Desde SEGA con amor (primera parte)

Como muchos de mi generación, me encontré ante el dilema de escoger entre Nintendo o Sega cuando era niño, entre Mario y Sonic. Solían ser las mascotas quienes decantaban la balanza para la elección. No sé si fue una predilección por Sonic o si fui una mente frágil, fácilmente impresionable y abducido por los anuncios televisivos del Canal Pirata Sega. Recuerdo como hacían gala de una alta dosis de marketing fraudulento y publicidad engañosa poniendo imágenes de Mega Drive en Game Gear… vaya perros, pero eran buenos anuncios.

Mi primera consola fue la Mega Drive, amén de que mi virginidad en el mundo del videojuego se la llevó el Commodore Amiga. Pero después de eso aposté de forma enfermiza por Sega hasta su último aliento, hasta el fin de sus días. Desde la MD hasta la última máquina de Sega, pasó por mis manos. Supuso un gasto desmesurado, tener una paciencia estoica y ser todo un adalid de ahorro. Pero todos sabemos como acabó el panorama y como acabó Sega, naufragando sin remedio. Quizá no fue la mejor de las decisiones esa obsesión, pero Sega dejó granes títulos que no merecen caer en saco roto. Así que le rindo un pequeño tributo a la compañía con unos tops algo subjetivos de las joyitas que nos dejó.

 

Mega Drive

También conocida en otros lares como Sega Genesis. Los 16bits reales que competían con Super Nintendo e incluso se hizo con el mercado de varios continentes superando a ésta considerablemente. Tuvo una segunda versión que mejoraba ciertas cualidades. Pero por mucho que Sega se empeñara en sacar periféricos y consolas tecnológicamente superiores para intentar catapultarse más allá y dejar atrás a la Super Nes, ni siquiera pudieron superar a su propia Mega Drive. Estas malas decisiones junto a los altos costes, devolvieron a Nintendo el mercado que le había correspondido anteriormente (la avaricia rompe el saco). Mega Drive siguió siendo lo único que dio la talla para Sega. Curiosamente, tan importante es la consola, que todavía se sigue fabricando en Brasil de forma muy exclusiva, incluso mucha gente desconoce la existencia de la Mega Drive 3 y la Mega Drive 4.

 

10. Chuck Rock

Tal vez muchos no veáis este juego como merecedor de ser de los primeros, pero se podría debatir sobre ello. Cuando Mega Drive todavía estaba extendiendo las alas para tomar el vuelo, su catálogo de juegos era más bien flojo en lo que podían ofrecer. Chuck Rock fue uno de los primeros juegos de altísima calidad, tanta, que si hubiera salido en la última hornada de juegos para Mega Drive, seguiría siendo un gran juego que no desentonaría. Antes de que Lara Croft fuera el icono de Core, Chuck Rock ocupaba ese lugar para la compañía.

Situándonos en época prehistórica ficticia, llevamos a un neandertal con cuatro hojas de taparrabos. Nuestra única arma era lanzar rocas y nuestra barriga para llegar a rescatar a la chica (lo típico de aquélla época). Era todo un espectáculo visual, muy colorista, desbordante de imaginación y humor por todos lados. Música memorable y muy divertido, con una dificultad muy ajustada. Su segunda parte también mantuvo la línea en todos los aspectos.

 

9.Dynamite Headdy

Fue uno de los últimos y mejores juegos de acción/plataforma en exclusiva para MegaDrive. Un juego de estética realmente extraña e hilarante en el que encarnábamos a Headdy, un personaje que junto al resto parecían ser marionetas en un mundo propio. Éramos el actor estrella de un teatro y un malvado rey secuestraba a nuestros camaradas para convertirlos en secuaces de su ejercito. Para llegar hasta él, teníamos que vencer a sus guardianes, en especial a nuestro némesis, representado por un actor secundario que nos tenía envidia. Era la cabeza de un gato que podía tomar prestados múltiples cuerpos…

Headdy atacaba lanzando su cabeza y podíamos hacerlo en cualquiera de las 8 direcciones. Para darle al juego mucha más variedad, headdy podía transformar su cabeza en casi 20 variedades distintas que nos permitía realizar todo tipo de ataques que iban dando diferentes dinamismos y experiencias al juego, así se evitaba cualquier monotonía. Y al representar un mundo de marionetas, nos metían en un sinfín de escenarios de todo tipo. Un juego muy desafiante, bastante difícil. Por algún motivo a los europeos y a los americanos nos lo obsequiaron con una dificultad endiablada en comparación a la versión japonesa. Aun así, tan raro estéticamente como divertido.

 

8.Shinobi III: Return of the Ninja Master

Para la mayoría, es el mejor de la saga de las aventuras de Joe Musashi. No por argumento, ya que era de lo más simple, nuestro archienemigo regresaba para dominar el mundo, salvo que esta vez venía acompañado de un clon malvado de Joe. Lo que demostraba el juego, era el cenit de la experiencia Shinobi como nunca antes. Buenos gráficos y una apuesta más profunda por la agilidad y la velocidad. Se vio reducido el apartado de dificultad que tanta fama tenía la saga, pero un así, seguía siendo todo un reto. Un desafío asequible que divertía, curtiendo a cualquier jugador para este tipo de juegos. En esta parte, a Joe se le dotó de nuevas técnicas, cada una de ellas muy útiles para cualquier momento del juego. Además, la respuesta del personaje y sus acciones como poder correr o escalar por las paredes, le daban mucho más vida a la experiencia ninja. Depender de la velocidad no sólo para atacar, sino para el esquive, además de servirnos de todas las cualidades del personaje, nos hacía sacar la mayor de las pericias que podíamos albergar. Si a eso se le añadía el atractivo de ponernos en distintos niveles y situaciones como montar a caballo o hacer surf, todo se convertía en pura satisfacción.

 

7.Vectorman

La segunda parte del juego también podría mantener este lugar. El juego nos situaba en un futuro donde la humanidad se vio obligada a emigrar a otros planetas por culpa de la polución que habían provocado en la Tierra. Para poder volver algún día, deciden dejar a las máquinas para que limpien el planeta. Nuestro protagonista, Vectorman, era uno de estos robots limpiadores, con la tarea de llevar todo producto tóxico al Sol. Al volver de uno de sus trabajos se encontraba con un caos, la mayor de las máquinas había sufrido un accidente que la había vuelto loca y se autoproclamaba Warhead, emperador de la Tierra. Mediante las redes informáticas controlaba a todas las máquinas con el fin de exterminar a todo humano que osara volver. Pero al haber estado ausentes, Vectorman no caía en su dominio y él siguió programado para que el planeta volviera a ser lo que era. Vectorman fue lanzado como respuesta a Donkey Kong, no como competencia, sino en términos visuales, ambos usando sus trucos para dar un apartado gráfico más allá de lo que podían abarcar sus respectivas consolas. Vectorman era una experiencia jugable enriquecedora, podía transformarse en distintas formas, así como disparar en cualquier dirección (algo que gustaba mucho que se empezara a aplicar en aquella época en este tipo de juegos) y usar propulsores. Era un personaje muy explotado donde hacía gala de un sinfín de versatilidades que nos regalaba una gran variedad de situaciones y jugabilidad exquisita. Un juego muy divertido que ha acabado siendo muy querido, y que demuestra un gran trabajo lleno de calidad.

 

6.Golden Axe

Aquí ya es cuestión de gustos para quien prefiera la segunda parte, yo, personalmente, le tengo más cariño a la primera. Golden Axe supuso una de las mayores adicciones de los 90 en las recreativas y en Mega Drive, un arcade de acción puro y duro. Nacía así una de las sagas más legendarias y que nunca será olvidada. Un juego tan bien hecho como simple y divertido. Por supuesto, el potencial del juego se exprimía cuando jugábamos con un amigo, donde el fuego amigo que tanto le gusta a Rapsodos, estaba presente.

Con tres personajes a escoger, el bárbaro (versátil), la amazona (magia más poderosa), y el guerrero enano (más duro y resistente), teníamos que cruzar el reino de Yuria y rescatar al rey y a la princesa, hechos prisioneros por Death Adder mientras amenazaba al reino gracias a la poderosa hacha de oro. Hay que mencionar que la historia intentaba ser un poco más intrincada, donde los protagonistas arrastraban la venganza o estaban relacionados con nuestro enemigo. Con unos gráficos muy correctos, una ambientación medievo fantástica impresionante, el poder usar dragones como monturas, junto a una épica música y jugabilidad, han hecho de Golden Axe un estandarte de Sega.

 

5.EarthWorm Jim 2

Su primera parte no se queda atrás, pero me pareció más divertido y agradable la segunda parte. Qué puedo decir de esta lombriz embutida en el “super-ciber-traje-espacial-indestructible-ultra-supra-moderno caído del espacio” que no sepamos ya. Doug TenNapel y David Perry volvieron a adentrarnos en el desternillante, surrealista y paranoico mundo de Jim, donde la originalidad era cualquier excusa creativa que se le pudiera meter aunque no tuviera ningún sentido. No hacía falta buscar explicaciones a tanta locura, sencillamente, aceptar todo lo que nos aparecía en pantalla. Acompañados por nuestro moco verde Snott, teníamos que rescatar a la princesa What’s-Her-Name de una boda forzada con nuestro villano predilecto, Psy Crow. Aunque no dista mucho de ser un plataformas al uso, EWJ suponía una delicia jugable, fusionado con toda su irreverente ambientación. Pero además, daban acto de presencia pequeños cambios de género en varios niveles, como por ejemplo, preguntas trivial, fases arcade o una carrera de maratón y, además, muchos de ellos no eran lineales, sino que había varios caminos. Fuera lo que fuere, Jim siempre se ha hecho querer por todos, tiene algo especial que siempre es bien acogido por su propia magia.

 

4.Flashback: The Quest for Identity

Flashback supuso para mí uno de los primeros juegos más orgásmicos. Era un título que mezclaba varios géneros: exploración, aventura, plataformas, acción y puzzle. Irremediablemente, su mecanismo recordaba a Prince of Persia, y más todavía a Another World (he tenido un gran dilema en cual poner en la lista), pero en este caso, su lograda ambientación se desarrollaba en una época futurista. Asumiendo el rol de Conrad, del que sólo podremos saber que es todo un enigma por su amnesia, deberemos ir avanzando en una aventura compuesta por distintos escenarios e intentar descubrir quien somos. La historia era muy digna, pero bebía de influencias como Blade Runner y Desafío Total, así como de servirse de varios clichés como recurso considerable. Aun así, aquella época de 16bits no estaba muy dada en centrarse en argumentos, así que se agradecía este estilo de juegos donde la diversión en el avance era equiparable al argumento. Juego de culto que hay que conocer sin lugar a dudas.

 

3.Streets of Rage II

Al gusto de cada uno, a quien le gustara esta saga podía tener más favoritismo por cualquier otro de los capítulos. Incluso la primera parte, con sus limitaciones, ya era toda una genialidad. Otro gran icono de Sega que será difícil de olvidar. El mejor beat’m up arcade repartiendo caricias por las calles a todo lo que se mueva. A ver si aprenden de la vieja escuela.

Divertido, carismático e incansable, así era Streets of Rage. Gráficos agradables, buena banda sonora, distintos escenarios y gran variedad de enemigos, diversión garantizada sobretodo si jugábamos con un amigo. En esta segunda parte teníamos que rescatar a Adam (personaje seleccionable en el primero) pudiendo llevar a cuatro personajes: Axel, Blaze, Skate y Max, cada uno con su propio estilo y ataques. Siempre fue un título que pudo presumir de la mayor variedad de golpes que se podían ver en este tipo de género, y que fue un referente para otros que le siguieron. Obligado “must have” si se tenía una Mega Drive.

 

2.Comix Zone

Posiblemente, me atrevería a decir que es de lo mejor que tuvo el catálogo de MD, juego único y sin secuelas donde se puso toda la carne en el asador. Salido de la nada y sin hacer mucho ruido, Sega presentó un título impresionante abastecido única y exclusivamente por pura maestría. Gráficos increíbles llenos de color y detalles que ponían al límite la consola, acompañado por una gran banda sonora. Una aventura Beat’m up desbordante de calidad, con un gran plantel de golpes que supuso una grata sorpresa. Únicamente pecaba por la corta duración, aun así, no era nada fácil pasarse el juego. Nuestro protagonista era Sketch Turner, un pandillero dibujante de cómic que era absorbido por su propia historia en el papel. Dentro de su propio cómic se ve amenazado por sus propias creaciones. Mortus, el villano que el propio Sketch había creado, se materializaba en el mundo real, y como dicta la ironía, quería que su propia obra acabara con el artista. Mientras avanzábamos de la forma más original por páginas de cómic, saltando de viñeta en viñeta, Mortus iba dibujando cualquier obstáculo para ponernos las cosas difíciles. Juego excepcional de obligado catado.

 

1.Sonic & Knuckles

Supongo que era de esperar que el primer puesto se reservara a Sonic. Todo Sonic era un obligado “must have” para cualquier amante de Sega. Incluso cada parte abarcaría toda la lista del top, pero he preferido hacer algo de trampas para no aburrir y no acabar haciendo una lista insípida. Supondremos que cualquier Sonic merece un primer puesto dependiendo de los gustos de cada uno. La gran mayoría siempre ha dicho que la segunda parte es la mejor de la saga, pero mis preferencias se las lleva Sonic & Knuckles.

Alguno puede pensar que lo he escogido por el hecho de que el cartucho del juego permitía acoplar cualquier otro Sonic, pero no. S&K no fue un oportunismo ni un Sonic más para sacar tajada, fue un juego de gran dedicación y gran acabado. Me parecía un juego perfecto de principio a fin sin necesidad de añadirle nada. Cada nivel y cada melodía que lo acompañaba era un modelo a seguir, en mi opinión, la culminación más esplendorosa de Sonic. Lo único que le podría contrarrestar, es que la aventura de Knuckles se hacía algo más blanda en comparación a la del mítico erizo azul.

 

Mega CD

También conocida como Sega CD. Por decirlo de una forma suave, fue la mayor de las aberraciones que creó Sega. No por mala máquina, sino por horrenda política, no hacía falta su existencia. Ni Sega Saturn ni Dreamcast, el principio del fin de Sega fue esta… cosa, fue la que empezó a cavar la tumba. Tal vez, sólo tal vez, si este aborto nunca hubiera existido, y si Sega hubiera aprendido de sus errores, quizá hoy en día todavía tendríamos una consola suya en esta generación. Algunos lo consideran una consola, otros un periférico, y oficialmente es lo segundo, pero extraoficialmente es basura cósmica. Que un periférico que debería representar una segunda cabeza que le sale a Mega Drive, cueste más que ésta, es para hacérselo mirar. Pero había que pagar los costes de producción por su tecnología.

Este fue el intento para querer alejarse del resto y que supuso un fracaso sin precedentes. Tan cara como una Play 3 hoy en día y enfocada de la forma más desacertada. Por aquel entonces, Mega Cd demostraba un catálogo de juegos basado en una especie de películas interactivas con actores reales. A primera instancia impactaba, y parecía que tuviera que ser el futuro apostando tempranamente por el formato CD, pero una vez veíamos la realidad y de qué modo se jugaban, no acabó de cuajar, convirtiendo a esos juegos en una moda pasajera. La prueba de todo este fracaso, es que esa clase de juegos son inexistentes hoy en día y nunca más se volvió a apostar por juegos de esa índole. Los demás títulos eran reediciones que ya tenía la propia Mega Drive, pero mostrando un mejor acabado, más depurado y una calidad de audio máxima.

Mientras, Nintendo, de la forma más inteligente como siempre ha demostrado, no tuvo ninguna prisa. En vez de apostar por nuevas máquinas, prefirió dedicarse a la tecnología del cartucho. Con el uso de ciertos chips internos en los cartuchos, hacían que éstos trabajaran por su propia cuenta además de la consola. Así se iba consiguiendo un mejor rendimiento en los juegos, pudiendo ofrecer cosas que iban más allá de lo que se había visto en la consola. Así pudieron aparecer títulos como Donkey Kong o Yoshi’s Island, con un aspecto visual que parecía ir más allá de lo que podía ofrecer la máquina y explotarla al máximo.

No me extenderé demasiado con esta, porque aunque dejó algunos destellos de calidad en algunos títulos, no hay mucho que decir.

 

5. Night Trap

Era de los pocos que se salvaba de la quema en esa especie de películas interactivas. Un juego muy simple, pero que se hacía curioso y divertido. Representábamos una especie de empresa de seguridad en una casa donde habían desaparecido varias chicas. Pasado un tiempo, más atractivas mujeres venían a pasar la noche y teníamos que protegerlas de unos vampiros. El juego consistía en una especie de gran hermano, con cámaras situadas en las distintas habitaciones de la casa que teníamos que ir vigilando. Cuando encontrábamos a uno de los intrusos, debíamos activar una serie de trampas en el momento adecuado para atraparlos y proteger de este modo a las señoritas. También era necesario adquirir pases de seguridad para el uso de trampas o accesos a otras habitaciones. No había rebobinado ni nada, así que no existía el ensayo y error, si fallábamos muchas veces o se acercaban demasiado a las chicas como para secuestrarlas, el juego terminaba.

 

4.Road Avenger

Era un juego hecho arcade sobre raíles con animaciones de dibujos, un estilo a lo anime. Todo el juego metidos en un coche en espectaculares escenas de conducción. Su mecánica era simplemente el QTE, pulsar el botón que se nos indicaba en el momento adecuado. Por aquel entonces, el QTE era toda una novedad y resultaba muy adictivo, haciendo que el juego fuera una de las cosas más divertidas a las que se pudieran jugar. Su gran virtud dentro de su simple jugabilidad, era que los indicadores parecían hacer su función, no eran botones al azar, sino que lo que veíamos en pantalla respondía a la indicación que pulsábamos. Lo único que desquiciaba era tener que escuchar los indicadores de los botones a pulsar en todo momento.

 

3.Snatcher

Este es un juego que nunca llegué a terminar, principalmente porque estaba en inglés y yo todavía era un negado en el idioma. Me cansé de tener que estar con el diccionario al lado en cada momento, pero jamás creí que un juego de este género pudiera engancharme tanto a esa edad. Lo tengo como una tarea pendiente que quisiera terminar algún día. 

Creo que el juego fue desarrollado por Hideo Kojima, y si no recuerdo mal, vino antes de Policenauts. Tenía una narrativa muy madura, temáticas muy adultas y con un gran doblaje. Pero estaba salpicado por escenas eróticas que llegaron censuradas aquí. Era como jugar dentro de un anime de los explícitos que se hacían antes, dentro de una puesta en escena animada muy cyberpunk, inspirada principalmente por Blade Runner argumentalmente. Era un híbrido entre aventura gráfica y acción, con una gran densidad de conversaciones, de allí a que no pudiera más con el juego. Pero es un título divertido y muy interesante, donde se ven muchos guiños a Metal Gear.

 

2.Final Fight CD

Es cierto que esta obra de arte de Capcom fue hecha para multitud de plataformas distintas. El que le ponga algo de mérito para ponerlo en uno de los mejores de Mega CD, se debe a que posiblemente recibió una de las versiones mejor hechas. Sus gráficos eran mucho más nítidos que el resto y su jugabilidad más depurada, dejando atrás la tosquedad de otras versiones junto a un apartado sonoro muy por encima.

Un gran beat’m up clásico de repartir ostias a los malos para llegar hasta el final y rescatar a la chica. Siempre a la par y en competencia directa con Streets of Rage. Un juego algo difícil en ocasiones debido a que los enemigos no ofrecían tregua alguna y volvían a golpearnos nada más levantarnos del suelo. Con tres personajes ya muy conocidos: Guy, Cody y Haggar, cada uno con sus pros y contras, han hecho de este juego uno de los más afamados de la historia del videojuego.

 

1.Sonic CD

Tristemente, el que es posiblemente el mejor Sonic que jamás se haya creado en la historia, se la lleva una máquina que no disfrutó de ninguna gloria. Sonic CD fue un trabajo minucioso y a cuenta gotas, con una gran dedicación en cada elemento, como si con un bisturí hubieran extirpado lo mejor de Sonic y Sonic 2 para acabar cosiéndolo y ocupar el mismo lugar. Se daba como resultado unos escenarios con sprites que recordaban al primero, y una jugabilidad y diseño de niveles tan variados como el segundo. 

La curiosidad de Sonic CD, es que las Chaos Emerald dejaban lugar a las Time Stone. Éstas hacían de causa y efecto en el juego, haciendo que Sonic viajara al pasado, presente y futuro de cada nivel. Los escenarios cambiaban y los enemigos también, en un pasado más fuertes y en un futuro más débiles. Pero, sin embargo, las acciones que hiciéramos en el pasado podían acarrear consecuencias en el futuro. Así podíamos ver cuan devastados podían acabar los escenarios dependiendo de lo que hiciéramos, destruyendo o no a ciertos enemigos. Además de Robotnic, también se presentó en sociedad a Metal Sonic. Sin duda, uno de los títulos del erizo azul más completos y divertidos.

 

Esto es todo por el momento, en la próxima entrada pondremos punto y final al oscuro linaje de Sega. Como ya he dicho, estos tops son una opinión muy personal, pero no por ello mentiría en el hecho de que los que he comentado merecen estar en un puesto alto. Soy consciente de muchos juegos que no he incluido y no ha sido fácil elegir en este intento de lista prestigiosa, y ya cuento con los que se me han podido pasar por alto. Por ello os invito a comentar, a que hagáis ranking personal, o comentar algún juego que tengáis en especial estima y merezca ser comentado y recordado.

21 pensamientos en “Desde SEGA con amor (primera parte)

  1. Muy buenos tops y grandes recuerdos, en lo personal me fui más por el lado de Nintendo pero igual de Sega tuve “Mega Drive”, Saturn y Dreamcast.

    Me acuerdo que disfruté mucho de Shinobi 3, de los Sonics y sobre todo de Snatcher, estaba de lujo ese juego.

    Saludos!

    • Todos se fueron a Nintendo. Me siento marginado😄, pero me alegro que no me dejes solo y tuvieras máquinas de Sega, y por lo que veo tuviste las que merecían la pena.

      1 saludo, no te pierdas la siguiente, quizá más interesante

  2. Calumniandome en publico… se te notan las intenciones en el brillo de los ojos…

    De juegos de Mega drive jugue mas bien poquitos… el primer Streets of Rage en casa de un vecino, que viciabamos de lo lindo, a un juego de beisbol… algun sonic… pero poca cosa. Al Golden Axe solo en recreativa.

    Soy un gran desconocedor de muchas cosas, pero de la Mega Drive, sobretodo xD (y practicamente casi toda Sega me es desconocida).
    Aun asi, cuando me regalaron una Mega Cd, solo llegue a jugar al Road Avenger… vaya forma de morir una detras de otra…

    • Calumnias? Si nada más empezar un juego recibo un disparo,😄 si no fuera por los puntos de control que tanto adoras no llegaría nunca al final ¬¬

      Podrías conocerla un poco, yo me molesté en conocer a Nintendo ¬¬ pero valió la pena hacerlo😄

  3. Pues yo en esos tiempos apenas tocaba la consola (yo antes jugaba al futbol, hacia deporte, me movia😦 ) pero de pequeño siempre fui de Nintendo. Por lo que para mi Sega era el mal que no podia ni debia mirar xD

    Ademas la mayoria de mis amigos tambien tenian las consolas de Nintendo y que yo recuerde solo uno tenia las consolas de Sega (Alexis que personaje que era xD). A dia de hoy he tocado algunos titulos de los que mencionas (hace muy poco Streets of Rage II xD) y no son malos juegos ^^

    Esperando esa segunda entrada que ya tocaras juegos que si conozco y he tenido el placer de jugar😄

  4. Yo fui de Nintendo, aunque perdí la virginidad con el MSX xD (ajaja suena fatal)
    Mi primera consola fue una GameBoy y no dormí durante una semana y el día que me la fui a comprar a una cristalería (sí, no es broma, era critalería y vendía consolas en el escaparate) tenía el estómago revuelto de los nervios. Me pasé toda la tarde jugando al tetris que fue el único juego que tuve hasta que un año después me compré el de los Tiny Toons, una birria de juego que se pasaba en hora y media.

    Después cuando salió la Super Nintendo ahorré pa comprarmela, 22,000 pesetas que fui con ellas solico a la tienda donde trabajaba mi padre y un compañero suyo me la dejó por ese precio. Esa noche fue mágica, preparamos una tele de tubo de 14″ en el salón en la mesa camilla y la consola y nos pusimos todos a jugar a Super Mario World.

    La lucha SEGA y NINTENDO era algo común en el colegio, Sonic o Mario, mis compañeros eran de Sonic pero yo no conocí a Sonic hasta hace unas semanas (en serio) que me bajé de la Store el Episodio 1 de Hedgehog 4 y me gustó tanto que me bajé ya todos los juegos aprovechando la oferta de navidad que me salieron tiraos.

    • “Esa noche fue mágica, preparamos una tele de tubo de 14″ en el salón en la mesa camilla y la consola y nos pusimos todos a jugar a Super Mario World.”

      Has descrito la noche en que estrenamos la Super Nintendo en mi familia. Todos junticos a jugar al Mario World en familia. Estas cosas parece que ya no se llevan tanto… :_(

    • No os pongáis tan tontos que se me salen las lagrimiyas recordando esos días T_T

      La verdad es que sí, había lugares realmente raros donde se vendían las consolas😄.

      Yo no sé si viví en otro mundo o qué, pero en mi colegio era una competencia sana, o sea, había un respeto por la otra. Quien tenía Super quería jugar a Mega Drive y viceversa. Debí vivir en el mundo de yupie. ¬¬

      PD: gracias por decirme que mola el Sonic 4 porque tengo ganas de ver qué es lo que han hecho. Esa apuesta retro y respetuosa me llama mucho la atención.

      Saludos y gracias por comentar

  5. ¡INFAMIA! ¿¡Cómo puede haber alguien que hable de SEGA cuando lo NORMAL es hablar de lo chupiguay que era Nintendo y sus Marios y sus Zeldas? ¡Al calabozo, de cabeza!

    Aún siendo nintendero de pura cepa, me conozcco todos esos juegos y he llegado a pasarme algunos (Flashback dios :D). Dinamyte Headdy y Comix Zone son dos espinitas clavadas que tengo. El DH me lo iba a pasar el año pasado pero al final no tuve ocasión. Fue una iniciativa en un foro de internet de jugar juegos retros todos a la vez para compartir impresiones; empezamos con Another World, luego Sonic CD, Demon’s Crest, Sunset Riders… La verdad es que la inciativa estaba genial.

    Bueno, que me enrollo. El Sonic CD no mola tanto. Demasiado recargado y caótico para mi gusto. Me quedo con la trilogía original o la de Game Gear😛

    • Es que siempre mola hablar de difuntos famosos😄 Cuanto más muerto y enterrado más revalorizado está todo😄

      Nintendo no tiene gracia si sigue viva.😄 supongo que yo fui… “¿seguero?” -_-‘ pero la Super Nintendo fue una máquina que me encantó, me hubiera gustado tener las dos pero todavía dependía de mis padre. Que si demasiado caras, que con una tienes suficiente, te distrae de tus obligaciones… bah. Lo que puedo asegurar, hablando por mi, es que no me arrepentí de la decisión. Ni creo que nadie se arrepintiera fuera cual fuere de las dos.

      PD: Dynamite Heady es chungo de cojones, transpiras porque exige mucha habilidad, y Comix Zone no es que se quede atrás precisamente, pero es más asequible. Sobretodo te recomiendo que te quites la espina porque son de mucha calidad atesorada

      PD2: gran iniciativa esa del reto, sí señor.

      PD3: no te gustó Sonic CD? ¬¬ Maldito sacrílego blasfemo XDDD. Nah, eso es cuestión de favoritismos, yo es el que veo mejor hecho, pero me sigo quedando con S&K

      • Por cierto, antes tuve la Game Gear que la MD, pero no me acuerdo de qué títulos tuve, salvo un Sonic y creo que Batman Returns. Lo único que puedo recordar es que era una chupóptera de alcalinas, seis pilas en apenas 2 horas. Otro fracaso, y en portátil😄. Y sólo fracaso por eso, porque de calidad era muy buena.

    • Bueno yo siempre digo que da gusto ponerse algo nostálgico y darle a algo retro, pueden suponer horas y horas de diversión muy gratificantes.

      ! saludo y gracias por comentar

  6. Bueno yo personalmente nunca tuve la oportunidad de adquirir una consola de SEGA pero si pude disfrutar de la Genesis (o MegaDrive como la conocen ustedes) gracias a un buen amigo. Y la verdad que tenía juegos excelentes, entre los que más recuerdo estaba el Mortal Kombat 2, Sonic 2, Another World, Primal Rage, entre los más divertidos que pude probar. Era una gran consola sin duda, sin nada que envidiarle a la SNES.

    • Another World es parte de la historia importante en el videojuego. Un atemporal que demuestra un paso más adelante que el resto. Juegos así son un culto para esta industria, los que hacen época. Bien por haberlo jugado.

      La verdad es que ni una ni la otra tenían nada que envidiarse, era una competencia sana. Quien tuviera las dos, bien contento que podía estar.

    • Son de agradecer estos recopilatorios. Mirar atrás y ser retroactivos es algo que nunca nos quitaremos de encima. Aunque no acaban teniendo el éxito que merecen debido a la emulación gratuita.

      1 saludo, gracias por comentar

  7. jajaa a decir verdad creo que nunca en mi vida alcance a probar un(a) Sega, quizas los juegos si, por las versiones que sacaban para otras consolas-dicese Final Fithgt- y algunos juegos en computadores como el del gusano😀. Siempre quedare con la duda si era o no era mejor que la SNESS, pero tampoco negare que disfrute mucho jugando a los Super Campeones, Speedy Gonzales, MK, Ninja Turtles, etc !

    Ah! y Killer Instinct xD

    • Tranquilo que no te quedarás con la duda. Cualquiera de las dos era una buena elección, y quizá Nintendo era más portentosa por la cantidad de juegos. Pero cada una tenía sus razones de peso, que eran los juegos exclusivos.

      Todo dependía qué te hacía inclinar más hacia un lado que por otro. Al final, por norma general, quien se quedó con Mario, nunca le vio la gracia a un Sonic y viceversa. Yo he podido jugar a todo lo posible de Super Nes y aunque quizá aprecio que tenía más sustento, nunca me arrepiento de haberme comprado la Mega Drive. Así que estoy seguro que si la probaras, tampoco te arrepentirías de tu decisión.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s