido después se han reflejado. Aunque es cierto que éste se había reflejado en otros anteriores, pero aun así, me pareció el juego ideal.

    Saludos

    • La putada del primer Starcraft era su arco de dificultad y su falta de objetivos, la mayoria de misiones eran de “acaba con el enemigo” y poco mas (en esto Blizzard ha mejorado muchisimo con el paso de los años), pero vamos un juego que hay que jugar si o si por que es increible.

      Para mi el mejor juego de estrategia es Warcraft III, juego al que le he dedicado cientos de horas entre partidas multijugador y mods y mods y mods creados por los jugadores.

  3. Como “gamer” tengo que suplir muchas carencias y una de ellas es probar un Starcraft, pero con tantos títulos pendientes por alguna razón me asusta empezar un juego de semejante magnitud.

    Un saludo!

    • Te comprendo, la de titulos que tengo yo esperando a ser jugados pero que entre otras pasiones y los juegos que salen constantemente…

      Starcraft es un muy buen juego, con una expansion increible y ahora Starcraft II que lo supera en todos los aspectos. Si te gusta el genero tienes que probarlo algun dia, y si no, tambien xD

      Pero no hay prisa, los juegos siempre van a estar para que los juegos asi que cada uno a su ritmo y que juegue lo que pueda cuando pueda ^^ Saludos ^^

  4. Buenas! Soy el administrador del blog diosdira.wordpress.com. Desde que me comentastéis alguno en la entrada sobre el “God of war III” tenía pendiente zambullirme por aquí. Un placer, felicidades por la página.

    Lo cierto es que la primera parte del Starcraft me enamoró perdidamente, a día de hoy creo que es la mejor historia dentro del género. El problema es que la segunda parte sólo conocemos un tercio de la misma, por lo que habrá que esperar (mucho) para ver el desenlace y poder juzgar. Desde un punto de vista argumental, pienso SPOILER que lo más interesante es lo protagonizado por Zeratul y su enfrentamento con Kerrigan, ya que lo cierto es que el final de la campaña propiamente dicho me dejó algo frío. También es cierto que tengo pendiente rejugarla ya más calmadamente, pero esa fue mi primera impresión.

    En cuanto al multijugador, lo cierto es que apenas lo he tocado, no soy un gran fan de las partidas de juegos de estrategia por Internet, y mucho menos con la cantidad de cosas que hay por probar (ya solo dentro del mundo de los videojuegos no me dan las horas!).

    Un saludete! Nos leemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s