Bionic Commando

 

Parece que las grandes compañías no quieren dejar de lado sus títulos más añejos y, mientras se dedican a desarrollar las nuevas obras para la actual generación, se niegan a dar por muertas las franquicias del pasado que las llevaron a la cumbre donde ahora se encuentran. Demasiado trabajo, poco tiempo y poco personal para poder dedicarse a todo, así que las compañías recurren a la ayuda de otros. Konami, con los últimos Castlevania de dudosa calidad, decidieron dejar en manos de Mercury Steam su nuevo título de la saga, dotándolo al fin de un resultado más que digno. Y Capcom, decidió dejar su franquicia de Bionic Commando en manos de GRIN, una compañía que no ha desarrollado excelencias precisamente, pero tampoco nada mediocre.

Pocas veces, por no decir ninguna, he llegado a ver tanta controversia en un juego donde dispares opiniones tan contrarias dejan a cualquiera muy dubitativo. Y no sólo hablamos de los jugadores dejando opiniones en foros, sino también de los medios especializados que le han dado calificaciones de todo tipo, desde un bien regular pasando por notable, a notables rozando el sobresaliente (y alguno hay que le ha puesto excelente). Está claro que Bionic Commando queda aprobado, pero hay un abismo y una gran diferencia entre según qué puntuaciones que convierten al juego en una cosa u otra, convertirlo en un recomendado o en un ‘no vale la pena’. Al final, el propio experto en videojuegos siempre acaba siendo cada jugador, porque nadie va a decirte qué te va a gustar y qué no. No hay universidades ni academias de expertos en críticas videojueguiles como si de una cata de vinos se tratara. No hay una norma establecida y las puntuaciones acaban siendo subjetivas. La diversión siempre recae en la responsabilidad de cada uno y lo único que podemos hacer es plasmar la experiencia vivida y servir de orientación a otros.

Bionic Commando no fue agraciado por una crítica al unísono. Veía las críticas y eran dos frentes totalmente opuestos e igual en número prácticamente, así que me encontré con un gran dilema de si me hacía con el juego o no. Elaborando una lista mental de pros y contras según las opiniones de la gente, acabé por decidir adquirir el título. La primera de todas que me empujó a hacerlo, es que era Capcom, y aunque podamos poner en duda cosas recientes, siempre han tenido mi voto de confianza por todo lo que han llegado a aportar a la industria; en segundo lugar, es que era Biónic Commando, me costaba creer que un nombre de tal calibre y con historia se dejara en malas manos si Capcom decidió convertir al juego en Lázaro; y en tercer lugar, muchas de las críticas negativas me parecían carentes de peso, incluso algunas me parecían absurdas opiniones injustificables para decir que fuera un juego malo, por no decir, que esas supuestas negativas, suponían un aliciente y un añadido a la diversión por los defensores del juego que les había gustado. Habían más factores, pero estos tres fueron de suficiente peso para decidirme.

 

Tras el éxito y el buen hacer de GRIN con Bionic Commando Rearmed, remake del juego original de antaño, Capcom decidió dejar en sus manos el que sería un nuevo capítulo de la saga. Sin embargo, el juego podía haber dado más de sí, GRIN había desaprovechado una oportunidad de oro con un juego que atesoraba historia. La apuesta y el enfoque eran correctos, mostrando un máximo respeto en la funcionalidad del personaje. Aunque pasara a las 3 dimensiones, se trasladó muy bien el concepto del juego original cuando nos referimos a lo que ofrece su jugabilidad. Aun así, se puede palpar la sensación de haberse dejado cosas en el tintero que explotaran todavía más su apuesta jugable. Lo que nos ofrece ya es grande, pero es una pena, porque podía haber sido mucho más de lo que ya es. Es como si los chicos de GRIN hubieran alcanzado un nivel óptimo y no quisieran arriesgar más. O quizá el temor de faltar al respeto a los que conocen bien el juego original y hacer una obra que no pareciese Bionic Commando. O puede que no supieran como darle más vida al juego, quien sabe.

Lo que sí es seguro es que el trabajo de GRIN ofrece algo que está a medio camino entre los jugadores que conocen la saga del pasado y, a la vez, atraer a los nuevos jugadores que desconocen las aventuras de Nathan Spencer. Y no es ningún problema no ser conocedor de esta saga, porque además de que podemos disfrutar de un lavado de cara del remake, el juego nos ofrece una mimada documentación para conocer el argumento del juego pasado y ponernos al día. Podremos conocer bien la historia de nuestro protagonista, o a un gran mito de personaje en el mundo de los videojuegos, Super Joe.

 

Nathan Spencer y Super Joe siempre han ido de la mano en esta saga, ensalzando un argumento correcto pero al que no le doy ningún mérito porque no hace más que recordarme a Metal Gear. Da giros argumentales muy similares y el héroe traicionado por el mundo pero que aun así quiere salvarlo a su manera (¿eres tú Big Boss?). Pero en fin, no es ninguna novedad que esta industria está plagada de clichés y nos sigue gustando igual, y tampoco os voy a destripar ahora toda la historia, largo de contar e innecesario. Aun así vamos a situar un poco el punto de partida de éste Bionic Commando. Nos encontramos en un mundo donde radica la biónica, prótesis para miembros amputados que ofrecen la misma funcionalidad que los miembros originales pero haciéndolos más poderosos, y nuestro protagonista, Nathan Spencer, un soldado de élite, lleva un brazo biónico. Por ciertos motivos, Nathan es hecho prisionero, traicionado por sus superiores y encarcelado esperando la pena de muerte. Paralelamente, desastres acontecidos por los biónicos y que tensaron la cuerda en la sociedad y la opinión pública, provocaron que el gobierno pusiera en marcha la purga biónica al considerarlos gente peligrosa.

 

En medio de todo esto, se inicia un ataque terrorista de la mano de BioReign, un grupo defensor de los Biónicos que diezma Ascensión City con un ataque nuclear, miles de personas mueren y la FSA., el grupo de defensa liderado por Super Joe, se ve superado por las circunstancias. Toca pedirle ayuda al bueno de Spencer pues ya salvó al mundo. Tras ser utilizado y traicionado ahora le necesitan así que, como es obvio, se niega en rotundo aunque expugnen su sentencia de muerte a cambio de su ayuda. Pero Super Joe sabe donde tocar la fibra sensible de Spencer y acaba por convencerle de que colabore. Tras meditarlo, Spencer acepta y le vuelven a reunir con su queridísimo brazo biónico. Así empieza nuestra aventura.

Como ya debéis deducir, la gracia y centro de atención del juego se centra en el uso del brazo biónico de Spencer, el cual nos otorga un interesante abanico de acciones y posibilidades diversas, desde ataque a medio de transporte. Pero aquí se alza el primer conflicto entre las crítica de los usuarios, la supuesta complejidad del control de Spencer. Es cierto, a primera instancia no resulta nada fácil hacerse con el manejo del brazo biónico, pero tampoco es que llegue a ser nada del otro mundo hacerse con el control al cabo de una hora de juego, y mucho menos afirmar que por ello es un juego chapuza. Que nadie se engañe, el control es bueno y mucho. Una vez dominado, la aventura se vive de otra manera, el juego padece una transformación para el jugador, una jugabilidad agradable y fluida deleitándonos en cada salto cual Spiderman con su telaraña. Pero a diferencia de los juegos del hombre araña, que tenía sus automatismos para lanzar la red y engancharnos a cualquier lugar sólo pulsando un botón, con Spencer deberemos apuntar al sitio que queremos engancharnos, sin dejarnos las cosas tan masticadas. Personalmente, a mi me agrada más esa complejidad y que me den ciertos retos, y una vez dominado nos sentimos como pez en el agua haciendo las cosas infinitamente más divertidas. Incluso el sistema de logros o trofeos supone uno de los mejores que se han visto. No se centra en superar niveles sino en las proezas que conseguimos con el brazo biónico, un auténtico reto para los que buscan desafíos que poco a poco se tornan más complejos de conseguir. Es un sistema de control al que hay que comprender antes que tirar el mando por frustración.

 

En lo referente al ataque, mientras avanzamos en la aventura iremos ganando nuevos ataques, desde lanzar objetos como coches a agarrar a nuestros enemigos, o realizar embestidas como si fuéramos la piedra de un tirachinas. Y mientras uno de nuestros brazos queda ocupado por el brazo biónico, la otra mano queda libre para el uso de armas de fuego, lo que le da más dinamismo a la acción y poder combinar distintos ataques y estrategias.

 

Los gráficos del juego, otro punto de opiniones inconclusas entre jugadores. Es obvio que se le ven sus fallitos técnicos según las distancias, pero por lo general, la puesta en escena es bella, nítida y sólida. Es un apartado que en líneas generales está a un alto nivel, muy por encima de muchas otras cosas. Posee una buena variedad de escenarios y detallada construcción de personajes. De las cosas más impactantes que se ven, es estar balanceándose por la ciudad y entrar por el boquete de un edificio, donde pasamos a un escenario interior bien recreado y detallado, sin tiempos de carga ni esperas. Como si entráramos de repente a un mini nivel distinto orientando la jugabilidad desde otro punto de vista.

 

Según los retractores, lo peor es un efecto desenfocante o de neblina cuando nos desplazamos. Personalmente, no sabía ni que eso fuera un fallo gráfico, yo incluso aún tengo mis dudas, me parece más un efecto de velocidad al movernos para dar más impresión al balancearnos o en caídas libres. En fin, sea lo que sea, no creo que sea para tanto. Más molesto es una carga de texturas en Gears of War y no pasa nada. Lo que me resulta más fuerte es que alguien catalogue este juego como malo por semejante argumento.

Ahora bien, lo más absurdo que he llegado a leer es que el juego es malo por no ser un sandbox debido a la puesta en escena y que una ciudad quede limitada por radiación o abismos. Que nadie se equivoque, para nada este juego se concibió para verlo como tal, es una aventura de acción, un arcade que respeta los cánones del juego del pasado. Los escenarios tienen amplitud y profundidad, separados por zonas o niveles, pero no deja de ser un juego pasillero para saborear un buen arcade. Creo que incluso habría sido insultante para muchos convertir el que fue un referente arcade en un sandbox que no hubiera dado la talla al lado de otros. Detalles con sabor añejo que se conservan y mantienen su espíritu, incluso morir si caemos al agua (otro motivo de quejas), pero si hay alguien que no se ahogue en el agua llevando literalmente pies de plomo y un brazo que pesa una tonelada, me quito el sombrero. Y es que de toda la vida, caer al agua había sido la criptonita de Spencer.

 

Cuando un juego se convierte en un grande, nadie va a negar que el juego es malo sólo porque a alguien no le guste. Con un buen argumento dirá que no es un juego hecho para él y ya está, pero no diría que es malo porque a él precisamente no le guste. Bionic Commando es de los escasos que se queda en una incertidumbre, por lo que parece es querido o es odiado. Su grandeza fusionada con su simplicidad se queda en un ‘depende de cómo se quiera ver la botella’, si medio llena o medio vacía. Excepcional concepto o no. Lo que parece claro y en mi opinión, es que el tiempo ha acabado dando la razón a los que lo disfrutaron, convirtiéndose en uno de los principales juegos bajo demanda que más se cotizan. Como no, yo lo recomiendo, pero opiniones contrarias y con buenos argumentos pueden echar atrás a muchos, y son argumentos razonables con tanta validez como lo doy yo ahora. Ni siguiendo mi consejo, que aunque tenga buenas palabras para el juego y enmarcando sus defectos, tal vez no guste. Parece un extraño caso de un juego hecho para unos pero no para otros, nunca para una mayoría.

 

En conclusión, y como intento de buen consejero, este juego me parece de un notable muy alto, que con algo más de empeño llegaba sobradamente a lo excelente. Un trabajo muy bien hecho pero que no se acaba de explotar cuando vemos todo su potencial. Aun así, tiene su personalidad, es muy divertido y adictivo (que eso es lo importante) una vez manejamos el brazo biónico con soltura. Un sistema de desafíos que le da mas emoción y un apartado general bastante profundo en su conjunto, aunque si lo vamos despedazando, cada uno se torna algo superficial. Un poco más de esmero y profundidad hubieran supuesto un cambio considerable, pero parece que a los de GRIN les faltó algo de credibilidad en sí mismos y algo de ambición, y dejaron a este Bionic Commando en un muy buen juego un tanto simplista que no convence a todos.

By Sone

2 pensamientos en “Bionic Commando

  1. Buenas!

    La verdad es que a la gente le encanta quejarse y ponerle pegas a todo… No he jugado al Bionic Commando, pero no me extraña que muchos lo pusieran a parir porque últimamente hay mucho elitista que parece que le paguen para echar espuma por la boca. Motivos absurdos no faltan, por lo normal basta con echar un vistazo a páginas como Meristation para ver qué criterio gastan xD

    Luego yo me pregunto cómo puede ser que un juego como Alan Wake reciba tantísimas notas altas cuando no es más que un avanza-mata bastante sosainas, que sin la mitad de marketing y parafernalia que montaron habría estaría al mismo nivel que cualquier juego de “segunda”. A mí me pareció bueno, pero las cosas como son, no tiene nada que destaque en mi opinión, más allá del estilo de narración :S

    En fin, veo que está bien esto de ver las entradas por tags, me entero poco del tema aún, pero se descubren buenas páginas…
    Saludos!

    • Es que parece que haya niños que no tienen más pasado que la generación actual.😄. Además de elitistas diría que son superficiales. Cualquier tontería es lapidario para un juego.

      Aún no he jugado a Alan Wake, a mi lo que me hizo gracia es que la compañía que se encargó de la expresión facial criticaron a Heavy Rain por no ser realistas, y resulta que a los medios no les parece que sea para tanto lo que ofrece Alan Wake en ese apartado, mientras que Heavy Rain ha recibido elogios por ello😄.

      Los tags sirven para garrapiñar lectores con palabras clave, va bastante bien, ¿no? Pero nada hombre que a mi me han tenido que adiestrar para cosas como esa.

      1 saludo, y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s